Todo el mundo sabe lo que es la música punk. Aunque ya han pasado muchos años desde que apareció en escena, de alguna manera sigue con nosotros en muchos sentidos. No solo fue un género musical sino una forma enfrentarse al sistema mediante un rotundo desafío. Una de las bandas pioneras fueron los Sex Pistols, los cuales no paraban de crear polémica y meterse en líos.

Precisamente el punk se trataba de eso, y era mostrar a una juventud enfadada y decepcionada por todo, la cual protestaba por la situación en la que vivían. Como pasa muchas veces, la música es la mejor manera de protestar. Una actitud desafiante y unas letras aplastantes es muchas veces lo único que se necesita. En este sentido, los Sex Pistols eran los mejores en los setenta.

Aunque el cantante apodado Johnny Rotten era la cara visible del inconformismo, el resto de los músicos hacían su parte. Steve Jones a la guitarra, Paul Cock a la batería y un bajista llamado Glen Marlock que no duró mucho tiempo en el grupo. Lo sustituyeron por un joven llamado John Ritchie, el cual acabó siendo llamado Sid Vicious.

Los inicios de Sid Vicious antes de los Sex Pistols

sid vicious y nancy

Uno de los motivos por los que John Ritchie “Sid Vicious” fue metido en el grupo no era porque tocara bien el bajo. Era por su actitud frente al mundo de total desprecio y rebeldía. Eso también incluía una fuerte adicción al alcohol y las drogas, pero en la era punk eso era un plus.

Lo cierto es que la niñez de John Ritchie no fue la ideal. Provenía de una familia desestructurada donde su relación con la droga le venía desde que era un bebé. Su madre los usaba para transportar droga de un sitio a otra. La droga iba escondida en los pañales o en la ropa que llevaba. Mucho antes de estar en los Sex Pistols ya había tenido varios incidentes con la justicia.

Sid Vicious había probado tocar varios instrumentos porque le gustaba la música. En esa época era lo que todos los jóvenes hacían. De hecho, llegó a tocar la batería en el grupo “Siouxsie and the Banshees” por un corto periodo de tiempo. Su vida de excesos con el alcohol, las drogas y una vida a toda marcha ya le habían pasado factura siendo muy joven.

Aparte de tocar en varios grupos locales en Londres, John Ritchie estuvo en varios centros de terapia por sus tendencias suicidas. Al mismo tiempo que el futuro Sid Vicious se buscaba la vida en la capital londinense, el manager de grupos de rock Malcolm McLaren ponía en marcha un nuevo grupo llamado Sex Pistols.

El cabeza de grupo era un irreverente John Lydon (Johnny Rotten) y el grupo rápidamente se empezó a hacer un nombre en el panorama musical londinense. Curiosamente, John Ritchie se hizo fan del grupo Sex Pistols y los vio varias veces en clubs de la capital. Como se ha dicho antes, el bajista Glen Matlock dejó el grupo y John Ritchie se presentó a las pruebas para ser el nuevo bajista.

¿Un bajista que no sabe tocar el bajo?

sid vicious y nancy spungen

Esto ha sido uno de los temas que del que más se ha hablado sobre los Sex Pistols. ¿Hasta que punto sabía Sid Vicious tocar el bajo? Lo cierto es que en circunstancias normales las habilidades como bajista de Sid Vicious no hubieran sido suficientes en un grupo normal.

Se sabía que Sid Vicious desconectaba su bajo del amplificador de forma frecuente en los directos. De hecho, ni siquiera tocó el bajo en los álbumes más emblemáticos del grupo, ya que fue el guitarrista Steve Jones el que grababa los bajos. Trabajar con Sid Vicious no tenía que ser fácil dada su desenfrenada viva.

Hay muchas historias sobre los excesos del bajista describiendo, como por ejemplo esnifar “speed” en cualquier sitio. No importaba que fuera en unos lavabos mugrientos llenos de vómito y agua contaminada. Esto le llevó a ser hospitalizado por una hepatitis que contrajo.

Sin embargo, cuando la heroína llegó de lleno en el grupo, las cosas empeoraron mucho. Esto se notó bastante en la primera gira mundial importante del grupo, donde tocaron en Estados Unidos. Era 1978 y las cosas se volvieran un poco violentas. Una de las cosas que pasaron es que Sid Vicious golpeó a un fan con su bajo durante un concierto. Aparte de los problemas legales, esto le dio aun más fama a la leyenda del polémico músico.

