Como posiblemente sepas, los tiburones blancos son animales que solo pueden vivir en libertad. Los casos donde se han tenido estos tiburones en cautividad han sido un fracaso. Aunque hay muchos videos donde se muestra que estos animales también les gusta acercarse a la costa, suelen estar en alta mar y hacen trayectos muy largos por el océano.

¿Pero pueden los tiburones blancos vivir en lagos? La respuesta es no, pero siempre hay excepciones a lo que parece más lógico. Se han dado algunos casos donde estos grandes depredadores han sido vistos en lagos donde se han dado las condiciones idóneas. Son lagos donde hay agua salada en lugar de agua dulce.

Se habla mucho de lo ocurrido en los ataques de tiburón de Nueva Jersey en 1916, donde un supuesto tiburón blanco se adentró muchos kilómetros en un río. Sin embargo, muchos expertos coinciden que seguramente fue un tiburón toro ya que pueden vivir tanto en agua salada como dulce.

En el año 2004 se pudo ver y documentar la historia de un tiburón blanco viviendo en un lago. Se trata del tiburón blanco del lago Naushon y te ponemos los dos videos de lo que pasó al final del artículo. Antes de eso te explicamos cómo fue ese fenómeno tan poco usual.

1 – El descubrimiento del tiburón blanco en el lago

Todo ocurrió el mes de septiembre del año 2004 en una costa de Massachusetts, Estados Unidos. En esta costa tenemos la isla Naushon, la cual es privada y perteneciente a la familia Forbes. Sin embargo, se puede ir de visita por ciertas zonas, y una de ellas pasa por un puente que separa el océano de un pequeño lago de agua salada que se adentra en tierra firme.

Las personas que primero dieron aviso del animal fueron Tuck Hayashi y Drew Colella. Estaban por la zona pescando en su barco y decidieron visitar la laguna, y al acercarse al puente vieron un grupo de gente interesada en algo. Todos miraban hacía el lago y se acercaron con curiosidad para ver qué observaban.

Habían visto algo grande entrar en el lago, pero no sabían muy bien lo que era. Había arrastrado unas redes que se habían puesto en la entrada del lago, precisamente para evitar la entrada a especies marinas desorientadas. Hayashi y Colella decidieron entrar al lago con su barca e investigar.

Al principio no vieron nada extraño y pensaban que los del puente habrían imaginado ver algo. Sin embargo, al rato pudieron ver en el lago una enorme aleta que claramente era de un gran tiburón. Al principio creyeron que era un tiburón peregrino que se había despistado y metido en el lago.

Los tiburones peregrinos se parecen mucho a los tiburones blancos vistos desde arriba. En este caso el tiburón parecía diferente a un peregrino por la forma de su aleta dorsal y trasera. Pudieron observar que se trataba de un gran tiburón blanco de al menos cuatro metros y medio.

Aunque parecía una secuencia de la película “Tiburón 2”, era algo que estaba ocurriendo de verdad por increíble que pareciera. Todo esto se confirmó cuando el tiburón blanco se acercó al pequeño barco de Hayashi y Colella. De hecho, el tiburón era casi tan largo como el barco que llevaban ellos.

2 – Un caso único que había que documentar

Después de varias horas observando al tiburón blanco nadando en el lago Naushon, los tripulantes del barco volvieron a casa y empezaron a realizar llamadas. Llamaron a familiares, amigos e incluso a grupo oceanográficos para confirmar que no fuera un tiburón peregrino en lugar de un tiburón blanco. Por lo que les dijeron si se trataba de un gran blanco.

Esta noticia comenzó a hacerse viral debido a que era una situación muy rara de ver. Decidieron documentarlo de algún modo para  mostrarlo al mundo, y para ello llamaron a un experto en filmar documentales llamado Adam Lazarus. Todo debía quedar grabado y así tener pruebas del primer tiburón blanco filmado en un lago.

Al día siguiente Adam Lazarus estaba en la isla Naushon junto a Tuck Hayashi y Drew Colella. El videógrafo estaba entusiasmado por tener la oportunidad de filmar algo único. No había apenas filmaciones de tiburones blancos fuera de su hábitat natural, y menos en un lago (aunque técnicamente no era un lago al tener una salida al mar).

