El hombre siempre ha estado unido al mar desde que existe. Aunque los océanos no son nuestro medio natural, siempre hemos estado navegando de una manera o de otra. Siempre lo hemos hecho con barcos, pero los submarinos son una historia diferente. Son un invento relativamente reciente en la historia de la tecnología. El primer submarino documentado fue creado por Isaac Peral en 1890, por lo que no llevan tanto tiempo en la historia moderna.

Para los que no tengan conciencia de lo que es ir en submarino, no es algo tan divertido como se puede pensar. Imagina estar encerrado en un lugar con poco espacio y rodeado de agua por todos lados. Al mismo tiempo, esa agua está presionando las paredes del submarino de una forma brutal. No es un lugar para los que tengan claustrofobia. De la misma manera que existen historias misteriosas para casi todo, los submarinos también tienen sus enigmas y misterios. Te contamos algunas historias sobre siniestros submarinos que posiblemente no conocieras.

1 – El fantasma del submarino UB-65

Empezamos con la extraña historia de un submarino de guerra alemán de la primera guerra mundial. Esta nave no tuvo demasiada suerte desde el principio. Antes de zarpar un torpedo estalló e hirió a varios miembros de la tripulación, matando también al segundo oficial. Se trataba del teniente Richter el cual no pudo superar sus heridas. Se hicieron las reparaciones necesarias  y el UB-65 finalmente abandonó el puerto. Lo que no se podían imaginar es lo que pasaría a continuación.

Mientras el submarino estaba en la superficie, un marinero de guardia dijo que había visto al teniente Richter en cubierta. No le hicieron mucho caso pensando que había sido una típica alucinación al estar tanto tiempo en el mar. Sin embargo otros tripulantes también empezaron a ver a Richter. La cosa se complicó tanto que los oficiales tuvieron que intervenir para tranquilizar a toda la tripulación. El cura de a bordo realizó una especie de exorcismo para alejar el espíritu del teniente muerto. Aun así, la mala suerte del UB-65 no había acabado.

Estando navegando por costas irlandesas fue interceptado por otro submarino americano. Ambas nave se prepararon para la lucha, pero los americanos se vieron sorprendidos cuando el UB-65 estalló sin motivo aparente. Un oficial americano dijo que había visto un oficial de pie en la cubierta según el submarino alemán se hundía. ¿Podía ser el teniente Richter?

2 – El asesinato necesario del U-505

En este caso es otro submarino alemán pero de la segunda guerra mundial. El U-505  fue atacado por cargas submarinas por barcos de guerra británicos en 1943. En medio del ataque el comandante del submarino alemán Peter Zschech se intentó suicidar pegándose un tiro en la cabeza. Lo hizo en la sala de control frente al resto de la tripulación. Fue llevado moribundo a su camarote mientras intentaban librarse de los destructores británicos.

Pasados unos días, un miembro de la tripulación llamado Hans Goebler se dio cuenta que el moribundo comandante emitía sonidos, quejándose de su situación. Esto era peligroso porque había que estar en total silencio. Los sonar británicos podía localizar estos sonidos y saber donde tenían que seguir lanzando las cargas submarinas. Alguien decidió acabar con la amenaza poniendo una almohada en la cara de Zschech. El médico de abordo protestó, pero los tripulantes estaban decididos.

El comandante Peter Zschech murió asfixiado por su propia tripulación. Esto sirvió para que el U-505 se librara de los barcos ingleses. El segundo oficial puso en el diario de abordo simplemente “Oficial al mando muerto”.

3 – El monstruo que atacó al UB-85

¿Existen los monstruos marinos? Un submarino alemán aseguró que si en 1918 cuando se rindieron sin ofrecer resistencia a un buque de guerra británico. Los británicos se quedaron sorprendidos de que los alemanes se quisieran rendir con tanta ansia. El motivo se lo contó el capitán Krech del U-Boat, el cual les contó una extraña historia. La noche anterior una extraña bestia les había atacado. Dijo que el animal se había agarrado a la cubierta mientras estaban en la superficie. El peso de la bestia casi hace que se hundieran.

