Posiblemente lo hayas visto en los medios de comunicación hace poco. El pintor holandés Rembrandt van Rijn murió el 4 de octubre de 1669, pero acaba de pintar un nuevo cuadro. Obviamente no fue su mano quién pintó el cuadro, sino un algoritmo creado por software que analizó el estilo del famoso pintor hasta el último detalle. El proyecto se ha llamado “El Nuevo Rembrandt” y usa una máquina para aprender el estilo del pintor. Lo hace analizando cada una de las pinturas que hizo Rembrandt. Cada pintura es revisada con sumo cuidado para recolectar datos sobre los caracteres, geometría, composición, materiales e incluso la profundidad de las capas de pintura.

En el siguiente video se puede ver como es este procedimiento, lo cual es posible gracias al algoritmo creado específicamente para este proyecto. El resultado es un cuadro que podría haber pintado el mismo Rembrandt, y que muchos expertos han dado por auténtico. Por supuesto, los más puristas han rechazado este sistema alegando que una máquina nunca se podrá ni acercar a la genialidad del verdadero pintor. Estamos de acuerdo, pero hay que reconocer que esto podría abrir el camino a nuevas composiciones de artistas que llevan cientos de años muertas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here