Ahora que llega el verano hay muchas cosas buenas en camino, sobre todo con los días más largos y cálidos junto a todas las cosas que se pueden hacer. Vacaciones, piscina, playa, tomar algo en una terraza, pasear, parques de atracciones, fiestas al aire libre… ¿Quieres que sigamos? El verano trae cientos de cosas buenas, pero también aparecen cosas menos agradables. Una de estas cosas son los mosquitos, y de eso trata el artículo de hoy. De hecho, el tema es ¿por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras?

Es bien conocido que hay personas que pueden estar todo el verano en zonas llenas de mosquitos y apenas ser picadas. Otras personas en cambio parece que tienen puesto un cartel animando a ser acribillados por estos insectos. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué hay en los mosquitos que son tan selectivos con algunas personas y de otras pasen completamente?

Es una pregunta que muchas personas se hacen en verano, y la contestamos de una manera simple y entendible. Dicho de una manera corta, la culpa de que un mosquito pique más a una persona que a otra está en el aire que vamos dejando detrás. Sigue leyendo para saber por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras.

¿En qué piensan los mosquitos?

como evitar que me piquen los mosquitos

Los mosquitos se mueven básicamente por comportamientos instintivos y con ayuda de sensores para saber donde buscar comida. No son las criaturas más inteligentes que existen pero son muy efectivos en lo que hacen. Son especialmente buenos haciendo seguimiento de las estelas químicas que vamos dejando a nuestro paso.

Por si no lo sabías, nuestro cuerpo está continuamente expulsando sustancias, aunque para nosotros sea imperceptible. Los mosquitos se fijan sobre todo en el dióxido de carbono que despedimos para encontrarnos. Por hacer una analogía, para ellos el dióxido de carbono es lo que la sangre a los tiburones cuando se trata de detectar víctimas.

Cuando respiramos, expulsamos este dióxido de carbono de nuestros pulmones que no se mezcla con el aire de forma inmediata. Durante un corto espacio de tiempo se mantiene volátil dejando una estela a nuestro paso. Esto para los mosquitos es como ponerles un camino iluminado de farolas para llegar a nosotros.

Los mosquitos hacen el seguimiento de estas estelas calculando donde están las mayores concentraciones. Con capaces de detectarlo haciendo comparaciones con el resto del aire que hay en el entorno. Son tan buenos encontrando las estelas de dióxido de carbono, que pueden detectar concentraciones a 50 metros de distancia. Este es su primer paso para encontrar a quién van picar para alimentarse. ¿Qué ocurre a continuación?

¿Por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras?

porque los mosquitos no pican a todas las personas

Encontrar estas concentraciones de dióxido de carbono que expulsamos es sola la primera fase. Cuando los mosquitos nos encuentran la táctica cambia. De hecho, la elección de a quién pican o no se decide cuando están más o menos a un metro de nosotros. Por supuesto hablamos de cuando tienen más de una elección de donde sacar su ración de sangre. Si solo hay una persona, no suelen hacerle ascos a nada… Cuando el hambre aprieta…

Para saber a quién pican o no, los mosquitos tienen en consideración varios factores que varían dependiendo de la persona. Algunas de las más importantes son la temperatura de la piel y la presenciad de vapor de agua. Aun así, los científicos están de acuerdo en que el factor decisivo para los mosquitos son los compuestos químicos producidos por las colonias de microbios en nuestra piel.

Lo que ocurre es que las bacterias convierten el sudor en vapores volátiles que activa el sistema olfativo de los mosquitos. Es como si les saltara una alarma en la cabeza según los científicos. Sin embargo, estas sustancias liberadas de la piel tienen un gran número de componentes y varían mucho. Dependen sobre todo de la genética de la persona y el entorno.

Esta variación en los componentes del sudor ya dan una idea al mosquito de quién tiene que picar. Se puede decir que los microbios en nuestra piel están haciendo decidir al mosquito quién va a ser su próxima víctima. El problema es que no tenemos demasiado control sobre la cantidad de microbios que tenemos en nuestra piel, por lo que no es tan fácil despistarles para que no nos elijan para usarnos como cena.

¿Hay alguna forma natural de evitar las picaduras de mosquito?

por que pican los mosquitos a unas personas y a otras no

Ya hemos dado las malas noticias sobre como por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras. Por lo menos son malas noticias para los que entran en el rango de elegidos para ser picados. La pregunta ahora es ¿hay una forma de evitar las picaduras de mosquito? Nos referimos a un modo sin tener que embadurnarnos con productos químicos de dudosa fiabilidad.

Te damos algunos consejos que realmente sirven y que ayudan a evitar los mosquitos. Eso nos significa que nos podamos librar de ellos del todo, pero es mejor que no hacen nada.

como pican los mosquitos

1 – Evitar restos de agua estancada. Los mosquitos usan agua estancada para poner los huevos y criar nuevos mosquitos. Pueden poner los huevos en pequeñas cantidades de agua como puede ser la dejada en un florero o una cañería. No necesitan más por lo que son muy “apañados” a la hora de traer nuevas generaciones.

Hay que evitar que haya formaciones de agua parada en casa o en los alrededores. Si tienes piscina o algún tipo de fuente cerca, usa algún producto para que las larvas de mosquito mueran. Las fuentes con peces también son útiles ya que se comen estos huevos de mosquito. Procura también no tener restos de agua en casa, como pueden ser tiestos, cubos, etc.

2 – Evita los colores oscuros. Esto puede parecer una tontería pero se ha demostrado que los mosquitos se sienten atraídos por las ropas oscuras. El negro y el azul y rojo oscuro les encanta, por lo que llevar colores más claros hará que no se fijen tanto en nosotros.

3 – Lo que comemos y bebemos también nos hace más apetitosos. Como se ha dicho, el sudor y el dióxido de carbono que exhalamos son factores que los mosquitos usan para elegir a quién pican. Por tanto, lo que comemos y bebemos hace variar los componentes de estos compuestos y nos hace más o menos “apetecibles”.

Por ejemplo, se ha podido comprobar que la gente que bebe mucha cerveza tiene más probabilidades de ser picado por mosquitos. Algunos alimentos que parece que no gustan a estos insectos son el ajo, la cebolla y las frutas cítricas. También se pueden dar aplicaciones en la piel con aceite de oliva, vinagre de sidra y vainilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here