¿Te imaginas poder construir un robot con una impresora 3D y hacerlo andar nada más salir de la impresora? Pues esto es lo que nos muestra el video que te ponemos más abajo. El secreto de la movilidad de este robot es una combinación de líquido y plástico para las diferentes partes. Hacer un robot creado a partir de partes hechas con una impresora 3D no es algo nuevo. Sin embargo, unos ingenieros han encontrado la manera de imprimir un robot entero preparado para andar según está completado. Lo han hecho en el departamento del MIT para Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial.

Lo han logrado modificando una impresora 3D para que pueda funcionar como una impresora de tinta tradicional. Esto ha permitido que los ocho cabezales de la impresora puedan liberar varios materiales para conseguir varios objetivos diferentes. Según se va depositando el plástico líquido que forma los mecanismos hidráulicos, también libera el líquido especial para darles la potencia de movimiento. El cuerpo del robot es luego endurecido con rayos ultravioleta mientras que los fluidos hidráulicos mantienen su estado líquido.

Después de más de veinte horas de proceso de impresión, este robot de seis patas ya está preparado para dar sus primeros pasos. Lo único que se tiene que hacer es añadir un pequeño motor y una pila. En el video se puede ver el resultado final de todo el proceso. Este proyecto será presentado en varias conferencias sobre robótica y automatización en los próximos meses. Quién sabe si será el primer paso para crear nuestros propios juguetes robóticos en casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here