La descripción no coincidía con ningún animal marino conocido. Tenía unos grandes ojos y la cabeza recordaba a una gran calavera. Sus tentáculos se extendían por la cubierta y de alguna manera recordaba a uno de esos calamares gigantes en la mitología. Hablaron incluso de que habían sido atacados por el Kraken. Según explicó el capitán Krech le dispararon con todo lo que tenían. Finalmente los disparos hicieron su efecto y el supuesto monstruo soltó el submarino. Sin embargo, el UB-85 había quedado tan dañado que ya no podía navegar. Al final se hundió en el océano dejando a mucha gente pensando en si realmente existen los monstruos marinos.

4 – El avistamiento ovni del USS Trepang

Ver un ovni desde un submarino suena bastante extraño, aunque teóricamente ocurrió de verdad. Esto se supo a raíz de una misteriosa fotografía aparecida en una revista francesa llamada “Top Secret”. En la fotografía se puede ver un objeto alargado parecido a un puro que aparece flotando en el aire. La revista dijo que las fotos se hicieron en 1971 desde el submarino Trepan por un oficial. Estaban en las remotas aguas de Noruega haciendo una expedición rutinaria.

Primero lo vieron por el periscopio y no sabían muy bien lo que era. Salieron a la superficie y es cuando consiguieron fotografiar al objeto no identificado. Lo cierto es que estas naves en forma de puro alargado se han estado viendo desde hace décadas. Muchos coinciden que la mayoría de los ovnis tienen esta forma en lugar de la típica esfera. ¿Es real la foto o un montaje? Lo cierto es que nunca se ha podido comprobar.

5 – El extraño caso del K-219

En este caso nos vamos a los submarinos soviéticos y en particular el K-129. Este submarino estaba patrullando el océano Atlántico en 1986 a unos mil kilómetros del norte de las Bermudas. Uno de los ingenieros de abordo notó una fuga en la sala de torpedos y quiso repararla. Sin embargo la cosa empeoró y el agua comenzó a entrar de forma incontrolada. Finalmente uno de los torpedos cayó al suelo causando una explosión. Murieron tres miembros de la tripulación y la explosión causó una fuga de agua más grande.

El agua llegó al compartimento del reactor nuclear poniendo en peligro toda la nave. Uno de los tripulantes entró en el compartimento para apagar el reactor, aunque le costó la vida. Controlada la situación subieron a la superficie. Cuando abrieron la escotilla y salieron a cubierta vieron algo extraño. Había largas marcas de arañazos a los largo del flanco del submarino. No había chocado con nada por lo que no había explicación a las marcas.

La marina soviética dijo que los arañazos y la explosión pudieron ser al haber chocado con un submarino americano. Se sabía que el USS Augusta estaba por la zona, aunque la marina americana siempre negó que esto pasara. En entrevistas posteriores al capitán del K-219 Nikolai Tushin dio una versión diferente. Dijo que habían colisionado con “algo” que habían oído en el sonar. Emitía sonidos en una mezcla de un pato y una rana. Lo llamó “Quacker” y se suponía que era una criatura marina desconocida.

6 – El misterio del Surcouf

Una nave que tuvo mucho impacto en la época fue el Surcouf, el cual era considerado el submarino más grande del mundo en 1929. Fue una respuesta a los avanzados submarinos alemanas U-boats que tenían los alemanes. Cuando Alemania invadió Francia los aliados temieron que se hicieran también con todos los submarinos franceses. Como respuesta fue enviado el Surcouf con una tripulación formada por ingleses y franceses.

Históricamente los franceses e ingleses habían sido enemigos y esto se notó mientras navegaban en el Surcouf. A pesar de estar en el mismo bando, hubo una pelea a bordo que provocó cuatro muertos. Aunque se pusieron sanciones, las tensiones continuaron entre los tripulantes. Los franceses pensaban que los ingleses estaban secretamente aliados con los alemanes. Por su lado, los ingleses habían sugerido que barcos franceses habían atacado barcos británicos.

En este clima de tensión el Surcouf fue enviado a las Bermudas en el océano Pacífico para reponer combustible. En febrero de 1942 desapareció en la costa de Panamá y nunca más se supo de este submarino. Una teoría fue que había colisionado con un barco mercante americano, ya que este barco dijo que habían chocado con algo grande. Sin embargo, muchos pensaron que fue debido al triángulo de las Bermudas que había hecho desaparecer tantos barcos y aviones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.