Aunque el nombre de túneles de Shangai nos puede hacer pensar que están en China, lo cierto es que se encuentran en Estados Unidos. Para ser más exacto, estaban localizados en Portland, el cual era considerado uno de los puertos marítimos más peligrosos del mundo hasta los años cuarenta. Desde 1850 este puerto ganó fama de ser un sitio en el que había que tener cuidado, y de hecho Portland era llamado la “ciudad prohibida del oeste”. Sin embargo, debajo del puerto de Portland había otra “ciudad” mucho más peligrosa, y eran los túneles de Shangai.

¿Qué son los túneles de Shangai?

Los túneles de Shangai fueron un montón de sótanos de bares, tabernas, negocios y  hoteles conectados entre si por pasadizos y túneles. Aparte de la conexión entre los muchos sótanos de los negocios existentes, también había un complejo sistema de túneles que recorrían el subsuelo del puerto de Portland. En principio estos túneles no escondían nada ilegal ni misterioso, ya que eran usados para resguardar la mercancía de los barcos de la lluvia. También eran usados para llevar dicha mercancía de un sitio a otro, y así liberar el intenso tráfico de la superficie.

Sin embargo, estos túneles subterráneos en Portland empezaron a servir para cosas mucho más inquietantes. En aquellos tiempos muchos barcos tenían falta de personal por las duras condiciones de la vida del marinero. Para muchos hombres, el estar varios años navegando no era el mejor trabajo. Por eso, existía la poco ética de raptar a candidatos mediante engaños y hacerlos “voluntarios” para embarcar.  Los túneles de Shangai se empezaron a utilizar para reclutar marineros a la fuerza, y los métodos para convencerles eran variados.

El puerto de Portland tenía un gran número de tabernas y bares de dudosa reputación, donde se juntaba todo tipo de gente. Había criminales locales de Portland y otros que llegaban de otros países en barco, por lo que era una zona peligrosa a cualquier hora. Para reclutar marineros a la fuerza, se utilizaba el método de drogarlos con opio o directamente golpearlos hasta dejarlos inconscientes.

El comercio humano en el puerto de Portland

Había mercenarios y criminales que cobraban por llevar candidatos a marineros a los barcos que los necesitaban. Algunas veces eran los tripulantes de los propios barcos los que buscaban y secuestraban a los nuevos marineros. Los túneles de Shangai sirvieron durante mucho tiempo para transportar los marineros inconscientes hasta su destino. Al estar la mayoría de bares y tabernas comunicadas entre si, era fácil llevar a las víctimas de un sitio a otro de forma discreta y desapercibida.

En algunas zonas del sistema de túneles había áreas donde se habían habilitado celdas y jaulas para poner a los pobres desgraciados que caían en estas redes de esclavos. Eran “zonas de espera” para encerrar a los marineros secuestrados hasta que fueran llevados a su barco. Sin embargo, los secuestros no se limitaban a los hombres ya que las mujeres también era un objetivo. Estas celdas también alojaban mujeres que habían sido llevadas a la fuerza para luego ser vendidas en el mercado negro.

La prostitución y la trata de blancas se convirtieron en otro de los negocios en el puerto de Portland. Muchas mujeres jóvenes que no tenían nada que ver con el mundo criminal del puerto, eran secuestradas para luego ser vendidas en otras ciudades o incluso lejanos países. Los túneles de Shangai se convirtieron en una forma de transportar hombres y mujeres como si fueran ganado, dependiendo de cual fuera su objetivo comercial.

Los túneles también se convirtieron en una forma de hacer comercio ilegal y clandestino, por lo que había frecuentes redadas de la policía. Sin embargo, el sistema de túneles se había vuelto tan complejo e intrincado que era difícil poder control lo que pasaba. Los propios mafiosos que traficaban con mercancías en los túneles, necesitaban mapas para poder moverse sin perderse.

Los fantasmas de los túneles de Shangai en Portland

Como muchos ya habrán imaginado, mucha gente moría en los túneles debido a las actividades ilegales que se realizaban. Los túneles no solo servían para actividades clandestinas en el mercado negro, ya que también había áreas para que los trabajadores del puerto durmieran. Incluso había fumaderos de opio muy escondidos en los túneles para que la policía no los localizara.

En los túneles de Shangai había derrumbes, peleas, escaramuzas, explosiones y otras cosas que provocaban muertos y heridos. De hecho, cuando se traficaba con personas para hacerlos marineros a la fuerza o para prostituirlas, algunas morían el proceso. No es de extrañar que los túneles de Shangai en Portland sean considerados como uno sitio con alta actividad paranormal. De hecho, muchos se refieren a este sitio como los túneles encantados de Portland, aunque llevan tanto tiempo cerrados.

Ciertas partes de los túneles puede visitarse si las autoridades lo consideran seguro. Otras zonas prohibidas han servido para que los nuevos exploradores urbanos puedan colarse y ver como es esta parte de la historia de Portland. Es peligroso y hay grandes sanciones por meterse en los túneles, pero eso no impide que muchos se lancen a la aventura.

Muchos de los que han explorado los túneles dicen haber visto cosas muy extrañas. Se habla de que están llenos de espíritus de personas que murieron en este laberinto de pasadizos hace décadas. Los fantasmas han sido vistos o “sentidos” tanto en las visitas guiadas como las incursiones de los exploradores urbanos. Según dicen los testigos, la mayoría de estos “entes” que habitan los túneles son amigables. Sin embargo, en ciertas zonas hay entidades que pueden resultar agresivas para los visitantes. Muchos visitantes han jurado no volver a visitar los túneles de Shangai precisamente por haber una presencia maligna.

¿Qué hay de realidad en los fantasmas de los túneles de Shangai? Lo cierto es que son muy antiguos y muchas zonas no han sido restauradas del todo. Esto produce una sensación algo tenebrosa en los visitantes. Los pasadizos y las luces y sombras que se forman hacen que la gente deje volar su imaginación. Sin embargo, muchos dicen que los túneles están realmente encantados y existen cosas que no se pueden explicar.

Conclusión

Si quieres saber si realmente hay fantasmas en los túneles de Shangai, la mejor manera es visitarlos. Como se ha dicho, hay ciertas partes que son las denominadas “turísticas”, y muchos piensan que es más que suficiente para hacerse una idea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here