¿Pueden ser amigos un elefante y un perro?

En África hay un grave problema de caza furtiva y muchos animales se ven amenazados. En muchos casos crías de animales que han sido abatidos por los furtivos quedan huérfanos. Existen los llamados santuarios de animales, los cuales se encargan de rescatar a muchas crías de rinocerontes y elefantes cuando han perdido a su familia. Estos dos tipos de animal son de los más afectados por esta caza indiscriminada. En estos santuarios hay gente totalmente dedicada a cuidar a los bebés de rinoceronte, elefantes y otros animales que han quedado abandonados. Algunas veces los bebés son rechazados por la manada y acaban muriendo. Es cuando los santuarios de animales tienen más sentido. Ellie es un pequeño elefante que ha tenido que pasar por esto.

Aparte de la soledad de no pertenecer a una manada de elefantes, también tiene graves problemas de salud. Por este motivo tiene que tener una dieta especial y un cuidado médico continuo. Aun con el cuidado de los miembros del santuario, el pequeño elefantito estaba pasando por una depresión. Su estado de salud y el no estar acompañados por los suyos le estaba pasando factura. Todo esto cambió con la llegada de Duma, un pastor alemán que tiene el santuario y un día se acercó a Ellie. Ambos empezaron a jugar y finalmente se hicieron muy amigos. Gracias a esta amistad, ahora el elefante lo está llevando mucho mejor y se recupera muy rápido.

Ha pasado tiempo desde que se grabó el video y el pequeño Ellie sigue luchando para poder hacerse grande y fuerte. Gracias a centros de este tipo muchos animales tienen la oportunidad de sobrevivir. Si quieres saber más sobre este tipo de santuarios y su lucha por los animales, puedes suscribirte a su canal de YouTube llamado Earth Touch.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here