Este año 2020 está siendo especialmente desagradable por muchos motivos, y parece que no está mejorando según va acabando. Por un lado tenemos el tema de la pandemia mundial el cual nos ha cambiado la vida a todos. Por otro lado, El 6 de octubre murió Eddie Van Halen, uno de los guitarristas más influyentes de la historia. El mismo mes de octubre ha muerto una leyenda del cine que nos dejó un montón de peliculones de lujo… ha muerto Sean Connery.

Es considerado el actor que mejor encarnó al agente 007 James Bond en el cine, pero no se encasilló en ese personaje. De hecho, la faceta que más me gusta de Sean Connery como actor es cuando dejó de ser 007. Películas como “El Nombre de la Rosa”, “Atmósfera Cero”, “Los Intocables de Elliot Ness” y muchas otras, nos mostraron la gran calidad de este genial actor.

Hacemos en flipada.com un pequeño homenaje a Sean Connery, contando algunas cosas interesantes que quizá no conocías de este gran actor.

1 – Estuvo en la Real Armada Británica

Siendo muy joven Sean Connery se alistó en la Real Armada Británica, donde sirvió durante tres años. Estuvo estudiando para ser artillero en un barco, aunque luego fue asignado con la calificación de “marinero hábil” en el ya desaparecido portaviones “HMS Formidable”. Los marineros de este tipo tenían un gran prestigio porque significaba que eran profesionales que sabían muy bien lo que hacían. Connery se convirtió en todo un marinero de la armada durante sus tres años de servicio.

En aquellos tiempos los marineros tenían la tradición de hacerse tatuajes, pero no como los de ahora. Eran más rusticas y se hacían con tinta normal. Eso no significaba que no fueran importantes ya que se solían hacer por motivos muy personales. En el caso de Sean Connery se hizo dos tatuajes, que representaban a su familia y su patria Escocia. El primero era una referencia a su madre y padre, y el segundo decía “Escocia para siempre”.

Cuando acabó su servicio de tres años en la Real Armada Británica tuvo que cambiar de profesión. Probó varias cosas para conocer cual sería su futuro trabajo, como por ejemplo camionero, ebanista en una funeraria (era el que pulía los ataúdes), e incluso trabajó de modelo. En su juventud Sean Connery tenía un físico envidiable, el cual mejoró haciendo culturismo. No es de extrañar que le pagaran para posar en la escuela de arte de Edimburgo.

2 – Fue actor casi por casualidad

Se puede pensar que un gran actor como Sean Connery estaba predestinado desde joven para ser actor, pero no fue así. Al salir del ejército hizo muchos trabajos y como se ha comentado, uno de ellos era como modelo para artistas en Edimburgo. Dado su privilegiado físico, empezó a tomarse el culturismo muy en serio y llegó a pensar en hacerlo profesionalmente. De hecho, se presentó en 1953 a la competición de Mr. Universo, aunque no lo ganó. Tenía 23 años y todavía no tenia claro lo que hacer, aunque ya había tenido un contacto con la interpretación un par de años antes.

Durante la búsqueda de una profesión donde pudiera encajar, una de las cosas que hizo fue ayudar en un teatro. No lo hizo como actor, sino como ayudante para poner los decorados y preparar las obras teatrales. Según dijo en varias entrevistas, todo este mundo del teatro le atrajo bastante y no descartó trabajar algún día en ese mundo. Tampoco tenía que ser necesariamente de actor, pero su idea era dedicarse a algo relacionado.

Curiosamente fue durante una competición de culturismo cuando llegó su oportunidad de ser un actor. Se enteró que estaban haciendo un casting para hacer una película y necesitaban a actores secundarios para hacer varios papeles. Connery pensó que podía ser interesante y se apuntó a las pruebas. Le acabaron contratando para hacer un pequeño papel, y la compañía South Pacific quedó tan encantada que le dieron más papeles importantes. Había comenzado su carrera de actor.

3 – ¿Cuándo se convirtió en James Bond?

Sean Connery había encontrado por fin su profesión la haber hecho algunos papeles con South Pacific. Cada vez se oía más su nombre en el entorno cinematográfico inglés, aunque estaba lejos de ser una estrella. Connery tenía una buen físico, tenía carisma y sabía actuar, pero eso no era suficiente. Sin embargo, el destino quiso que algo cambiara en su carrera y le transformara en una estrella mundial.

