La película Fargo ya tiene unos años y fue uno de los grandes éxitos de los hermanos Coen. También fue uno de los más personales donde sin esperarlo crearon todo un clásico en el cine americano independiente. Cuando fue estrenada estuvo a punto de ganar el Oscar a la mejor película, aunque al final se la llevó “El Paciente Inglés”.  Aun así, es considerada una película de culto y una obra maestra en el género del cine negro moderno.

Lo que no sabe mucha gente es que está basada en dos hechos reales que ocurrieron unos años antes. De hecho, hay muchas cosas de la película Fargo que la gente no sabe. Hoy hablamos de algunas de las más interesantes que seguro que te asombran.

1 – La serie de Fargo, pero la que pudo ser en los noventa

Mucha gente conoció Fargo por la serie estrenada en 2014. Sin embargo, pudo haber sido mucho antes ya que la serie que conocemos fue un segundo intento de llevarla a televisión. Lo más sorprendente es que la primera vez fue la actriz Kathy Bates (Misery) la que intentó poner la serie en marcha.

Kathy Bates dirigió un piloto de Fargo en 1997 y contó con la actriz Edie Falco, la cual todos conocemos por la serie “Los Sopranos”. Sin embargo, los grandes canales de televisión de la época no se vieron interesados en estrenarla. Se la fueron pasando de una a otra hasta que el proyecto fue enterrado. Tuvieron que pasar más de quince años para que se retomara.

2 – La leyenda urbana de Takako Konishi

Una de las historias más curiosas alrededor de la película Fargo es la de Takako Konishi. De esta leyenda urbana tienen la culpa varios medios que dijeron que una mujer japonesa había viajado desde Tokio a Fargo para encontrar el dinero que el actor Steve Buscemi había enterrado en la nieve. ¿De donde sacaron esta historia los propios medios?

Parece ser que fue un oficial de policía que se lo inventó a raíz de una cosa que realmente pasó en la zona de Bismarck y Fargo. Lo que de verdad pasó es que una mujer japonesa llamada Takako Konishi viajó de Tokio a esta parte de Estados Unidos. Hasta aquí todo es verdad. Sin embargo, el motivo fue seguir a su antiguo amante que la había abandonado. Cuando llegó a Fargo esta mujer de Tokio llamada Takako Konishi se suicidó. Un oficial de policía en el caso decidió meter el tema del dinero ficticio de Fargo en el caso de suicidio. ¿El motivo? Por diversión.

3 – La broma gastada a Steve Buscemi

En la película Fargo los encargados del secuestro de la mujer de Jerry Lundegaard (William H. Macy) son el callado Gaear Grimsrud (Peter Stormare) y el parlanchín Carl Showalter (Steve Buscemi). Estos dos criminales son muy diferentes y esto queda claro en la película. Mientras que el personaje de Stormare solo tiene 16 líneas de diálogo, el personaje de Buscemi tiene más de 150. Es una de las cosas que choca a la audiencia cuando ve el film por primera vez, ya que es un fuerte contraste entre ambos  personajes.

Los hermanos Coen eran muy conscientes de lo mucho que hablaba Steve Buscemi en Fargo, y cuando hicieron el “El gran Lebowski” le gastaron una broma sobre el tema. El carácter de Buscemi se llamaba Donny pero esta vez no le iban a dejar hablar tanto. En “El gran Lebowski” cada vez que Buscemi abre la boca, le interrumpen y dicen que cierre la boca.

4 – Los rumores sobre el artista Prince en Fargo

Otra de las historias que hay en la película Fargo tiene que ver con el desaparecido Prince. Lo cierto es que todo fue a raíz de un chiste que hicieron los hermanos Coen en los créditos extendidos del film. En la lista del reparto y sus personajes, se habla del personaje que hace de “víctima en los campos”. Este actor tiene asociado un símbolo que recuerda al usado por Prince durante parte de su carrera.

Lo que pasó es que empezaron a correr rumores de que Prince hizo un cameo en la película Fargo. Claramente no era verdad y cualquiera podía ver en las imágenes de este personaje era más corpulento. Sin embargo, los rumores se extendieron de una manera increíble y muchos pensaron que era verdad.

5 – El personaje de William H. Macy

Como todo el mundo sabe, el vendedor de coches Jerry Lundegaard fue protagonizado por el genial actor William H. Macy. Sin embargo, el principio los hermanos Coen le habían reservado un papel mucho más secundario en la película. Ya estaba todo dicho, pero por algún motivo los hermanos Coen revisaron el reparto y le dejaron leer el guión del personaje de Jerry Lundegaard.

William H. Macy quedó enamorado del personaje del vendedor de coches y convencido de que estaba pensado para el. Macy le dijo a los hermanos Coen que le dieran el papel e incluso se lo suplicó. De hecho, les dijo “en broma” que si no le daban el papel le pegaría un tiro a sus perros. Al final los hermanos Coen le dieron el papel a Macy y casi gana el Oscar por ello.

El papel de Jerry Lundegaard no fue nada fácil. De hecho, incluso los balbuceos del personaje están calculados al milímetro en el guión.

6 – ¿Basado en hechos reales o no?

Como se ha dicho al principio, se habla mucho de si la película Fargo está basada en hechos reales Como también se ha dicho, es cierto que está basada en un par de cosas que habían ocurrido en el pasado. Sin embargo, los hermanos Coen dieron su propia versión y se dejaron llevar por la imaginación.

El hecho principal ocurrió en Minnesota en 1987 donde hubo un crimen similar al descrito en el film. Los nombres se cambiaron en la película pero el hilo de lo que pasó fue muy parecido. De hecho, además del secuestro y los asesinatos, la escena de la máquina para hacer astillas de madera también ocurrió. Una forma radical para hacer desaparecer un cadáver, pero parece que no fue una idea de los hermanos Coen y ocurrió de verdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here