Curiosamente, mientras Lazarus había llegado a filmar al tiburón, Tuck Hayashi ya tenía la idea de capturarlo. Era algo  muy complicado de hacer y ni siquiera Hayashi sabía por donde empezar. Por increíble que parezca, Hayashi quería cazarlo para que el tiburón sirviera de comida a la gente sin techo.

El gobierno americano había creado leyes en los años setenta que protegía a los tiburones blancos. Por tanto, Hayashi podía meterse en líos ya que si le hacía daño al tiburón quebrantaría la ley. Aun así, llevó en su barca su material de pesca para intentar capturar al animal.

3 – La filmación del tiburón blanco del lago Naushon

Los tres hombres fueron al lago al día siguiente de haber visto al tiburón con la esperanza de que siguiera ahí. Estuvieron navegando por la zona observando la superficie para ver alguna señal del escualo. Pasaron las horas y no había indicios de nada que se moviera en las aguas del lago Naushon.

Adam Lazarus admitió en una entrevista que en esos momentos se sintió frustrado por no ver al tiburón. Tenía la cámara  preparada para grabar algo único, y parecía que el tiburón había desaparecido.

Sin previo aviso una enorme aleta apareció a unos 50 metros del barco. El tiburón blanco no se había ido y Lazarus empezó a grabar para no perder detalles (las grabaciones las hemos dejado al final del artículo). Aunque estaba emocionado por estar captando estas escenas, reconoce que sintió miedo al estar en la misma área que un tiburón blanco de estas dimensiones. Nunca había estado tan cerca de un gran blanco y menos grabándolo desde un barco del mismo tamaño del escualo (o incluso más grande).

En un momento de la grabación el tiburón blanco se acercó al barco y se hundió por debajo. Esto fue el momento que más asustó a la tripulación, sobre todo porque habían visto películas como “Tiburón”. Estaba claro que el tiburón podía hacerles pasar un mal rato si decidía atacarles, y esto era una idea inquietante.

4 – El intento de cazar al tiburón

Después de un rato filmando al gran tiburón blanco en el lago Naushon, Hayashi pensó que ya era hora de intentar cazar al escualo. Lazarus se puso en contra de esta idea diciendo que aparte de ser ilegal, no era ético matar a un animal tan asombroso. Hubo una fuerte discusión y viendo que no podía convencer a Hayashi de su idea de cazar al tiburón, pidió desembarcar. No quería tomar parte en la muerte del tiburón.

Lazarus fue desembarcado y siguió filmando desde la orilla. Aunque no estaba de acuerdo con cazar al tiburón blanco, no podía dejar de grabar todo lo que estaba pasando. Era un documento único que tenía que quedar grabado en película.

Hayashi y Colella se dispusieron a pescar al gran blanco y empezaron lanzando al agua un gancho de gran tamaño. Normalmente lo usaban para pescar peces más grandes de lo habitual. Después de varios intentos, el gancho se quedó sujeto a la aleta del tiburón. Empezó una lucha entre los dos pescadores y el tiburón que se extendió por unos 20 minutos.

Lo cierto es que lo que no pensaron es que estaban intentando pescar un gran tiburón blanco desde una barca de su mismo tamaño. En entrevistas posteriores Drew Colella dijo que fue una tontería intentar hacer eso. De hecho, en varias ocasiones el barco estuvo a punto de volcar debido a las sacudidas del tiburón.

Al final el gancho se soltó y los dos hombres del barco desistieron de intentar cazar al tiburón. Vieron que al final acabarían en el agua y estarían en un problema muy gordo.

5 – La llegada de la División de Pesca Marina (DMF)

Cómo se ha dicho al principio del artículo, la llamada de Hayashi y Colella avisando del tiburón blanco, había suscitado mucha expectación. La noticia se había extendido por la zona, y al final llegó a oídos de Greg Skomal, el cual trabajaba en la DMF de Massachusetts (División de Pesca Marina).

Skomal fue personalmente al lago Naushon al segundo día del avistamiento, donde ya se habían reunido muchos curiosos para ver a este gran depredador. Llevaba una embarcación mejor preparada y querían ver que había de verdad en la historia del tiburón blanco del lago. Pensaba que todo era uno de tantos rumores que al final eran falsos.

Al llegar al lago, Skomal no daba crédito a sus ojos ya que pudo confirmar que era un enorme tiburón blanco nadando en un lago. Lo que hicieron él y su equipo fue poner una etiqueta GPS al tiburón. Curiosamente era el primer tiburón que se había etiquetado de esta manera en Estados Unidos.

