Está claro que los bomberos son personas valientes que muchas veces arriesgan su vida. Lo han mostrado en muchas ocasiones y muchos han muerto en su puesto de trabajo. Entrar en un edificio en llamas que puede derrumbarse en cualquier momento es algo que no hace cualquiera. Sin embargo, en otras ocasiones no pueden ser tan temerarios porque no tiene sentido poner su vida en peligro si no hay vidas en juego. Si no hay nadie en peligro, muchas veces es mejor dejar que las llamas hagan su trabajo.

Esto es lo que pasó hace unos años en Tejas, donde un viejo puente de madera por donde pasa el ferrocarril se incendia. El incendio es demasiado peligroso para que los bomberos se acerquen, por lo que deciden simplemente disfrutar del espectáculo y ver como el puente se desploma. Lo cierto es que ver caer el puente es impactante, sobre todo al ver que el desplome se extiende hasta el horizonte. Todo quedó grabado en video.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here