Parece que los parques de atracciones hoy en día parece que están en una lucha por ser más grandes, más espectaculares y con montañas rusas cada vez más rápidas. Sin embargo, en muchas ocasiones parece que se ha perdido el encanto de los viejos parques y las cosas que contenían. En el norte de Italia existe un parque de atracciones que se ha hecho manualmente y donde las atracciones ni siquiera necesitan electricidad para funcionar. Este singular parque se puede encontrar en el municipio de Nervesa Della Battaglia y la persona que lo ha hecho posible se llama Bruno.

Bruno ha estado trabajando en este parque de atracciones por unos cuarenta años. A pesar de no tener una carrera de ingeniería o experiencia en la construcción, el resultado es más que inmejorable. Cada una de las atracciones está hecha a mano y se inspira con los propios movimientos de la naturaleza. La entrada al parque es gratuita para todo el mundo. En el video siguiente podemos ver como es este divertido lugar y lo elaborado que esta si consideramos que se ha hecho de una forma artesanal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here