Todos hemos visto en documentales, series y películas como los superdotados muchas veces son peculiares. En muchas ocasiones son raros y tienen hábitos raros y relaciones sociales bastante complicadas. ¿Podemos explicar porque algunas de estas personas tan inteligentes pueden ser tan extrañas? Hay varios motivos por lo que los genios pueden ser así. Algunos dicen que es algo genético y otros por el tamaño de su cerebro. Sea cual sea el motivo, aquí dejamos algunas de las explicaciones más comunes sobre su comportamiento. Quizá seas un genio y algunas de los síntomas te suenan más de lo que crees.

1 – Son muy sensibles  los sonidos

En la mayoría de los casos los superdotados tienen auténtica aversión a los sonidos constantes y repetitivos. Pueden ser golpes de un bolígrafo en una mesa, alguien haciendo ruidos con la boca, arrastrar sillas o mesas de forma continuada, etc. Se ha comprobado que los genios soportan poco estos molestos ruidos, aunque esto también nos pasa a los demás mortales en muchas ocasiones. Si alguna vez no te das cuenta y estás haciendo un ruido continuado y ves alguien que te mira con cara de odio, puede que estés frente a un superdotado.

2 – Los superdotados son muy ansiosos

Hay muchos estudios sobre la relación que hay entre la ansiedad y la inteligencia. La mayoría de los resultados han mostrado que están bastante vinculados. Uno de los motivos es que los más inteligentes siempre están analizando la información desde diferentes puntos de vista. Siempre están buscando nuevas piezas para añadir a sus proyectos. Esta forma de hacer las cosas suele llevar a la preocupación y a la ansiedad. Curiosamente esto también puede ayudar a tener más creatividad. En otras palabras, les ayuda a centrarse mejor en las soluciones a sus problemas.

3 – Duermen muy poco

Se ha comprobado que muchos sobredorados minimizan las horas de sueño siempre que les es posible. De hecho, la gente muy inteligente suele preferir estudiar y trabajar por la noche, donde las cosas están más calmadas. Como se ha comentado, suelen ser muy sensibles a los ruidos y por la noches todo está más en silencio. Esto se puede ver desde que son niños pequeños, donde buscan la noche para investigar en las cosas que les gustan.

4 – Una tendencia a la soledad

Para hablar sobre este tema, vamos a remontarnos a otros tiempos. En las sociedades tradicionales todo el mundo tenía que colaborar y hacer las cosas juntos para poder sobrevivir. Esto de alguna manera se ha asociado a la felicidad de poder participar en una comunidad con fuertes vínculos sociales. Sin embargo, en la gente extremadamente inteligente esto no suele funcionar de la misma manera. Les es más difícil relacionarse con muchas de las personas que piensan de un modo más común y estándar. Esto puede molestar a muchos superdotados que se ven incomprendidos en muchas cosas. Por este motivo muchos eligen simplemente estar solos con sus propios asuntos.

5 – No les preocupa equivocarse

Aunque los fracasos y las equivocaciones también les disgusta bastante (como ha todo el mundo), los superdotados se lo suelen tomar de otra manera. La idea es aprender de sus errores y así hacerlo mucho mejor la próxima vez. Se puede decir que ven las equivocaciones como una manera de mejorar y aprender. Las equivocaciones dan una gran cantidad de información para poder conseguir el éxito. Esto los superdotados lo tienen muy presente y lo usan para conseguir sus objetivos.

6 – Suelen tener un humor negro y sarcástico

Si eres de los que se ríen con los chistes sarcásticos y con fuertes toques de humor negro, hay muchas posibilidades de que tengas una inteligencia alta. En varios estudios se ha podido comprobar que varias personas con tenían aprecio a este tipo de humor, eran los que tenían un mayor coeficiente de inteligencia. Esto no significa que se sea peor persona por reírse de cosas que pueden ser de mal gusto. De hecho, se pudo ver que estas personas con un alto coeficiente tenían unos niveles muy bajos de agresión. Esto es precisamente por apreciar el humor, el cual libera los sentimientos de hostilidad y pensamientos negativos.

7 – Suelen ser más modestos de lo normal

Se puede pensar que los superdotados se lo tienen muy creído y no pierden oportunidad en mostrar los listos que son. Pues lo cierto es que no es así. Muchos superdotados dudan sobre su inteligencia y capacidad de hacer las cosas correctamente. Esto se conoce como el síndrome del impostor. Se piensa que es debido a que están continuamente desafiándose y poniéndose nuevos retos. Esto al final lleva a una situación donde se ven desbordados con las cosas que tienen que conseguir. Básicamente les hace sentir como impostores. Es uno de los mayores problemas con los que enfrentan estos genios a lo largo de su vida.

8 – Suelen pasarse con las drogas y el alcohol

Esto es algo que se sabe desde hace mucho tiempo. De hecho, muchos de los superdotados más célebres han pasado por episodios de abuso de todo tipo de sustancias. ¿Por qué ocurre esto? Se piensa que los que tienen un alto coeficiente de inteligencia están más abiertos a nuevas experiencias. También está el tema del aislamiento y la soledad comentados antes. Es una forma de sobrellevar muchas veces esa separación social por la que tienen que pasar.

9 – No suelen creer en ninguna religión

Muy pocos superdotados son religiosos o creen que exista un dios. Varios estudios han vinculados las más grandes inteligencias con un sentimiento religioso bajo o nulo. No siempre es así, y algunas veces la educación juega un papel importante en si se cree o no. Aun así, muchas veces las personas con altas inteligencias deciden elegir una vida sin ninguna creencia religiosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.