Una de las cosas que muestran como ha evolucionado la tecnología en el siglo XX es sin duda los rascacielos. Son una clara muestra de cómo la ingeniería dio un salto en la arquitectura y otros campos. Algunos los llaman “ciudades verticales” y se han perfeccionado hasta puntos inimaginables. Existen muchas curiosidades sobre los rascacielos que no mucha gente sabe.

¿Sabías que los rascacielos afectan a las cosas que nos rodean sin que apenas nos demos cuenta? Te contamos algunas curiosidades de los rascacielos que seguro que no sabías y te gustarán.

1 – ¿Cuál es el límite en altura de un rascacielos?

Empezamos con esta pregunta porque más de un seguro que la ha hecho. Cada vez vemos rascacielos más altos y parece que cada cierto tiempo se bate un nuevo récord. Actualmente el edificio más alto del mundo está en Dubai, y es el llamado Burj Khalifa de 830 metros de altura. Sin embargo, puede que deje de serlo en poco tiempo ya que se está construyendo otro más alto en Arabia Saudí.

Ya hay varios proyectos para hacer rascacielos más altos todavía, como el de Tokio en Japón. Este en concreto será de 1700 metros de altura. Como se puede ver, se van añadiendo metros y parece que no hay límite para hacer estas fortalezas cada vez más altas. ¿Hay un límite de altura al construir rascacielos?

Lo cierto es que si hay un límite. Hay un punto en el que no se podrá construir a más altura, y depende de la base que pueda soportar esa altura. Debido a la curvatura de la Tierra, tanto la base como la altura de un rascacielos está limitada. Sin embargo, todavía falta mucho para llegar a ese límite según los ingenieros. ¿Cuál es ese límite?

Según algunos expertos, se piensa que en el futuro podrían existir rascacielos de cuatro kilómetros de altura con una base de seis kilómetros. Sería algo parecido a como está formada una montaña. ¿Por qué no se construyen ahora mismo? Lo cierto es que depende de otras cosas, como los materiales utilizados, su forma y las condiciones climáticas. Por supuesto, construir algo así costaría una verdadera fortuna.

2 – ¿Son los rascacielos una cosa del siglo XX?

Hemos empezado el artículo diciendo que los rascacielos son un exponente del siglo XX y su evolución en la arquitectura. Lo cierto es que no es del todo verdad. El término “rascacielos” se lleva utilizando hace un siglo y medio más o menos, mucho antes de que existieran las maravillas que conocemos.

La idea de construir edificios muy altos lleva existiendo hace siglos, aunque lo conseguían con ciertas limitaciones. Esto no significa que consiguieran construcciones de gran altura que podían ser habitadas como los edificios que tenemos ahora. No hablamos de torres verticales muy altas, las cuales han existido hace mucho. Por ejemplo, las pirámides no se consideran rascacielos porque están clasificadas como tumbas.

Uno de los ejemplos de rascacielos en la antigüedad más conocidos fue en Alejandría en la dinastía ptolemaica. Construyeron un faro que medía 135 metros y servía para orientar a los barcos que había por la zona. Este faro tenía 360 habitaciones y varias galerías que llevaban hasta la parte superior. Se usaba como faro y también para que vivieran muchas familias de la época.

3 – Existen rascacielos construidos al revés

Cuando pensamos en los rascacielos los imaginamos elevándose a las alturas. Sin embargo, otra de las curiosidades de los rascacielos es que no tienen que poderse ver. De hecho, pueden construirse hacía abajo, metiéndose en las profundidades de la tierra. Seguro que has estado en un edificio donde tiene muchos niveles de sótanos, los cuales parecen que nos llevan al centro de la Tierra.

Esos edificios que se construyen hacia abajo son muy populares en ciertos países. Hay sitios donde las leyes prohíben construir edificios de más de un cierto número de plantas. En ciertas partes de México no dejan construir más de ocho plantas, por lo que hacer rascacielos que se hunden en la tierra es algo habitual. En la actualidad hay un proyecto para construir un edificio de 65 plantas hacia abajo.

4 – Las rascacielos más altos afectan al tiempo

En las grandes ciudades con altos rascacielos se sabe que produce ciertos cambios en el medioambiente. Como humanos, nos adaptamos perfectamente a casi cualquier entorno, y en las ciudades se necesita una cierta adaptación. Por supuesto, es algo que ni notamos, pero una persona que siempre ha vivido en zonas rurales lo puede sentir.

Los rascacielos modifican los patrones de las corrientes formando túneles de viento. Esto hace que la polución que hay en las grandes zonas urbanas suba a la atmósfera, lo cual afecta a la gente que vive en las ciudades. Lo que ocurre es que nos acabamos acostumbrando a esos niveles de polución que estas corrientes nos hacen respirar. Sin embargo, alguien que no está acostumbrado lo puede pasar mal al principio.

Otra de las curiosidades de los rascacielos es que causan un efecto llamado “efecto térmico”. Lo que ocurre es que muchos de los materiales que se usan para estos edificios absorben la radiación solar. Durante el día absorben el calor de la luz del sol y por la noche lo disipan en el aire. Esto hace que la temperatura de las ciudades sea más alta que en otras zonas.

5 –  El record de construcción de un rascacielos

Como se puede ver en el video superior, hacer un rascacielos puede hacerse rápidamente. Normalmente se tarda años y es lo normal, pero en algunos casos se pueden batir récords. En este caso fue un rascacielos en China de 57 pisos de altura que se hizo en solo 19 días.

Este edificio tiene 200 metros de altura y se hizo siguiendo un sistema modular. El noventa por ciento del rascacielos es prefabricado en una fábrica y lo único que hay que hacer irlos poniendo. En el caso del edificio de China se ponían tres plantas de módulos al día.

No es la primera vez que esta compañía de construcción hace un edificio de este tipo. Ya hizo uno de treinta plantas hace unos años en solo quince días usando este método. Sin embargo, tiene un proyecto para superarse y es construyendo un rascacielos de 220 pisos. La idea es que sea tan alto como el edificio Burj Khalifa en Dubai.

6 – ¿Rascacielos colgando del cielo?

Hemos hablado de rascacielos que se hunden en la tierra, pero hay otra variante que podríamos ver en el futuro. ¿Qué pensarías de un rascacielos colgando de los cielos? Suena a ciencia ficción pero existe una posibilidad de que se construya.

Existe un grupo tecnológico llamado TCAO (The Clouds Architecture Office) que ha trabajado en proyectos espaciales y dice que es posible crear rascacielos suspendidos de asteroides. ¿Locura o un desafío tecnológico sin precedentes?

Lo cierto es que no es imposible recolocar asteroides para que orbiten alrededor de la Tierra. La NASA tiene proyectos para hacerlo en un futuro muy cercano y esto facilita la posible creación de un rascacielos volante. Este rascacielos tendría paneles solares para la energía y el agua la conseguiría de las nubes.

El proyecto dice que el rascacielos se elevaría a unos 30 kilómetros, lo cual aumentaría la presión en las plantas superiores. De hecho, estos pisos de más arriba tendrían luz solar solo 40 minutos al día debido a la curvatura de la Tierra. ¿Es posible hacer algo así? Se piensa que si y de hecho se podría empezar a construir en Dubai debido a los costes más bajos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here