Una de las universidades más conocidas y prestigiosas del mundo es la universidad de Oxford. Todo el mundo ha oído hablar de ella, aunque la mayoría no sabe realmente como funciona o la historia que tiene.

¿Donde esta la universidad de Oxford? Está en la zona centro de Inglaterra a unos 80 kilómetros de Londres. Lleva en funcionamiento desde el año 1096, que es cuando se fundo la universidad de Oxford, aunque hay diferentes opiniones sobre la fecha exacta. Con los años se convirtió en referente de otras universidades prestigiosas, y así se ha mantenido hasta hoy en día.

Hay varias curiosidades sobre la universidad de Oxford que seguro que te sorprenderán, y te lo contamos ahora mismo.

1 – El futbol fue inventado en la universidad de Oxford

futbol universidad oxford

Con todo lo popular que es el deporte del futbol en el mundo, y la mayoría no tiene ni idea donde se creo. Pues el futbol tuvo sus orígenes en la universidad de Oxford en 1860. Hay que puntualizar algo sobre este deporte, y es que en aquella época existían varios tipos de futbol. El que conocemos hoy en día fue tiene sus fundamentos en Oxford.

En la antigüedad existían varios tipos de juego con un balón. Las reglas eran muy diferentes, y en algunos casos ni siquiera existían las reglas. Esto cambió en la universidad de Oxford, donde los estudiantes jugaban al balón pié con unas normas muy bien establecidas.

El juego se hizo tan popular entre los estudiantes de Oxford, que al final sentaron las bases del juego y su nombre (soccer). Curiosamente, en Estados Unidos usaron este término para hacer referencia al futbol americano (rugby), el cual es un juego diferente. Finalmente el futbol se hizo muy conocido en todo el país, y luego en el mundo entero.

Como se puede ver, la universidad de Oxford no solo es un lugar de estudios, sino es cuna de uno de los deportes más famosos del mundo.

2 – La universidad tenía su propia policía

Policia Bulldog

Hasta hace pocos años, la universidad de Oxford tenía su propia policía. La fuerza policial que se encargaba de la ley en la universidad se llamaba “Bulldog” y fue fundada en 1829. Eran la máxima autoridad para repartir justicia en este centro de estudios, y tenían incluso tenían ciertos poderes sobre los estudiantes. Podían poner a un residente de Oxford bajo su tutela si era necesario, y de forma totalmente legal.

Mantuvieron su poder como policías hasta el año 2003, donde hubo ciertas quejas de la administración pública. Costaba mucho dinero mantener esta policía paralela solo para la universidad de Oxford. Se decidió que la policía inglesa normal se hiciera cargo de todo lo referente a la universidad.

¿Despareció la policía “Bulldog”? Lo cierto es que siguen existiendo, pero no como policías con el poder que tenían antes. Se mantiene su papel de oficiales del orden en la universidad de Oxford, pero no pueden arrestar a nadie. Se puede decir que son tutores que se encarga de la disciplina de los estudiantes, pero sin poder legal para intervenir en nada.

3 – Oxford tuvo el primero museo público

Museum de Oxford

¿Te gustan los museos públicos en los que puede entrar todo el mundo? Entonces se lo debes a la universidad de Oxford. La universidad puso en marcha el “Ashmolean Museum” en 1683, gracias a Elias Ashmole.

Este benefactor donó un gran número de objetos a la universidad de Oxford, como libros, obras de arte, piezas únicas y otras cosas. Uno de los objetos que regaló fue un hueso de dinosaurio, el cual era de los primeros que se habían encontrado en el mundo. Inicialmente el museo estaba en Londres, pero fue trasladado a Oxford.

El museo puso en marcha una serie de normativas muy nuevas para la época. Para empezar, se hizo un museo público para que cualquier persona pudiera disfrutar de todo lo que había. Aparte de esto, también se buscó una nueva manera de catalogar todos los objetos en el museo, lo cual sirvió de referente a los demás museos del mundo. Se puede decir que el museo de Elias Ashmole fundó las bases de los museos modernos en muchos sentidos.

