Acaba de pasar el día de San Valentín, y precisamente la película El silencio de los corderos se estrenó este mismo día en 1991. Se pensó en estrenar el film a mediados de febrero porque la productora no quería que compitiera con otra película que iban a estrenar: “Bailando con lobos”. Querían que la película de Kevin Costner tuviera la menor competencia posible, y la estrategia funcionó muy bien. “Bailando con lobos” ganó siete Oscar. Lo mismo pasó con “El silencio de los corderos” la cual también ganó varios Oscar y marcó un antes y un después en el género de detectives y psicópatas. Como ha sido su 25 aniversario recientemente, os dejamos unos cuantos datos interesantes de la película que puede que desconozcas.

Hablando de los Oscar que ganó esta película, hay que saber que fue la tercera en toda la historia que ganó los Oscar más importantes de la academia: Mejor película, mejor actor, mejor actriz, mejor director y mejor guión. Lo curioso es que antes de ganar tantos premios, había recibido algunas malas críticas e incluso se había cuestionado el guión diciendo que era una sarta de tópicos y escenas sin sentidos. Los premios de la academia y el éxito de taquilla demostraron lo contrario.

Los derechos de autor de Hannibal Lecter se dieron gratuitamente

foto-1Ya lo comentamos en este mismo blog en otro artículo, pero ya había una versión en los ochenta de la novela “Red Dragon” en la que se basa El silencio de los corderos. Se trata de la película “Manhunter” de Michael Mann. Sin embargo, esta versión de los ochenta no tuvo mucho éxito por lo que el productor Dino De Laurentiis regaló los derechos del personaje de Lecter a los productores de El silencio de los corderos. Solo decir que la segunda parte de la película sobre Lecter hizo más dinero incluso que la primera.

Los actores iban a ser otros también conocidos

Para empezar, se habló en un principio de incluir en el reparto a Gene Hackman como Crawford, el detective jefe del FBI. Sin embargo, después de haberse visto en algunas escenas de su reciente “Arde Missisipi” haciendo también de detective, pensó que no quería protagonizar más personajes oscuros por el momento. Para el papel de Lecter se pensó en un primer momento en Sean Connery, el cual incluso llegó a leer el guión. Parece ser que le pareció simplemente “repugnante”.

foto-2Jodie Foster se interesó por la película desde el primero momento e incluso quiso comprar los derechos del libro para la película ella misma. Sin embargo no pudo ser. Entonces empezó a luchar para conseguir el papel de Clarice Starling. Sin embargo, el director Jonathan Demme quería a Michelle Pfeiffer. Lo curioso es que a Pfeiffer le pasó algo parecido que a Hackman, viendo el personaje y la película demasiado oscuros. Cuando finalmente Foster consiguió el papel, el director seguía sin estar demasiado convencido. Después de la gala de los Oscar cambió de opinión.

Otra cosa que preocupó a Jodie Foster fue como iba a salir su papel de agente del FBI. Unos años antes la actriz había sido amenazada de muerte y el FBI intervino. Esto dejó muy impresionada a Foster. Tenía un gran respeto por esta agencia y quería que se les reflejara de la manera correcta. Incluso habló con el director de este tema.

La actuación de Anthony Hopkins como el caníbal más famoso del cine

foto-3Está claro que la actuación de Anthony Hopkins como el caníbal Hannibal Lecter hizo historia, y posiblemente sea el personaje por el que se le recuerde siempre. ¿Dónde se inspiró Hopkins para crear el papel que relanzó su carrera? Cuando le preguntaron como había creado su personaje, dijo que hizo una mezcal de Truman Capote, Katharine Hepburn y el ordenador Hal de la película de Kubrick “2001 una odisea en el espacio”.

Hopkins también aprovechó el miedo que tiene mucha gente de los médicos y de los dentistas. Pidió explícitamente vestir de blanco durante toda la película. Según su teoría, los médicos y dentistas suelen vestir de este color, y esto repercutiría en el subconsciente de la audiencia.

El mal rato de Scott Glenn cuando preparaba su papel de Crawford

foto-4Para preparar su papel de agente del FBI, el actor Scott Glenn visitó un centro de estudios científicos del comportamiento que tiene el FBI en Quántico, Virginia. La idea era concienciarse de los horrores a los que se tenían que enfrentar los agentes en algunas ocasiones. Lo que pasó es que estuvo escuchando varias cintas de casos que había llevado el FBI. En una de las cintas escuchó la historia de los asesinos en serie Lawrence Bittaker y Roy Norris, los cuales violaron y torturaron a una chica de solo 16 años. El actor salió del centro llorando y diciendo que comprendía porque se aplicaba la pena de muerte.

El asesino en serie Búfalo Bill en El Silencio de los Corderos

foto-5Para crear el personaje del asesino que persigue el FBI, se fusionaron tres asesinos en serie muy conocidos, que fueron Ted Bundy, Gary Heidnik y Ed Gein. El escritor de “Dragón Rojo” Thomas Harris en el que se basa la película, incluso asistió a algunos de los juicios de Bundy y le envío una copia de su libro. Parece que esto le vino bien a el silencio de los corderos.

El baile que hace el actor Ted Levine que hace de Búfalo Bill, no aparece en el libro pero el actor insistió en dejarla en la película porque demostraba lo loco que estaba su personaje. Lo que no sabe mucha gente es que para hacer esa escena del baile grabándose el mismo, tuvo que tomarse unos cuantos tequilas para desinhibirse. ¿A que ahora tienes ganas de volver a ver el silencio de los corderos de nuevo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here