Sid y Nancy

sid vicious madre

Una de las personas que se han vinculado a la leyenda de Sid Vicious fue una joven llamada Nancy Spungen. Había llegado a Nueva York siendo aun menor de edad en 1975, y una de las cosas que hacía es ser groupie para diferentes bandas del momento. Su pasado tampoco había sido un camino de rosas y también tenía una fuerte adicción a las drogas.

Su forma de ser no hacía que tuviera muchos amigos. Su agresiva forma de ser y de hablar hizo que se ganara las simpatías de algunos músicos con los que trabajaba. Era la encargada de comprar las drogas y rápidamente tuvo una conexión con Sid Vicious.

En 1977 Sid Vicious y Nancy Spungen eran ya inseparables. Curiosamente, el resto de los Sex Pistols no podían ni ver a Nancy Spungen. Era algo parecido a lo que pasó con John Lennon y Yoko Ono con los Beatles. Esto hizo que la prohibieran la entrada a los camerinos en su última gira, lo cual no gustó a Sid Vicious. Este fue uno de los motivos de su abandono del grupo.

La relación que tenían Sid y Nancy era turbia y esto lo sabía todo su entorno. Aparte del problema de drogas que tenían, se sospechaba que Nancy Spungen tenía indicios de tener esquizofrenia u otro problema mental. Durante su adolescencia Nancy  había estado ingresada en varios psiquiátricos e incluso había atacado a su madre con un martillo.

La habitación del hotel Chelsea

sid vicious hotel chelsea

Mientras Sid Vicious preparada su carrera en solitario, el y Nancy decidieron tomarse un tiempo de descanso. Eso significaba hacer una fiesta prolongada que incluía sexo, alcohol y drogas. Pidieron una reserva en la habitación número cien del hotel Chelsea, y nadie podía pensar lo mal que iba a acabar.

El 12 de octubre de 1978 el cuerpo de Nancy Spungen fue encontrado en el cuarto de baño de la habitación. Encontraron a Sid Vicious muy agitado y desorientado por los pasillos del hotel, y fueron a ver lo que pasaba. Nancy tenía varias puñaladas en el abdomen y había muerto desangrada.

Sid Vicious fue detenido y en una primera declaración confesó el crimen. Sin embargo, luego lo retiró y se declaró inocente. Lo que se pudo comprobar es que ambos tenían altas dosis de alcohol y barbitúricos en sangre.

Son muchas las teorías sobre lo que pasó en la habitación del hotel Chelsea. Aunque todo apunta a que el músico mató a su novia estando completamente drogado, algunos dicen que pudo haber sido otra persona el asesino. Durante su estancia en el hotel. Varias personas entraron y salieron de la habitación, incluidos traficantes de droga.

Una de las teorías dice que Nancy quiso engañar a Rockets Redglare, su traficante de drogas habitual. Este como represalia la acuchilló hasta matarla. También se dice que pudo haber sido ella misma la que se hirió en un momento de locura suicida.

El trágico desenlace de Sid Vicious

sid vicious muerte

Sid Vicious tuvo que pagar una fianza de 25 mil dólares para quedar en libertad. La verdad es que el dinero lo pagó la compañía de discos Virgin, con la que iba a grabar su primer trabajo en solitario. Estaba acusado de la muerte de su novia como principal sospechoso, y tendría que ir a juicio.

Fuera inocente o no, la muerte de su novia le dejó destrozado. Debido a su lamentable estado por su abuso de drogas, fue hospitalizado en la clínica Bellevue. Estando ahí intentó suicidarse tirándose por la ventana chillando que quería estar con Nancy.

Al salir del hospital fue detenido de nuevo por otro caso que tenía pendiente. Su fianza fue revocada y pasó casi dos meses en prisión. Gracias al manager Malcolm McLaren consiguió el dinero para una segunda fianza y salió de la cárcel el 1 de febrero de 1979.

En prisión había estado en una terapia de desintoxicación por lo que parecía que por lo menos se había quitado el problema de las drogas. Su madre y algunos amigos incluso le hicieron una fiesta de bienvenida por haber salido de prisión. La fiesta se celebró en un apartamento de Greenwich Village, cerca de Nueva York. Todo el mundo comió espaguetis y bebió cerveza, incluido Sid Vicious.

Sin embargo, de alguna manera consiguió heroína y murió de una sobredosis el 2 de febrero de 1978. Se dice que la droga la consiguió su propia madre. Nunca llegó al juicio que tenía pendiente por al muerte de Nancy Spungen. ¿Sobredosis o suicidio? Es una pregunta que muchos se siguen haciendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here