En Australia hay cientos de lugares maravillosos que se pueden visitar. Muchos de ellos son visitados por miles de turistas y todos los años. Uno de estos lugares es llamado la piscina del diablo, y es una de estos sitios increíbles que nos ofrece Australia. Sin embargo, la piscina del diablo tiene algo más oscuro e inquietante. Es un lugar donde mucha gente ha muerto, y esto ha creado una leyenda sobre este lugar.

La mayoría de las personas que han muerto en la piscina del diablo son hombres jóvenes. El motivo es que son los más atrevidos a la hora de bañarse en esta piscina natural.

Desde hace muchos años la gente local ha dicho que la piscina del diablo tiene una maldición, la cual culpan de tantas muertes. Según algunas leyendas, en la zona habita el fantasma de una mujer joven que sigue buscando a su amante ahogado. Este es el motivo por el que la mayoría son hombres los que mueren en este lugar. Sin embargo, hay otras teorías que también contaremos.

¿Dónde está la piscina del diablo?

La piscina del diablo está localizada a 60 kilómetros de Cairns, al norte de Queensland. El pueblo más cercano es una pequeña localidad llamada Babinda. La piscina natural es muy popular entre turistas haciendo senderismo y campistas que aman la naturaleza. Hasta el momento han muerto 17 personas, por lo que es un lugar con el que tener cuidado.

Para empezar, las aguas son muy rápidas en ciertas zonas. Incluso los mejores nadadores tienen que tener cuidado. Muchos turistas precisamente han muerto porque las aguas les han sumergido y atrapado entre troncos y rocas. Por otro lado, el agua está altamente oxigenada, por lo que es difícil estar a flote.

Además de las rápidas aguas, hay una zona donde los locales dicen que hay que extremar el cuidado. Lo llaman “la lavadora” porque se forman una torbellinos muy peligrosos. Literalmente absorben a las personas que se bañan en esa parte. Incluso si las aguas están bajas en la temporada seca, puede absorber y matar una persona.

Las muertes en la piscina del diablo

devil's pool muertes

La zona es realmente una maravilla de la naturaleza, y es difícil resistirse a un buen baño. Este es uno de los motivos por los que la gente se confía en esta parte de Australia. Desde los años cincuenta han muerto 17 personas ahogadas según las notas oficiales, pero muchos aseguran que han sido muchos más.

Muchos periódicos locales antiguos hablan de un gran número de muertes que no se han contabilizado en tiempos modernos. Las 17 víctimas se empezaron a contar en 1959, por lo que han tenido que ser muchas más. Se han encontrado periódicos de los años treinta hablando de muertes en la piscina del diablo. Algunas de ellas misteriosas, lo cual puede haber sido el motivo de que la antigua leyenda resurgiera.

La leyenda según cuentan la gente que viven en la zona

piscina del diablo accidentes

No se sabe exactamente cuando surgió la leyenda, pero hace años que existe. Los aborígenes de la zona hablan de una bella joven llamada Oolana, la cual se casó con un hombre respetado de su tribu llamado Waroonoo. Sin embargo, Oolana se enamoró de un joven de otra tribu llamado Dyga.

Oolana y Dyga decidieron huir juntos para así evitar las represalias de los jefes de su tribu. Sin embargo, la tribu les estaba pisando los talones y el castigo sería terrible para ellos. Pudieron escapar lanzándose a las aguas de la piscina del diablo. Dyga consiguió salir del agua pero Dyga desapareció.

Dice la leyenda que las lágrimas de la joven por haber perdido a su amor fueron las crearon el fuerte flujo de agua. Intentó buscar a Dyga por todos los medios, incluso después de morir. Su fantasma sigue buscándolo para reunirse con el. Se dice que es la que arrastra a las personas al fondo de las aguas y acaban muriendo.

Los testimonios de algunos visitantes

ha habido muertos en la piscina del diablo

Muchos pensarán que no existen los fantasmas y las muertes solo se deben a la peligrosidad de las aguas. Sin embargo, muchos aseguran que la piscina del diablo realmente está embrujada. Hay testigos que han dicho que han escuchado la voz de una joven llamando a alguien. Sin embargo, estaban solos y no había ninguna mujer a la vista.

Otros incluso dicen haberla fotografiado bajo el agua. Algunas de las fotos solo muestran una cara borrosa, y los expertos creen que son simples montajes. Sin embargo, se dice que es precisamente como el fantasma de Oolana mata a sus víctimas, y es arrastrándolos bajo el agua y no dejar que salgan a respirar.

Uno de los casos más polémicos que ha tenido la zona fue cuando un joven dio una patada a una de las señales de peligro. Al momento resbaló y cayó a las aguas, donde se ahogó. Se empezó a decir que había sido la maldición la que le había matado por ser irrespetuoso. La historia no acaba aquí.

Al día siguiente el padre del muchacho que había caído a las aguas fue a la piscina del diablo con la policía. Le explicaron como había sido el accidente de su hijo. El padre tomó algunas fotos del lugar y se marchó para preparar el entierro de su hijo. Cuando reveló las fotografías algunos días después, en una de las fotos estaba su hijo con un cigarro en la boca. ¿Era su fantasma que seguía en la zona?

Conclusión

Desde el año 2008 no ha vuelto a morir nadie en la piscina del diablo. Debido al peligro se pusieron muchos más carteles de peligro y se señalizaron los puntos más peligrosos. Aparte de esto, se hizo una fuerte campaña de aviso para que la gente no se bañara en este lugar.

Parece que sirvió de algo y ha evitado más trágicas muertes. Muchas familias siguen queriendo hacer una excursión a la piscina del diablo. Mucha gente sigue arriesgándose a bañarse en esta piscina natural, pero en las zonas consideradas más seguras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here