Seguro que has visto la película “Uno de los Nuestros”, considerada una de los mejores films de la mafia que se han hecho. Una de los personajes que más impresionaron fue el interpretado por Joe Pesci, donde hacía de gangster psicópata y con un carácter imprevisible. Su papel era el de Tommy DeVito, un mafioso con el que había que tener mucho cuidado. Lo que muchos no saben es que su personaje estaba basado en un gangster real llamado Tommy DeSimone.

Como ya explicamos en nuestro artículo dedicado a “Uno de los Nuestros”, todos los personajes tienen sus versiones en la vida real. De hecho, el film está basado en el mafioso Henry Hill y sus confesiones al FBI, donde fue Ray Liotta el que hizo el papel. En el caso de Joe Pesci, muchos opinan que su actuación hizo sombra a todas las demás por la fuerza de su personaje.

Sin embargo, pocos saben que el gangster Tommy DeSimone en el que está basado en fue bastante más peligroso y violento.

La historia de Tommy DeSimone

Tommy DeSimone nació y creció en la ciudad de Nueva York en un ambiente que ya era mafioso de por sí. Su tío y su padrino eran figuras destacadas del crimen organizado. Por si fuera poco, todos sus hermanos también estaban metidos en asuntos turbios, y de hecho acabaron asociándose con la familia Gambino.

No es de extrañar que DeSimone finalmente decidiera seguir los pasos de su familia y empezara su actividad delictiva muy joven. No tardó en unirse a la familia mafiosa Lucchese junto al que sería su jefe Paul Vario. Por medio de Vario conoció a Henry Hill, el cual también se convertiría en amigo inesperable de Tommy DeSimone. Juntos empezaron sus “negocios” donde asaltar camiones y robar su carga era de sus preferidos.

Ya desde sus primeros tiempos DeSimone dejó claro que era un tipo muy violento con el que había que tener cuidado. A los 17 años cometió su primer asesinato y lo hizo solamente para demostrar de lo que era capaz. Lo hizo mientras paseaba por la calle con su amigo Henry Hill. Vio a un peatón al que no conocía de nada, y le dijo a su amigo “Henry, fíjate en esto…”.

Se acercó al hombre que había visto y le increpó. Seguidamente sacó su pistola y le disparó matándole al instante. El propio Henry Hill quedó impactado y le dijo sorprendido a DeSimone que lo había matado a sangre fría. DeSimone se rió orgulloso y le contestó “lo se… soy un hijo de perra…”.

Las escenas violentas de la película realmente pasaron

Muchos pueden pensar que Scorsese siempre exagera un poco cuando rueda las escenas violentas de sus películas. En “Uno de los Nuestros” Joe Pesci se lleva la palma en estas escenas, pero en este caso no exageró nada. De hecho, todas las escenas violentas de Pesci ocurrieron de verdad en la vida de Tommy DeSimone.

El carácter impulsivo y sin control de DeSimone era bien conocido. Precisamente fue lo que le dio muchos problemas con el tiempo. De hecho, la escena donde tiene un altercado con William “Billy Bats” Bentvena en un local de copas es verídico. Lo que pasó es que le estaban haciendo una fiesta a Billy Bats Bentvena para celebrar su salida de prisión. Pertenecía a la familia Gambino y por algún motivo no le caía bien DeSimone.

En la fiesta que se estaba celebrando en un pub, Bentvena empezó a bromear con DeSimone sobre su pasado como limpiabotas, antes de haber trabajado con la familia Lucchese. Sin embargo, DeSimone no encajaba bien las bromas y menos si iban dirigidas a el. A diferencia de la película, no hizo nada en ese momento. Esperó un par de semanas y luego fue a por Bentvena para matarle.

Bentvena fue golpeado brutalmente y luego metido en el maletero de un coche para ser enterrado en algún lugar. Lo tuvieron que rematar a puñaladas en el maletero como muestra la película, ya que no estaba muerto.

