¿De verdad existieron las ratas explosivas? Hemos hablado varias veces de la segunda guerra mundial y las muchas maneras de combate que se usaron. También hemos hablado algunas de las batallas más épicas que hubo, donde una de ellas fue el feroz combate aéreo entre Alemania e Inglaterra. Los alemanes bombardearon de forma intensiva el Reino Unido, donde Londres fue la más atacada. No solo fue Londres ya que muchas otras ciudades tuvieron que aguantar todas las bombas alemanas que le caían del cielo.

Por si fuera poco, los efectivos submarinos alemanas llamados U-boats tenían en jaque todas las líneas marítimas que iban al Reino Unido. Era un gran riesgo salir o entrar de la isla británica, y hubo una época en que parecía que finalmente sería invadida por la Alemania Nazi. Esto hizo que se intentaran muchas maneras de contraatacar los ataques alemanas, algunos más normales y otros bastante más curiosos. Hoy hablaremos de un plan que es difícil de creer, pero se tomó muy en serio para hacer daño al enemigo. Fueron las llamadas ratas explosivas.

El plan de las ratas explosivas británicas

El ministro de economía de guerra Hugh Dalton decidió formar un grupo especial de operaciones llamado SOE. Este grupo estaba encargado de dar ideas para hacer la guerra a Alemania y ponerlo en práctica. Uno de estos planes era atacar a los temidos U-boats desde dentro. El plan era usar ratas muertas para hacer volar por los aires las calderas de los submarinos. ¿Cómo lo querían hacer? Meter en las ratas muertas cartuchos de dinamita y mezclara con el carbón que los submarinos alemanas usaban para las calderas.

Como ocurría en otras máquinas de la época, al lado de las calderas había montones de carbón que eran introducidos con palas por soldados o trabajadores. Si había alguna rata muerta o cualquier otra cosa también podría servir como combustible. Al meter una de estas ratas explosivas la caldera reventaría y el submarino quedaría inutilizado. Por supuesto, el plan tenía un problema. ¿Cómo accederían los ingleses a las reservas de carbón de los U-boats? Esto es algo que no se desveló y sería lo más complicado de hacer.

Se inició el plan pero finalmente fracasó

El plan que habían elaborado los miembros del SOE se puso en marcha. Lo primero era encontrar ratas muertas, lo cual no era tan fácil como se pensaba. No es que se pudieran encontrar ratas en cualquier sitio. Por este motivo la inteligencia británica contrató un suministrador en Londres para que encontrara todas las ratas que pudiera. Este suministrador pensaba que las ratas eran para un estudio en la universidad londinense. Sin embargo, el plan de las ratas explosivas fracasó casi desde el principio. El primer intento de introducir las ratas con dinamita en los U-boats fue descubierto por los alemanes.

Al ver los alemanes este sistema de usar ratas explosivas en el carbón, pusieron en marcha un protocolo de seguridad. Todas las reservas de carbón usadas en sus submarinos eran cuidadosamente inspeccionadas. Cualquier rata viva o muerta era rápidamente eliminada por si acaso tuviera dinamita dentro. Curiosamente varias de los cadáveres de estas ratas explosivas fueron llevadas a academias militares alemanas para dar clases de estrategia. Los alemanes vieron este plan como algo muy original y ganaron su admiración por ello.

El Curioso Plan de las Ratas Explosivas contra los Nazis
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here