4 – Las peculiares tradiciones en el comedor

Comedor de Oxford

La universidad de Oxford siempre se ha basado en las tradiciones, y muchas de ellas se mantienen hoy en día. Otras han cambiado y se han vuelto más permisivas, mientras que algunas directamente han desaparecido.

Una de las cosas curiosas que tiene la universidad de Oxford se encuentra en el comedor. Los estudiantes de la universidad comen a un nivel más bajo que los profesores. Esto es algo que empezó en Oxford y luego se extendió a las demás universidades de Inglaterra. En algunos sitios incluso el menú es diferente entre estudiantes y académicos.

La diferencia de niveles en las mesas de los estudiantes y profesores, no es la más peculiar en Oxford. En el pasado la disciplina era muy estricta a la hora de comer, lo cual convertía el comedor en un algo muy serio. Había varias cosas que no se podía hacer bajo ninguna circunstancia.

Algunas de las cosas que no se podían hacer en el comedor era hablar de política y religión. Si alguien se saltaba la regla, era obligado a pagar una multa a un fondo común. Pero esto no era el único “castigo”. El trasgresor de la norma tenía que beber enfrente de todo el mundo, un vaso de una bebida alcohólica.

Hoy en día esto ya no se hace en el comedor, porque hay normas sobre beber alcohol en la universidad. Sin embargo, el alumnado sigue aplicando estos “correctivos” haciendo que los estudiantes beban alcohol de un zapato o zapatilla. Lo cierto es que ha quedado más bien como una novatada recordando tiempos pasados.

5 – Tiene una de las bibliotecas más antiguas de Europa

Biblioteca Bodleian

Una universidad tan grande y prestigiosa como Oxford tiene miles de libros distribuidos en varias bibliotecas. Sin embargo, hay una que es de las más importantes del mundo. Se trata de la biblioteca Bodleian, y es la más antigua de toda Europa.

La biblioteca Bodleian se fundó en 1602 y al ser tan importante, tiene varias normas para poder ser visitada. Para empezar, los estudiantes tienen que firmar una declaración escrita antes de entrar. Básicamente se comprometen a no dañar ningún libro o material que hay en su interior.

Tradicionalmente la declaración se hacía en voz alta frente un grupo de personas, pero se cambio para los estudiantes de Oxford. Si no se pertenece a la universidad, si sigue teniendo que decir en voz alta. Hay una carta que está traducida a cientos de idiomas, y así que todos los visitantes puedan leerla si quieren entrar a la biblioteca Bodleian.

La carta que tienen que leer los visitantes dice que se comprometen a no quemar nada dentro de la biblioteca. Esto puede sonar extraño, pero en la antigüedad no había luz eléctrica y la gente tenía que llevar velas. La declaración hace referencia a instrumentos que se encienden y proporcionan luz para leer. Hoy en día no tiene mucho sentido, pero aun así hay que leer la carta en voz alta.

6 – No es la universidad más antigua

Universidad de Bolonia

Hay una creencia muy extendida sobre que la universidad de que Oxford es la más antigua del mundo. Lo cierto es que no es así, ya que en antigüedad está por detrás de la universidad de Bolonia en Italia. Eso no quita que Oxford sea la segunda más antigua, lo cual es asombroso.

Aunque esté en segundo lugar como universidad más antigua del mundo, sigue siendo primera en otra cosa. La universidad de Oxford fue la primera en llamar “universitarios” a los estudiantes. Antes de eso no existía ese concepto y se comenzó en este centro de estudios.

Otra confusión que existe es con el periódico universitario que tiene Oxford, el cual tampoco es el más antiguo. Aunque es el periódico más famoso vinculado a una universidad, el primero que se creo fue en la universidad de Cambridge. La primera publicación de Cambridge fue en 1534, mientras que la de Oxford fue en1586.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here