El salto base es un deporte bastante reciente que coge elementos del paracaidismo pero dándole un giro más impactante. Literalmente la gente que lo practica planea a increíbles velocidades, donde puede controlar el vuelo gracias a un traje especial aerodinámico. Por supuesto, siguen teniendo que llevar un paracaídas para aterrizar en el suelo. La adrenalina que provocan estos vuelos controlados es muy grande, aunque también tiene mucho más riesgo que otros deportes de este tipo. Este tipo de saltos se han hecho en muchas partes del mundo, y gracias a la tecnología se pueden grabar hasta el último detalle. Este es el caso de este grupo que decide volar sobre un volcán activo en Chile.

El salto base se ha grabado con cascos provistos de cámaras GoPro y cámaras adicionales puestas en el pecho. El salto se inicia desde un avión a unos 4500 metros y las vistas son impresionantes viendo como el volcán está justo debajo de ellos. La parte buena de las cámaras es que podemos experimentar de primera mano lo que están viendo estos saltadores. No es lo mismo que vivirlo, pero nos puede dar una buena idea de lo que están sintiendo.

Por lo que contaron luego el grupo que hizo el salto, no todo fue como ellos esperaban. Según miembros del grupo, aunque el salto fue el más alucinante que hayan hecho, también pudieron sentir turbulencias que les inquietó bastante. También tuvieron que soportar el fuerte olor a azufre y el fuerte calor que despedía el volcán. Solo viendo el video, suponemos que es una de esos momentos que si no se graba nadie lo creería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here