Justo en el centro de la ciudad de Berlín, hay un pequeño y escondido museo en honor del gran David Hasselhoff, el protagonista  de “El Coche Fantástico” y “Vigilantes de la Playa”. Puede que empezara simplemente como una broma y un santuario del actor, pero este curioso museo celebra un año de existencia. Ha tenido más éxito del que se esperaban y parece que a todo el mundo le encanta este sitio dedicado al actor y cantante. De hecho, Hasselhoff se ha convertido un icono de la cultura alemana, lo cual es sorprendente. Lo cierto es que no es un museo que aparezca en las guías turísticas habituales. Por este motivo, esperamos que este artículo ayude a los turistas que vayan a Berlín para que sepan dónde está y lo visiten.

foto-1El museo de David Hasselhoff está bastante escondido, y lo podemos encontrar en el sótano del hostal Circus, en el barrio de Mitte. Según los empleados del hostal, la mayoría de la gente se encuentra este museo cuando baja desde la cafetería para ir al cuarto de baño. La mayoría vuelve a subir con una amplia sonrisa o riéndose con este descubrimiento. En el mismo bar tienen incluso carteras de Hasselhoff que la gente se pone en las fiestas que se hacen. Las máscaras siempre están a la vista en el bar. De este modo la gente pregunta por ellas, y ya se les manda al museo para que lo vean si no lo conocían.

Los orígenes de este peculiar museo

foto-2La idea de hacer este santuario dedicado a Hasselhoff empezó hace unos ocho años. La dueña del hostal es una ferviente admiradora del actor y no le importaba decirlo a todas horas. Cuando el hostal se reformó en el 2014, en el sótano quedo un gran espacio al haber movido la destilería de cerveza. Otro de los dueños del hostal entonces sugirió usar este sitio en desuso para expandir su admiración por el artista. Lo siguiente fue pasar varios meses en eBay y Amazon buscando todo tipo de cosas relacionadas con  Hasselhoff. Se recolectaron muchas cosas, incluso consiguiendo un coche fantástico para el museo. Parece ser que este coche fue lo más difícil de conseguir.

El museo se planificó separando el espacio en cuatro partes. Una para celebrar la influencia del actor en Berlín, dos dedicadas a sus dos series “El coche fantástico” y “Vigilantes de la palaya” y una cuarta para promocionar su campaña de cambiar el nombre de la calle del hostal. Actualmente la calle se llama Weinbergsweg y la quieren llamar David-Hasselhoff-Strasse. Strasse significa calle.

foto-3Hoy por hoy, los dueños del hostal están orgullosos de decir que tienen el mayor museo dedicado a Hasselhoff del mundo. También presumen de tener el mayor mural del actor que existe, el cual está en la entrada del museo y donde se puede ver a Hasselhoff reclinado. Como curiosidad, la dueña del hostal puso pelo falso en este mural, justo en el pecho del actor. Al final lo tuvieron que quitar por temas higiénicos porque todo el mundo lo tocaba al pasar.

Lo cierto es que no se sabe muy bien porque existe este culto por el actor entre muchos alemanes. De hecho, muchos se lo toman a broma cuando llegan al museo. Como anécdota, los alemanes acuñaron un dicho propio a raíz de ver el video de Hasselhoff ebrio tratando de comerse una hamburguesa. El video se hizo viral hace unos años, y desde entonces se hizo celebre la frase “gehasselhofft”, que significa “estar completamente borracho como Hasselhoff”. Lo cierto es que el museo es una buena oportunidad de saber más cosas de este actor y cantante. Aunque no se sea un fan suyo, no hay duda de que sigue siendo divertido.

foto-4

Para terminar, os dejamos con un divertido video de David Hasselhoff que muestra su gran sentido de humor:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here