El apéndice parece que lo único para lo que sirve es para darnos disgustos en caso de una apendicitis aguda, lo cual nos lleva directamente al quirófano. Siempre se ha pensado que es un órgano que está ahí pero realmente no tiene una función definida. Los médicos extirpan este órgano incluso cuando los síntomas son leves y no se ha llegado a un ataque agudo. Se hace para evitar posibles infecciones y problemas más graves como una peritonitis, aunque no siempre es necesario hacerlo. Sin embargo, algunos estudios que están en marcha revelan que puede que nos hallamos equivocado con este órgano y su influencia en nuestro sistemas inmunológico. Por tanto ¿Sirve el Apéndice Para Algo?

El estudio es sobre las células linfoides innatas en el intestino y como pueden contribuir a la función y protección de dicho intestino. El estudio está siendo realizado por el Melbourne’s Walter and Eliza Hall Institute of Medical Research. Estas células pueden encontrarse también en cualquier superficie del cuerpo, incluyendo la piel, los pulmones y otras partes. Son importantes para proteger el cuerpo de infecciones y como respuesta a agentes dañinos en el medioambiente.

sintomas apendicitisLos estudios comenzaron viendo como funcionaban estas células durante y después una infección de intestino. Se quería comprobar como funciona el sistema inmune al proteger nuestro organismo. Se comprobó que el número de estas células afectaba como evolucionaba la infección. Se pudo ver que el apéndice tiene un buen número de estas células, lo que les llevó a pensar que no siempre es buena idea quitarlo.

¿Actúa el apéndice para defendernos de infecciones?

Mientras que el apéndice no es requerido para las digestiones que hacemos después de las comidas, tiene ciertas bacterias que permiten que el intestino se mantenga sano. Se comprobó que era especialmente beneficioso cuando había una infección del intestino y se producían diarreas. Las infecciones no solo echan líquidos y nutrientes por medio de la diarrea, sino que elimina las bacterias buenas.

Por tanto, este estudio está ahora diciendo que puede no ser una buena idea extirpar el apéndice si realmente no es necesario. En caso de apendicitis leve puede que sea mejor usar antibióticos para bajar la inflamación en lugar de decidir operar. Un apéndice sano puede ayudar a mantener las células linfoides innatas en un buen número. Una dieta rica en verduras y hojas verdes como la lechuga puede ayudar también a que este número se mantenga alto. El estudio comenta que el apéndice es definitivamente un parte importante de nuestro sistema inmune.

Por tanto, si estás pensando en quitarte el apéndice, puede que deberías pensártelo dos veces si realmente no es necesario. Por supuesto, siempre que no ponga en peligro tu salud más adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here