Muchas veces los animales se meten en problemas ellos solitos, y hay que echarles una mano. Se sabe que las ardillas son unos pequeños animales que son muy curiosos. El problema de la curiosidad es que puede ocasionar situaciones complicadas, y es precisamente lo que le pasó a esta ardilla.

Los comederos de pájaros son precisamente eso… sitios donde van a comer las aves. No están pensados para que vayan las ardillas, y ya nos podemos imaginar lo que pasó. Una ardilla entra en el comedero, pero al intentar salir se queda atrapada por la cintura. No tiene forma de salir, y si no hubiera recibido ayuda podría haber muerto. Por suerte, recibe ayuda y sale sin daño de la experiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here