Si vas a Texas podrás ver muchas cosas de interés. Si estás cerca de la localidad de Wimberley, entonces podrás visitar una de las curiosidades naturales más famosas de la zona. Se trata del llamado Pozo de Jacob. Es la boca de un sistema de cuevas submarinas que atrae a un gran número de buceadores todos los años. Los buceadores pueden bajar hasta 40 metros en las entrañas de la tierra y explorar el laberinto acuático de las cuevas. El problema es que tiene riesgo y muchos se han dejado la vida en el Pozo de Jacob.

 ¿Qué es el Pozo de Jacob?

El pozo de Jacob es un manantial que se encuentra al final de un complejo sistema de cuevas. Son tan espectaculares que muchos submarinistas las exploran para sacar espectaculares fotos y videos. También van bañistas normales a darse un chapuzón, aunque la atracción real es la exploración de las cuevas submarinas. La cueva empieza a unos diez metros y luego comienzan los diferentes caminos que se pueden tomar.

Hay dos túneles principales que se pueden explorar y se puede bajar hasta los cuarenta metros si el submarinista es lo suficientemente valiente. La anchura de los túneles, las templadas aguas y la buena visibilidad hacen que sea muy atractivo para ser visitado por aventureros. ¿Qué problema hay entonces con estas cuevas? ¿Por qué son tan peligrosas y muere tanta gente?

Los peligros del Pozo de Jacob

Muchos turistas y gente que vive cerca visitan mucho este manantial durante todo el año. Las aguas se mantienen siempre a una buena temperatura. El lugar es bonito y se puede nadar y refrescarse, lo cual es estupendo contra el calor de Texas. Los que van a bucear en las cuevas no deberían tener problemas, pero los hay. El laberinto de cuevas puede ser engañoso si no se conoce bien. Muchas de las muertes se producen porque no calculan bien cuanto van a tardar en salir y se les acaba el oxígeno.

Otro de los peligros es que en ciertas zonas los pasadizos se estrechan mucho. Si no se conoce y alguien se mete en una zona estrecha, puede quedar atrapada. Se han dado casos donde el equipamiento que lleva el buceador es el que ha quedado atascado, provocando la muerte del submarinista. Hay varios videos donde se puede ver lo peligroso que puede ser bucear en el Pozo de Jacob.

Hay al menos una docena de muertes registradas en el Pozo de Jacob. Esto le ha hecho ganar la reputación de ser el punto de buceo más peligroso del mundo. Otra curiosidad de estas cuevas es que debido a su profundidad y complejidad hay muchos cadáveres que no se han podido recuperar. En algunos casos se han recuperado cuerpos después de veinte años. Aun así, el Pozo de Jacob sigue siendo un punto de visita de buceadores de todo el mundo.

Un Peligroso Lugar de Buceo llamado el Pozo de Jacob
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here