A principios de los sesenta se estaba poniendo en marcha una nueva producción de cine basada en las novelas de Ian Fleming. Muchos actores se habían enterado de que esto estaba en marcha y sabían que podía ser algo muy grande. La producción era de lujo y hacer de agente secreto 007 podía ser el papel de sus vidas. Algunos actores se apuntaron a las pruebas, y en la lista había nombres como los de Richard Burton, Rex Harrison y Cary Grant. Sean Connery también probó por si acaso, aunque no tenía muchas esperanzas para conseguirlo.

El productor encargado de hacer esta película de agentes secretos era Cubby Broccoli. Lo tenía difícil para elegir al que iba a ser 007, pero fue su mujer Dana la que resolvió el dilema. Había visto la prueba de Connery y se había quedado maravillada de la presencia del actor. Según dijo, despedía magnetismo y podía ser perfecto para ser James Bond. Sin embargo, no todo el mundo pensaba así, y el primero era Ian Fleming. Según el escritor, Connery era demasiado tosco y poco refinado para hacer de 007.

El productor Cubby Broccoli hizo caso a su mujer y volvió a visionar las audiciones de Connery. Esta vez si vio que el actor podía encajar en el papel y convenció a Fleming para que hiciera de Bond. Fleming acabó aceptando cuando vio más pruebas de filmadas de Connery y cambió partes del guión para hacer a Bond medio escocés (principalmente por el acento de Connery).

4 – El fuerte acento de Connery que nunca pudo quitarse

Como se ha dicho antes, Sean Connery tenía un fuerte acento escocés que era muy reconocible. A pesar de esto consiguió el papel de agente 007, el cual en teoría era totalmente británico. El éxito de la primera película de James Bond “Agente 007 contra el Dr. No” en 1962 fue aplastante. Nunca se pudo quitar ese fuerte acento, incluso haciendo papeles donde no debería hablar así. Lo cierto es que era tan querido por la gente que a nadie la importaba.

Hemos visto a Connery en películas como “Los Inmortales” o “A la caza del Octubre Rojo”, y sus personajes tenían poco de escoceses. Sin embargo, ese era el acento que seguía teniendo sus personajes, y fueron películas con un increíble éxito en todos los sentidos. De hecho, el acento de Connery se convirtió en su sello personal que le hacía incluso más popular. Precisamente la gente quería escucharle hablar de esa manera.

5 – Era Caballero nombrado por la misma Reina Isabel II

Al igual que otros famosos actores británicos, Sean Connery fue nombrado Caballero por la reina de Inglaterra Isabel II. Fue en julio del año 2000 y tuvo cierta polémica ya que el actor era un defensor de la independencia de Escocia. No era algo que gustara demasiado a los ingleses y a la monarquía, pero aun así le dieron el título de caballero. Sean Connery recibió este gran honor en un traje típicamente escocés, con falda incluida.

Según dijo el actor, fue uno de los días más increíbles de su vida ya que era todo un honor recibir ese título. Pensaba que también ayudaba a la causa escocesa, aunque no todo el mundo estaba de acuerdo. Connery recibió este título muy tarde, ya que según muchos podía haberlo recibido muchos añas antes si no hubiera sido independentista.

6 – ¿Fue el mejor James Bond?

Muchos se hacen la misma pregunta, y es ¿Fue Sean Connery el mejor agente 007 de todos los que hay? Esto puede ser una cuestión de gustos, aunque por votaciones generales todo el mundo coincide que fue Connery el que mejor interpretó el papel. En mi caso, tengo que reconocer que el mejor para mi ha sido Roger Moore. De hecho, creo que Connery consiguió sus mejores papeles cuando dejó de ser James Bond.

La carrera como actor de Connery nunca decayó incluso cuando se quitó la etiqueta de James Bond. En varias votaciones que se han hecho en grandes medios, parece que la gente se queda con Connery en el papel de 007. Una de estas valoraciones se hizo el mismo día que Connery murió y fue realizada por RadioTimes. Connery quedó en primero lugar seguido de Daniel Craig. En tercer lugar quedó Pierce Brosnan, lo cual es curioso porque los dos anteriores son “James Bond” modernos.

Conclusión

Sean Connery ha fallecido con 90 años, lo cual es una larga vida y muestra la fortaleza de este actor, de la misma manera que mostraba en sus películas. Se retiró en el 2006 con 76 años, lo cual no está nada mal, y se dedicó a disfruta de su jubilación haciendo lo que más le gustaba. Connery era entre otras cosas un fanático del golf y dedicó mucho tiempo a este juego. Por desgracia, su salud empeoró en los últimos años debido a una enfermedad neurológica, pero siempre lo mantuvo en privado. Finalmente murió de forma apacible mientras dormía y rodeado de su familia. Sin embargo, nos ha dejado un legado de película muy extenso para recordarle para siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here