Todos sabemos que en muchos casos los animales no son tratados con amabilidad y el abuso al que les sometemos es terrible. Por suerte, hay muchas organizaciones con personas que se preocupan de que reciban una mejor atención y denunciar los abusos. Hace poco pudimos ver la noticia de Bandit, un toro que llevaba toda su vida encadenado y casi sin apenas moverse. Este animal nunca había conocido una vida de libertad fuera de su estrecho cubículo. Por desgracia, es lo que ocurre con millones de animales de todo tipo en el mundo. Muchos de ellos mueren si salir de su encadenamiento y sin experimentar la libertad ni una sola vez.

El abuso animal es un problema que prevalece en nuestro mundo y tiene que ser solucionado sin excusas. Por suerte, una compañía de protección animal llamada Gut Aiderbichl es una de las que está determinada a cambiar este comportamiento con los animales. Está compuesta también de varias fundaciones sinónimo de lucro que operan en Alemania. Tienen varios santuarios de animales donde los que son maltratados pueden vivir el resto de sus días tranquilamente.

Uno de los trabajadores de la compañía llamado Christian se enteró de la situación de Bandit. Lo que hizo fue tomar acción e ir a buscar al toro al establo donde estaba encerrado. En el siguiente video podemos ver como es la primera reacción del animal al verse sin atar. De hecho, se puede ver como Christian acaricia al toro y este lo agradece mucho. Como se puede ver, los animales sienten y tienen las mismas reacciones que nosotros, y es algo que nadie debe olvidar. En este caso, el final ha sido feliz, pero no ocurre así en la mayoría de los casos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here