Todo el mundo sabe que dormir es una de las cosas preferidas de los gatos. Cuando un gato elige un sitio para dormir y le gusta, puede caer en un sueño muy profundo lo cual no es algo usual. Estos pequeños felinos suelen estar siempre alertas y es difícil sorprenderles. Muy cómodos tienen que estar para que tarden unos segundos en despertar y saber lo que está ocurriendo. Es lo que ha pasado en el video que ponemos a continuación.

En este caso un precioso gato persa eligió un coche deportivo para echar una cabezada. Dada la forma del capó y que el motor estuviera todavía caliente, el gato entra en un sueño más profundo de lo normal. Claramente ha encontrado el sitio ideal para estirarse y dormir un rato. La persona con la cámara se acerca y puede acariciar al gato sin que este apenas reaccione. Cuando el gato se da cuenta de que tiene a alguien encima de él intenta huir.

El problema es que el deportivo está bien encerado, y el gato aprende la lección durante un momento. Imaginamos que para el tuvo que ser como uno de esos sueños donde corres pero no puedes avanzar. Cuanto más rápido corría el animal, menos se movía hasta que pudo bajarse del capó del coche. La moraleja es no echar la siesta en coches demasiado encerados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here