Similar a la licencia de coche, con puntos limitados

Todavía está en fase de pruebas, pero los ciudadanos de Shaoxing serán los primeros en todo el mundo de poseer una licencia canina, que permite a su poseedor comprar y cuidar de mascotas caninas.

Las multas supondrán una reducción en el número de puntos del carnet

Al igual que los conductores, las infracciones tendrán su castigo, descontándose puntos de su licencia y, en caso de quedarse a cero, no podría volver a solicitar una nueva licencia ni adquirir por ningún medio perros domésticos.

Dependiendo de la gravedad, se descontarán más puntos

foto-1Por ejemplo, llevar a un perro a lugares públicos como escuelas o restaurantes, supondrá la deducción de tres puntos. En caso de poseer un perro violento y no tomar medidas para su comportamiento, seis puntos serán reducidos del total.

Toda esa información quedará registrada en el chip del animal para posterior evaluación por los oficiales.

El maltrato y abandono, las faltas más penalizadas

Se quitan hasta doce puntos en caso de encontrarse pruebas de que los perros han sido utilizados para peleas, se hallen abandonados y sin vigilancia del dueño o cualquier otro tipo de abuso que ponga en peligro tanto la vida del animal como la seguridad pública.

Con estas medidas esperan reducir los casos de violencia animal en la ciudad

Un funcionario de la ciudad explica que Shaoxing registró el año pasado más de 7,000 casos de accidentes por mordeduras de perros, tanto domésticos como salvajes, por lo que se intentará concienciar a la población de cuidar más a sus mascotas, y evitar que aquellas que no estén preparadas para tener un animal no se les otorgue una licencia.

¿Es la medida adecuada? La polémica está servida

foto-2Lo cierto es que aún llevando poco tiempo en vigor, ya tiene muchos adeptos y detractores. Algunos opinan que dicha medida es insuficiente, puesto que los animales no tienen la culpa de que sus dueños los traten mal, lo que en ocasiones conlleva a un comportamiento más agresivo y pueda atacar a los demás.

Por otro lado, muchos otros opinan que podría tener utilidad, ya que muchas personas no tienen la capacidad adecuada para afrontar la responsabilidad de cuidar de un perro. Sucede al igual que con el permiso de armas; se puede utilizar una escopeta para practicar la caza como deporte o para ayudar en el control de crecimiento en ciertas especies, o puede servir como arma, ocasionando daños y perjuicios a otras personas.

No existen los perros malos, solo malos dueños

En definitiva, lo importante no es la licencia en sí misma, sino la cultura y comportamiento de la gente. Basta pensar en el cambio radical de perros como los pitbull, que nunca se peleaban ni eran tan agresivos a menos que defendiesen su territorio, hasta que apareció el hombre y no se le ocurrió mejor cosa que convertirlos en máquinas de matar, dándoles la fama que hoy les precede.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here