El tiburón blanco no podía salir del lago porque había marea baja. Estaba atrapado en el lago Naushon, aunque de forma temporal. En poco tiempo la marea volvería a subir y posiblemente el tiburón se fuera por donde entró.

Mientras el escualo estaba en la laguna, cada vez más gente llegaba para hacer fotos y verlo. Incluso hubo grupos de pescadores que se estaban preparando para cazarlo en cuanto saliera del lago. Sin embargo, la DMF ya lo había  puesto bajo su protección y se encargarían de que el tiburón no sufriera daños.

Se formaron incluso tours express pagados para visitar el lago y ver al tiburón blanco. Esta parte de la isla se estaba convirtiendo en un circo o feria improvisada. La gente pagaba hasta cien dólares por hora para navegar por el lago y acercarse al tiburón. Incluso el guitarrista de Aerosmith Joe Perry alquiló una embarcación para ver al tiburón junto a su familia.

Viendo como el lago Naushon se estaba llenando de gente, barcos y vehículos de todas partes, Greg Skomal quiso poner fin a todo esto. Hizo algunas llamadas a la oficina central de su división y en poco tiempo había una orden de prohibir la entrada. Tanta multitud podría ocasionar problemas al tiburón del lago, y al ser una especie protegida se paró el circo que se había montado.

Aun con la normativa de no dejar que nadie se acercara, era muy difícil mantener a todo el mundo alejado. Cada vez más gente quería ver el tiburón como si de un acuario se tratara. La noticia ya estaba apareciendo en los medios de comunicación y el tiburón se estaba haciendo famoso en todo el mundo.

6 – El plan para salvar el tiburón del lago

Habían pasado trece días y el tiburón seguía atrapado en el lago Naushon. Greg Skomal estaba recibiendo muchas llamadas de grupos ecologistas y de protectoras de animales. Le exigían que hiciera algo para sacarlo del lago y que volviera al océano.

El problema era que aunque subiera la marea, el tiburón se desorientaba y no salía por sus propios medios. La DMF comandada por Skomal no tenía ni idea de lo que hacer. Habían pensado atraparlo con redes, pero no es algo fácil de hacer con un tiburón de ese tamaño. Tampoco era una opción sedarlo porque podían matarlo en el intento.

Estando la marea alta, intentaron usar cebo para atraer al tiburón blanco a la salida del lago. Por desgracia no funcionó ya que el tiburón no parecía interesado en el cebo.

Uno de los miembros del DMF pensó en usar unas redes especiales de pesca de gran tamaño. Básicamente sería ir barriendo el lago con varios barcos y usar la red como una “pared” y obligar al tiburón a que fuera a la salida del lago. Lo planearon bien y pusieron el método en práctica. Para ayudar a las redes también usaron grande mangueras a presión para “encaminar” al tiburón a la salida.

Uno de los problemas que había en la salida/entrada del lago al océano, es que había unas grandes piedras que dificultaban el paso. Había sido un milagro que el tiburón pudiera entrar por ahí. Una cosa es que lo consiguiera una vez, pero que lo hiciera una segunda era mucho más complicado.

Después de muchos intentos con los barcos, la red gigante y las mangueras, consiguieron que el tiburón blanco traspasara las rocas y saliera a mar abierto. El tiburón estaba muy desorientado, y poco faltó para que volviera a meterse en el lago. De hecho, tuvieron que usar las mangueras durante un buen rato para alejarlo de la entrada.

Por desgracia, en la maniobra el localizador GPS se cayó y fue imposible hacer un seguimiento del escualo.

El tiburón blanco quedó libre y a salvo a pesar de haber pasado más de 20 días en un lago de agua salada. No era la primera vez que había pasado, ya que en los años cincuenta había ocurrido un hecho similar en la misma costa de Massachusetts. Sin embargo, en esa ocasión el tiburón murió.

7 – Las filmaciones del tiburón blanco del lago Naushon

Ahora que ya conoces toda la historia, es hora de ver los documentos grabados en video de lo que pasó. No hay nada mejor que verlo todo sabiendo lo que pasó, lo cual no es nada usual en casos como este. Son dos videos, donde el primero lo explica con las filmaciones y fotos que se tomaron.

El segundo video son más filmaciones y fotos inéditas del suceso que se consiguieron algún tiempo después.

Video 1

Video 2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.