En la ciudad inglesa de Doncaster hay un evento todos los años dedicados a las motos y coches clásicos. Cualquier persona aficionada al motor tiene en este evento una oportunidad de ver modelos de coches y motos muy exclusivos. El problema es que algunas veces la gente se emociona demasiado por el ambiente y quiere dar algo de espectáculo. Dicho de otra manera, quieren vacilar de coche frente a todo el mundo.

No hay nada malo en vacilar de coche, pero hay que saber lo que se tiene entre manos. Si no se hacen las cosas con cuidado puede ocurrir lo que ocurrió en Doncaster este año. Uno de los invitados se presentó con un increíble modelo Chevrolet Chevelle de 1970,  el cual causó un impacto entre el público. Sin embargo, el dueño lo quiso llevar más allá y quiso hacer una demostración.

En la salida del lugar del evento el dueño del Chevrolet dio un fuerte acelerón para demostrar la potencia del coche. El problema es que este clásico de los 70 tiene mucho motor y al final las cosas se torcieron. El coche se acabó estrellando contra un muro de ladrillos por querer vacilar de coche potente. Por suerte no hubo heridos, aunque el coche quedó para llevarlo a un taller. Te dejamos el video completo de cómo pasó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here