¿Cuál es la Diferencia entre el Yeti, el Abominable Hombre de las Nieves y el Bigfoot?

Ya sea en pantanos, montañas o bosques, la supuesta presencia de misteriosos hombres mono siempre ha estado presente. Las leyendas de estos primates que habitan en diferentes partes del mundo forman parte de la mitología de muchas culturas. Estas criaturas tienen muchos nombres, pero posiblemente las que mejor reconozcamos sean tres, y son el Yeti, el Abominable Hombre de las Nieves y el Bigfoot. Mientras que estas tres bestias comparten muchas similitudes, lo cierto es que hay diferencian entre ellas. Cada una de ellas tiene su propia historia y no hay que confundirlas. Para saber la diferencia entre estos tres hombres mono, continúa leyendo.

yeti

El Yeti es la leyenda más antigua de los tres. Sus orígenes son están en el Himalaya y fue primero descrita por los budistas que vivían en la montaña. La población local de la zona  cree un ser sobrenatural que fue enviado por los dioses para guardar las criaturas de la montaña. Más tarde se dio el término de Yeti, el cual se cree que fue acuñado por los Sherpa. El significado en su dialecto es algo así como “animal parecido a un hombre”. Esto puede venir directamente del folclore Sherpa, donde una especie de gorila blanco que anda como un hombre, va dejando grandes huellas por donde pasa.

¿Y el abominable hombre de las nieves?

Mucha gente confunde al Yeti con el abominable hombre de las nieves, aunque son cosas distintas. El Abominable Hombre de las Nieves es algo más reciente y tiene que ver con un error de traducción. En los años veinte unos escaladores británicos volvieron de una expedición en el Everest. Dijeron que habían visto enormes huellas de pisadas cerca de la cumbre. El periodista indio-británico que escribió la historia malinterpretó algunos de los nombres que los escaladores le dijeron. Lo que realmente le dijeron fue un hombre de las nieves parecido a un oso. La segunda parte quedó como “abominable” gracias al error del periodista.

abominable-hombre-de-las-nieves

De todos modos, el origen del Yeti y el abominable hombre de las nieves son muy similares, y se piensa que han salido de la misma leyenda. No es lo que ocurre con el Bigfoot, que es totalmente diferente. El Bigfoot, también llamado Sasquatch, es un gigantesco primate que anda como un hombre. La diferencia con el Yeti es la localización. El Bigfoot tiene sus orígenes en el norte de América. Los avistamientos vienen de los tiempos de los indígenas, donde el término Bigfoot no existía todavía. Este nombre es algo más reciente, gracias de nuevo a un periodista.

La diferencia con el Bigfoot

A finales de los años cincuenta un hombre descubrió unas grandes huellas de pisadas que ni podían ser identificadas. Hizo un molde de las huellas y acudió a un periódico de la zona. La gente de la población más cercana ya llamaba a esta criatura “Bigfoot” (pies grandes). El periodista que escribió el artículo se quedó con esta expresión. El caso es que muchos creen que estos tres animales vienen de la misma especie. Una teoría es que puede tratarse de un Gigantopithecu, un primate asiático  del tamaño de un oso que se extinguió hace 300 mil años.

bigfoot

Lo cierto es que aunque es muy poco probable que una antigua especie primitiva siga viviendo en las montañas o bosques, todavía hay muchos que siguen haciendo expediciones intentando encontrar la prueba definitiva de que existen. Cada cierto tiempo aparece un video donde supuestamente se puede ver a una de estas criaturas, pero todas acaban siendo falsas. Aun así, es interesante pensar que sigue existiendo una forma de vida oculta en la naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here