En la historia de la humanidad, una de las muchas cosas creativas que el hombre ha hecho es buscar métodos de ejecutar a sus semejantes. Algunos en su momento se consideraron revolucionarios y se implementaron durante un largo periodo de tiempo. Algunos de estos modos de ejecutar a personas eran especialmente crueles. Ya no estamos hablando de un sistema de tortura para sacar una confesión o una información, sino simplemente aplicar la pena de muerte. En algunas de estas ejecuciones no quedaba clara la línea entre la tortura y el ajusticiamiento. Son muchos los métodos horribles que se crearon, aunque listamos en este artículo algunos de los más horrendos e inhumanos. Veamos por tanto algunos métodos horribles de ejecución que puede que no conocieras.

El toro de Perilio de Atenas

foto-1

Muchos conocen este invento para ejecutar gente como el toro de Falaris, por un dictador que los usaba en la antigua Sicilia. Sin embargo, este dispositivo fue creado por Perilio de Atenas, el cual era un herrero e inventor. Se trataba de un gran toro de latón completamente hueco y una puerta en un lado. Se trataba de meter una persona por este hueco, cerrar la puerta y encender un fuego debajo. En la cabeza del toro de latón Perilio había puesto una serie de tubos que supuestamente amplificaba los gritos de las víctimas y emitía un sonido parecido a los mugidos de un toro.

Irónicamente fue el propio Perilio la primera persona que probó este nuevo método de ejecución. Perilio mostró su invento al tirano Falaris y le explicó como funcionaba la “maquina”. Según se cuenta, al principio Falaris se quedó tan repugnado por este método que engañó a Perilio para que se metiera dentro para que hablara y así probar los tubos y sus sonidos. Una vez dentro, mandó cerrar la portezuela y encender un fuego debajo del toro. Según los escritos, Falaris le dijo que le daba el honor de ser el primero en probar su artística invención.

Perilio fue sacado del toro aun con vida y Falaris mandó que lo tiraran por un precipicio. Aunque al principio Falaris se había quedado asqueado de esta cruel forma de morir, fue aplicado como método de ejecución durante mucho tiempo.

Ahorcado, arrastrado y eviscerado

foto-2

Este era un método de ejecución muy común en Inglaterra, y se aplicaba en casos de traición, el cual era uno de los peores crímenes que se podían cometer. Solo se aplicaba este castigo a los hombres. Las mujeres acusadas de traición eran quemadas en la hoguera. Aunque suene increíble, este castigo se mantuvo hasta el año 1814. Esta ejecución seguía un procedimiento muy concreto y ninguna de las partes era agradable para el condenado.

Se empezaba por atar al ajusticiado a una vida de madera y era arrastrado por un caballo hasta el lugar donde iba a ser ejecutado. Una vez en el patíbulo, era colgado hasta el punto de casi asfixiarse. Se tenía que hacer con mucho cuidado para que no muriera en este proceso. Luego se le bajaba de la horca y se le tumbaba en una mesa. El verdugo entonces destripaba al condenado y quemaba las entrañas delante de el mientras aun estaba con vida. Acto seguido le era cortada la cabeza y si cuerpo desmembrado. Era una práctica habitual que cada parte del cuerpo se enviara a un lugar diferente para mostrarlo públicamente, y así servir de aviso.

La hoguera

foto-3

Morir quemado en una estaca de madera era un método muy usado en la antigüedad, y se hacía de dos modos. En una de las modalidades la víctima era llevada a una pared con una columna de palos de madera y atado a una estaca. El espacio entre la pared y el reo era rellanado con más madera. Se piensa que Juana de Arco murió de esta forma. La otra era atar al condenado a la estaca y poner pilones de madera hasta que le llegaran los muslos. Se el verdugo lo hacía bien, la persona se iba quemando desde los muslos lentamente subiendo hacia arriba, lo cual hacía que la muerte fuera especialmente lenta.

Sin embargo, muchas veces se hacían ejecuciones de varias personas en la hoguera. Esto permitía ciertas ventajas a algunos de los ejecutados, ya que muchos morían al inhalar monóxido de carbono antes de que el fuego llegara a ellos. Si el fuego era pequeño, normalmente la gente moría del shock o una parada cardíaca. Más tarde este método cambió por motivos humanitarios, y primero se ahorcaba a la víctima para luego quemarla de forma simbólica. Este era el método usado para quemar brujas en Europa.

La muerte en 1000 pedazos

foto-4

Esta horrible ejecución se realizó durante muchas décadas en China donde el último reo al que fue aplicado fue en 1905. Se trataba de hacer pequeños cortes al ejecutado en brazos, piernas y pecho hasta que finalmente era decapitado o apuñalado en el corazón. Esta pena capital era reservada para los que se atrevía a atentar contra la familia real. La última ejecución que se hizo fue documentada y fotografiada por el periodista y político americano Henry Norman, el cual estaba en China durante la última ejecución.

Según palabras de este testigo que hizo las fotografías de esta ejecución, el criminal fue atado a una especie de cruz. Tenía la mirada como perdida por lo que posiblemente había sido previamente adormecido con opio o alguna sustancia. Entonces varios verdugos empezaron a cortar trozos de carne del pecho y los muslos del reo. Esto se extendió durante varias horas hasta que luego se cortaron las orejas, nariz y dedos de las manos y pies. Seguidamente fueron cortados las manos y los pies a la altura de los tobillos y muñecas. Luego por los codos y rodillas. Finalmente el reo recibe una certera cuchillada al corazón y su cabeza es cortada.

La rueda

foto-5

Este método era también conocido como la rueda de Caterina y se usaba bastante durante la edad media. El reo era atado a una rueda de carro y sus brazos y piernas eran atados y estirados hasta el límite a los ejes de la rueda. Entonces se giraba la rueda mientras un verdugo golpeaba al reo con un martillo o barra de metal. Si se había decidido que la muerte iba a ser piadosa, después de romper varios huesos de los brazos y piernas, se daban varios golpes mortales para terminar. Cuando no se ofrecía piedad, se dejaba a la víctima en la rueda hasta que muriera de las heridas. Esto podía llevar días en ocurrir.

Era costumbre que una vez acabada la ejecución, se dejaran los miembros del ajusticiado en la rueda y esta fuera levantada en un poste. De esta manera las aves carroñeras podían alimentarse. En Francia se ofrecía algunas veces una gracia especial, y el reo era estrangulado antes de dar los golpes. Esto se hacía para ahorrar cualquier sufrimiento y en determinados casos.

Ejecución mediante la sierra

foto-6

Este cruel medio de ejecución consistía en poner a la víctima boca abajo y con una gran sierra cortarla por la mitad. Así de sencillo. Se empezaba por la ingle y se bajaba hasta la cabeza. Al estar dado la vuelta, el cerebro de la persona ejecutada recibía suficiente sangre para seguir con vida hasta que la sierra llegaba a órganos vitales en el abdomen. Existía una versión asiática donde se empezaba a cortar por la cabeza.

Este medio de ejecución se usó bastante sobre todo en Europa y Oriente Medio, aunque se tiene documentos que dicen que era el método de ejecución favorito del Emperador Calígula en la antigua Roma. También se usó bastante durante la ocupación francesa en España, donde los combatientes españoles reservaban este método de morir a los soldados franceses que caían en sus manos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here