El mundo está cubierto de plantas de todo tipo y son muy importantes. Sin ellas estaríamos en graves apuros porque tienen una función importante en nuestro ecosistema. Sin embargo, hay algunas a las que es mejor no acercarse. De la misma manera que hay animales que son peligrosos por su fiereza o por ser venenosos, hay plantas venenosas que pueden ser peores que cualquier serpiente, escorpión, pez globo u otro animal peligroso.

En algunos casos solo acercarse a una de estas plantas venenosas es suficiente para morir. Te contamos cuales son las plantas peligrosas a las que tienes que tener mucho respeto. Luego no digas que no te hemos avisado.

1 – No te acerques a la col de mofeta

col de mofeta

Empezaremos por una planta que no solo es tóxica, sino que huele fatal. Es una suerte ya que por lo menos nos avisa con su olor de que no te acerques. La col de mofeta también es llamada la col de los pantanos o de los prados. Suele aparecer en las zonas pantanosas y su olor es muy parecido al que despiden las mofetas.

Su apariencia es muy exótica ya que las hojas tienen un color dorado o púrpura. A pesar de su horrible olor, algunos indios americanos comían ciertas partes de esta planta. El problema es que la planta es muy venenosa en general. Si alguien se come una parte equivocada se puede dar por muerta si no busca ayuda inmediata.

La col de mofeta tiene una toxina corrosiva que produce quemaduras. Tiene la capacidad de hacer que los órganos internos dejen de funcionar. Si alguien las consume, lo primero que notará es que se la quema la boca y la garganta. Luego se pondrá muy enfermo, por lo que hay que ir al hospital de inmediato.

2 – Una bonita pero peligrosa planta llamada botón de oro

botón de oro

Uno de los peligros que tienen las plantas venenosas es que sean muy bonitas y atractivas. Su aspecto inocente puede ser uno de los motivos que se produzcan accidentes entre las personas. Es una planta muy típica en jardines y parques, por lo que hay que tener mucho cuidado.

Al ser unas plantas bonitas, muchas personas incluidos niños, las recogen para jugar o regalar. El problema es que el contacto con la planta produce alergias y problemas dermatológicos. Sin embargo, ese no es el verdadero problema que tiene el botón de oro.

El botón de oro tiene la capacidad de envenenar a los animales que los comen. Les produce un envenenamiento digestivo que los puede matar. Si las comen animales de granja, si las personas consumen un animal contaminado por el botón de oro pueden intoxicarse a su vez. En muchos casos produce una dolorosa muerte al fallar el sistema nervioso.

3 – Una planta llamada perejil gigante

perejil gigante

El nombre de perejil gigante puede que no sea inquietante e incluso sea gracioso. Sin embargo, no tiene nada divertido ya que es muy peligrosa. El simple contacto con estas plantas venenosas produce un tremendo daño a la piel. El perejil gigante genera una sustancia que se pega rápidamente a la piel humana y actúa como un ácido.

Curiosamente esta sustancia que se pega a la piel con el contacto, hace reacción con la luz del sol. Es cuando empieza la reacción química que empieza a comerse la piel y luego la carne. Incluso con un tratamiento médico rápido, las lesiones pueden permanecer durante años. Los dolores son terribles durantes años, lo que deja a la persona medicándose con calmantes durante mucho tiempo.

Por si fuera poco, la sustancia tóxica puede producir la ceguera  junto a las terribles heridas. Se forman en grandes formaciones que llegan a alturas de 3 metros, por lo que algún despistado se puede meter en ellas sin darse cuenta. Curiosamente, los cerdos son inmunes a la toxina de la planta.

4 – La trompeta ángel

trompeta ángel

La trompeta ángel puede ser encontrada en algunos bosques de América del Sur. No es una planta a la que queramos acercarnos. Tiene varias potentes toxinas que la hacen peligrosa, pero lo que no sabe mucha gente es que fue usada como arma biológica. Se clasifica en la categoría de plantas venenosas por el uso que se le hace.

Se sabe que ha sido usada para esclavizar como “zombies” a muchas personas usando dosis reducidas de la toxina. Esto lo han hecho algunas bandas criminales, simulando la droga del pez globo en Haití, donde se hacen los zombies usando técnicas vudú.

La toxina de la trompeta ángel en dosis reducidas deja a una persona sin tener control de sus acciones y su conciencia. Los criminales lo aplican lanzando un polvo a la cara de sus víctimas, las cuales quedan en trance de inmediato. Algunos lo utilizan para cometer robos, secuestros o abusos. El problema es que esta droga puede dejar graves secuelas.

5 – La frambuesa himalaya

frambuesa himalaya

Si hay una planta de la que tienes que estar alejado, es la frambuesa himalaya. Son básicamente unas zarzas con puntiagudas espinas. Sin embargo, estas espinas se asemejan a dientes de tiburón y los daños que causas pueden llevar a una persona al hospital.

Son muchos los casos de accidentes de incautos que se han metido en el dominio de esta peligrosa zarza. Actúan como alambres de espino y sin darse cuenta una persona se puede ver enredada y atrapada entre estos cuchillos naturales. Lo peor es que cuanto más se intente escapar, más se clavan las espinas actuando como ganchos. Las heridas pueden ser muy graves.

6 – La ortiga de Nueva Zelanda

ortiga de Nueva Zelanda

Hemos hablado de concursos de comer ortigas antes, pero la ortiga de Nueva Zelanda en muy diferente. Es una de las dos únicas plantas en el mundo que ha matado a un humano solo al acercarse. Está armada con miles de agujas que contienen una terrible toxina que puede matar al mínimo contacto.

Uno de los problemas de esta planta es que muchos senderistas no saben lo peligrosa que es. La toxina ataca el sistema nervioso pero no lo hace al momento. Los síntomas empiezan a notarse tiempo después. El proceso es lento y degenerativo. Puede ser una de las plantas venenosas más mortales que existen en el planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here