¿Has visto la película “Freaks” de Tod Browning? En el polémico film de los años veinte salían un buen número de fenómenos del circo Barnum, todo muy real y sin trucos. Aparte de la película el circo Barnum hacía representaciones diarias con este grupo de personas con peculiaridades físicas. También había trapecistas, domadores de leones, payasos, etc. Sin embargo, eran los fenómenos los que atraían a hordas de personas curiosas. Podían ver a diferentes personajes, incluido la mujer barbuda, pero cuando llegaba el momento de ver al hombre serpiente, todo el mundo quedaba impactado. Era Prince Randian, el hombre sin brazos ni piernas.

Por mucho que la gente estuviera preparada, estar de frente a Prince Randian era intimidatorio. Para empezar, los brazos y piernas simplemente no existían y no había muñones saliendo del tronco. Prince Randian vestían una única pieza de ropa de color rojo y blanco, lo cual le hacía parecer una oruga (otro de sus apodos). ¿Qué hacía el hombre serpiente para entretener a la gente? Hacía asombrosos trucos con la boca.

¿De donde vino Prince Randian?

Nació en la Guyana británica pero no estuvo ahí por mucho tiempo. Prince Randian vivió en las islas Vírgenes, pertenecientes a los Estados Unidos. No se sabe mucho de lo que hizo en aquella época. Lo que si se sabe es que sufría del síndrome de tetra-amelia, el cual es un problema congénito que hace que se nazca sin miembros. Según el dueño del circo Barnum Prince Randian era hindú. Lo cierto es era cierto y de hecho su idioma nativo era hindi, el cual es uno de los dos idiomas oficiales en la India.

Sin embargo, lo que si era cierto y sorprendente era que hablaba con fluidez inglés, francés y alemán. A pesar de su problema físico era muy inteligente y llevó una vida muy normal. De hecho, se casó con una mujer también hindú conocida como la princesa Sara. Tuvo con ella tres hijas y un hijo. Se fue a los Estados Unidos con toda su familia a finales del siglo 19 y se quedaron en Nueva Jersey. Es donde le esperaba un trabajo en Barnum como Prince Randian – El hombre serpiente.

Una nueva vida en el circo Barnum

P.T. Barnum ser encontró con Prince Randian en 1889 mientras estaba de viaje en las islas Vírgenes. Se quedó totalmente impresionado con su físico y la forma que tenía de manejarse sin brazos ni piernas. No dudó en proponerle que fuera a los Estados Unidos y trabajara en su circo. En su número no tendría que hacer nada fuera de lo habitual. Solo lo que hacía habitualmente en su vida diaria.

Prince Randian había aprendido a realizar todo lo necesario para que su vida fuera lo más normal posible. Cuando hizo su primer número en el circo Barnum dejó a todo el mundo con la boca abierta. Enrolló un cigarrillo y lo encendió con una cerilla en un increíble acto de control. Luego tranquilamente apagó la cerilla con una de las caladas que había dado al cigarro.

Aunque este fue su número estrella, el hombre serpiente podía hacer muchas más cosas. A lo largo de los años había aprendido a pintar y escribir con la boca usando los dientes. Podía sostener cualquier cosa con ellos y hacer cosas que habitualmente se hacen con las manos. La escena del cigarro se puede ver en la película “Freaks” y te la dejamos más arribe en un video.

Uno de los grandes éxitos de Barnum

Una cosa que todo el mundo decía era el buen aspecto que tenía Prince Randian. Había aprendido a acicalarse e incluso se afeitaba el solo sin problemas. Usaba un bloque de madera de donde se había fijado una cuchilla. Se afeitaba moviendo la cara por el bloque de madera con cuchilla. Parece ser que estar siempre bien afeitado era casi una obsesión para el.

A la hora de guardar sus cosas, las tenía todas ordenadas en una caja de madera que decía haber construido el. En la caja también guardaba sus pinceles y las cosas para liarse los cigarros. La caja incluso tenía una cerradura. Estuvo cuarenta años actuando para el circo Barnum con un gran éxito. Finalmente murió en 1934 a los 63 años debido a un ataque al corazón. A pesar de sus limitaciones, Prince Randian vivió una vida plena y de éxito para alguien considerado un fenómeno de circo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here