Hay muchas maneras de actuar y uno de los preferidos en Estados Unidos es el del método. Se trata de meterse en el personaje hacerse parte de el para hacer la actuación más veraz. Cuando se trata de hacer personajes marginales con problemas de drogas, muchos actores tienen diferentes sistemas para introducirse en el personaje. Te contamos algunas de las cosas que algunos actores hicieron para que su interpretación fuera lo más real posible en sus personajes de drogadictos.

1 – John Travolta en Pulp Fiction

La película Pulp Fiction de Quentin Tarantino es todo un clásico del cine moderno. El director hizo tres secciones conectadas en el film donde dos de los personajes principales son unos asesinos a sueldo. Uno de ellos es Vincent Vega, el cual es protagonizado por John Travolta. Este personaje era adicto a la heroína y Travolta se tuvo que preparar el papel para hacer de drogadicto. Para hacerlo pidió consejo a un amigo de Tarantino que había sido heroinómano. Le dijo que era lo más parecido a tomar heroína. Su consejo fue que se emborrachara con tequila mientras se daba un relajante baño caliente. El actor así lo hizo para saber lo que siente un yonqui.

2 – Gary Oldman en Sid y Nancy

La banda musical The Sex Pistols tuvo una gran repercusión en la música al ser una de las pioneras en el género punk. Uno de los miembros más polémicos fue Sid Vicious por su estilo de vida y por como acabaron el y su novia Nancy. Gary Oldman no estaba interesado al principio en protagonizar una película sobre esta pareja. De hecho, rechazó el papel dos veces antes de que su agente le convenciera de hacer el film. También ayudó el que le ofrecieran bastante más dinero.

Gary Oldman es conocido por meterse de lleno en sus personajes, y así lo hizo haciendo de Sid Vicious. El argumento de Sid y Nancy se centraba en la relación que tenía esta pareja y su adicción a la heroína. Para preparar su personaje y parecer un verdadero yonqui, Oldman se puso una dieta de pescado hervido y melón. De esta manera pudo adelgazar para parecer un drogadicto muy delgado tal como era Sid Vicious. Se metió tanto en el papel que tuvo que ser hospitalizado por desnutrición.

3 – Nicolas Cage en Leaving Las Vegas

Puede que uno de los mejores papeles que ha hecho Nicolas Cage sea el de alcohólico en Leaving Las Vegas. Su papel de alguien que lo ha perdido todo y decide matarse bebiendo le consagró para siempre como uno de los grandes. Para meterse en el personaje, Cage empezó a aprender sobre el alcoholismo. Descubrió que si alguien bebía grandes cantidades de alcohol durante mucho tiempo podía tener alucinaciones (delirium tremens). Entrevistó a unas cuantas personas que tenían problemas con la bebida y consiguió toda la información que pudo.

Según dijo en una entrevista, el síndrome de abstinencia de un alcohólico tiene mucho que ver con el estómago. Por lo visto el estómago se contrae como un puño cerrado y cuando se bebe alcohol el estómago se relaja y vuelve a su estado normal. Por lo tanto, dijo que su actuación vino sobre todo de su estómago.

4 – Ewan Mcgregor en Trainspotting

Trainspotting es otra de esas películas que dieron el bombazo en taquilla y dieron a conocer un buen número de actores famosos. El argumento era el de unos adictos buscándose la vida a diario en una ciudad de Escocia. Ewan Mcgregor tuvo que preparar su personaje de drogadicto y para ello perdió 11 kilos. Lo hizo comiendo solo cosas a la plancha y en cambió la cerveza por el vino. También dijo que el y los compañeros de rodaje pensaron en inyectarse heroína a modo de investigación. Sin embargo, al final decidieron no hacerlo al ver los efectos que causaba. Dijo que al no ser un actor del método, hubiera sido una simple excusa para probar esta droga.

5 – Jared Leto en Réquiem por un Sueño

Jared Leto es conocido por ser un actor del método y meterse en sus personajes de forma extrema. Algunas veces lo hace más de la cuenta y algunas se preguntan si realmente actúa. Un ejemplo reciente es su papel de Joker donde no dejó de ser un psicópata ni siquiera fuera del rodaje. Incluso mandaba siniestros regalos a sus compañeros de reparto. Cuando hizo Réquiem por un Sueño no tomó drogas pero hizo algo bastante peculiar. Se fue a vivir con unos drogadictos para ver como se inyectaban heroína todos los días. El se inyectaba agua en lugar de heroína para hacerlo más real. Perdió unos diez kilos para su personaje y esto hizo que se desmayara varias veces en los rodajes.

6 – Leonardo Dicaprio en El lobo de Wall Street

En la película El lobo de Wall Street se habla de la vida real del broker Jordan Belfort. La vida de esta broker en el mercado financiero estuvo lleno excesos en los años ochenta. Una de las escenas que hizo Dicaprio fue cuando tiene una sobredosis de pastillas y no puede hacer nada más que arrastrarse. Para preparar la escena llamó al broker Jordan Belfort para que se arrastrara por el suelo como lo había hecho en la vida real. Solo estuvieron ellos dos y Dicaprio le filmó mientras Belfort le mostraba como era la sobredosis.

Aun así, si mayor inspiración fue en un video de YouTube donde una persona muy ebria intenta comprar cerveza pero no hace más que caerse. Este es el video que inspiró al actor:

Dicaprio también hizo otra película sobre drogadictos llamada Diario de un rebelde. En este caso hubo rumores de que si experimentó con drogas para prepararse para su personaje. El actor luego negó esto aunque si aprendió como se comportaba un drogadicto hasta el último detalle. Incuso cambió su forma de hablar para aparentar ser un adicto. Su interpretación fue tan buena que la gente no se creía que no hubiera tomado drogas para hacer el personaje.

7 – Heath Ledger  en Candy

El fallecido actor Heath Ledger estuvo en la película Candy, que trata sobre el amor de un poeta y una artista. Ambos están enganchados a la heroína y el argumento gira a esta historia de amor con la droga por medio. Ledger por aquel entonces era un fanático del surf en su Australia natal. Sin embargo, para hacer la película no podía tener el moreno de estar todo el día en la playa. Por ello lo dejó todo y dejó de tomar la luz del sol. De esta manera pudo conseguir la palidez que necesitaba el personaje.

Mientras que se iba poniendo pálido al no tomar el sol en absoluto, decidió conocer más sobre la heroína. Se empezó a juntar con un verdadero heroinómano para que le enseñara como se pinchaban los yonquis. Se lo enseñó en un brazo prostético muy real para que Ledger supiera como lo hacían los drogadictos de verdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here