La película El Jovencito Frankenstein del director Mel Brooks tuvo un enorme éxito en los setenta, llevando la historia del mítico monstruo al terreno de la comedia. Fue una película grabada por entero en blanco y negro, aunque el estudio siempre quiso que fuera en color. En los años setenta las película en blanco y negro estaban de capa caída. Sin embargo, Mel Brooks quiso replicar el clásico “Frankenstein” de la Universal tal como fue rodada. No todo el mundo compartía la visión de Brooks pero logró su objetivo para que fuera rodada como el quería. La 29th Century Fox accedió hacerse cargo del proyecto.

Para hacer esta nueva versión de Frankenstein, Brooks eligió al actor cómico Gene Wilder. Pero el actor puso una condición para estar en la película. Dijo a Brooks que en esta ocasión no hiciera un cameo. El director solía siempre aparece en sus propias películas, aunque fuera en alguna escena corta. Algo parecido a lo que hacía Alfred Hitchcock. Wilder pensaba que en esta ocasión perjudicaría el film, por lo que le dijo que no hiciera un cameo. Aun así, Brooks “intervino” haciendo algunos aullidos, como podemos escuchar en este video:

 

Igor inspiró una canción de Aerosmith

Hay una escena donde Igor le dice al Dr. Frankenstein “Walk this way”. La broma está es que en inglés puede significar dos cosas. Una que “es por aquí” y la otra que “ande de esta manera”. Claramente Igor está vacilando al doctor diciéndole que ande como el con el bastón. Parece que al cantante de Aerosmith Steven Tylor le hizo tanta gracia la escena que hizo una canción llamada “Walk this way”.

Cosas que se usaron en el film

Claramente Brooks era un fan de la película original de “Frankenstein” Con Boris Karloff. Tal era su admiración por el antiguo film, que quiso usar muchas cosas que se habían utilizado en la versión de 1931. Mucho del equipamiento usado en la película El Jovencito Frankenstein es el original de la versión de Karloff.

foto-1

Los actores en la película El Jovencito Frankenstein

Gene Hackman quiso estar en la película desde el principio. De hecho, pidió al actor Gene Wilder que le ayudara a tener un papel en el film. Parece ser que nunca había hecho comedia y quería probar este género. Wilder y Hackman jugaban solían jugar bastante al tenis, y por eso tenían amistad. Finalmente le dieron el papel de Harold, el anciano ciego que tiene un encuentro con el monstruo. Quedó claro que Hackman también podía hacer comedia, ya que es una de las escenas más graciosas de la película. Como anécdota, el actor que hace de Frankenstein (Peter Boyle) se tuvo que poner un protector en sus zonas íntimas para no escaldarse durante la escena de la sopa. Parece ser que la sopa estaba realmente caliente en la escena.

foto-2

En lo que se lo pasó bastante bien fue Gene Wilder, el cual por lo visto no podía parar de reír en el rodaje. Llegó a un punto en que se hizo difícil rodar y muchas escenas tenían que ser repetidas. Algunas se repitieron hasta quince veces hasta que Wilder podía recobrar la serenidad. De todos modos, no era el único que no se podía contener la risa, ya que también le pasaba a los otros actores.

Wilder aprendió también bastante de cómo dirigir una película ya que Brooks le dio muchos consejos. Tanto el actor como el director colaboraron en tres películas casi seguidas, que fueron “Sillas de montar calientes”, “Los productores” y “Jovencito Frankenstein”.

El gran éxito de Brooks ese año

foto-3

En el año 1974 Mel Brooks no solo hizo El Jovencito Frankenstein sino también estrenó “Sillas de montar calientes”. Con ambas tuvo un enorme éxito de taquilla siendo la primera y tercera película que más dinero consiguió ese año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here