La escena del camarero también fue verdad

En la película Joe Pesci se enfada con el camarero y aspirante a gangster Michael Gianco, al que acaba matando. Lo cierto es que todo lo que pasó ocurrió tal como lo describe la película de Scorsese. El joven Gianco olvidó servir una copa a DeSimone, el cual se enfadó mucho. Le hizo bailar a tiro limpio y finalmente le metió un tiro en el pie.

Unas semanas después Gianco volvió a coincidir con DeSimone mientras estaba todavía convaleciente del disparo. DeSimone se burló de Gianco diciendo que estaba exagerando su herida. Tal como muestra la película, Gianco mandó a la mierda a DeSimone. Sin embargo, según algunos testigos que hubo esa noche, DeSimone se rió y no le dio importancia al asunto. De hecho lo iba a dejar pasar.

Algunos de los que estaban junto a DeSimone le empezaron a decir que como permitía que la hablaran así. De hecho, le sugirieron que se estaba volviendo blando. Esto hizo que DeSimone se lo pensara dos veces y sacara su revolver disparando tres veces a Gianco en el pecho. En este caso, sus “amigos” tuvieron la misma culpa que el por este asesinato.

El gran robo de la Lufthansa

Tommy DeSimone se había hecho un nombre en la familia Lucchese, y de hecho El capo Paul Vario le tenía en alta estima. Por este motivo fue incluido para hacer uno de los mayores robos de la historia en ese momento. El robo de la Lufthansa en el aeropuerto JFK de Nueva York. El cerebro de la operación fue Jimmy Burke (el personaje de Robert de Niro).

En el robo de la Lufthansa robaron seis millones de dólares de la época. De la misma forma que se puede ver en el film, Burke desconfiaba de muchos de los que habían estado metidos en el robo. Había sido algo muy grande y toda la policía del país estaba investigándolo. Durante las semanas siguientes, DeSimone ayudó a Burke a liquidar a varios miembros del robo para eliminar testigos.

Burke quería quitarse todos los vínculos con el sobre el robo, y por eso la mayoría de los que estaban involucrados murieron. Tommy DeSimone era un hombre de confianza por lo que no corría peligro en este sentido. De hecho, hizo de sicario para Burke.

Por otra parte, el robo de la Lufthansa fue visto como toda una proeza en el mundo del hampa. Las familias se habían llevado su parte del botín y todo el mundo había ganado mucho dinero. Esto era algo que generaba respeto y prestigio. De hecho, al poco tiempo del robo de la Lufthansa, DeSimone recibió una buena noticia. Le iban a hacer miembro oficial de la familia Lucchese.

El final de Tommy DeSimone

Aunque DeSimone llevaba años trabajando para la familia Lucchese, su estatus seguía siendo la de alguien contratado. El que le hicieran de la familia era la mejor promoción que le podían hacer. Significaba que los otros miembros de cualquier familia le tratarían como un igual y sería incluido en negocios privados a los que los “contratados” no tenía acceso.

Sin embargo, lo que no sabía Tommy DeSimone es que le habían tendido una trampa. Se especula que fue su jefe Paul Vario el que le dijo a la familia Gambino que DeSimone había matado a Bentvena. ¿Por qué haría eso si le consideraba un buen empleado? El código de la mafia lo deja muy claro y no hay excepción. Matar a un miembro de una familia sin permiso es una condena a muerte.

DeSimone rompió el código al matar a William “Billy Bats” Bentvena y hasta el propio Paul Vario tenía que respetar el código. En enero de 1970 Tommy DeSimone despareció y de hecho no se le dio por oficialmente fallecido hasta 1990.

Según varios testigos fue el propio John Gotti el que mató a Tommy DeSimone, mucho antes de ser el jefe de la familia Gambino. Sin embargo, no queda claro como ocurrió. Según otro gangster que dice que fue testigo, DeSimone fue torturado y tuvo una muerte lenta y dolorosa. Sin embargo, esto no se puede saber a ciencia cierta.

El cuerpo de Tommy DeSimone nunca apareció. Se piensa que está en alguno de los muchos “cementerios de la mafia” que hay en las afueras de Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here