Ya hablamos en su momento de los misteriosos Foo Fighters en la segunda guerra mundial, pero es que hay muchas más casos de ovnis durante este periodo de guerra. En los seis años que duró la segunda guerra mundial fueron muchos los encuentros con objetos voladores no identificados. Sin embargo, muchos de estos encuentros no se han sabido hasta años recientes. ¿Qué se sabe de los ovnis en la segunda guerra mundial?

Muchos de estos casos eran archivados y se mantenían en secreto. Esto era debido a la sospecha que pudieran ser armas secretas utilizadas por el enemigo. Sin embargo, con los años se vio que podía haber algo más en estos documentos archivados y luego desclasificados.

1 – El caso de los cazas alemanas y la nube misteriosa

Uno de los casos clasificados que salieron a la luz ocurrió en Francia durante la ocupación alemana. Unos cazas alemanes estaban sobrevolando la campiña francesa cuando vieron una nube poco usual. El día estaba totalmente despejado pero esa nube tenía un tono gris oscuro como si fuera de una tormenta. Los cazas decidieron investigar y sobrevolaron la nube para indagar de qué se trataba.

Los aviones dieron vueltas a la nube para saber de que se trataba esa masa oscura. Sin embargo, descubrieron que si se acercaban demasiado los motores empezaban a fallar. De hecho, en un par de ocasiones dos de los aviones se quedaron sin motor y tuvieron que alejarse planeando. Al alejarse los motores empezaban a funcionar de nuevo.

Los aviones dejaron que la misteriosa nube se alejara debido al peligro que suponía acercarse. Aunque relataron lo que había pasado cuando volvieron a la base, parece que no interesó mucho a los mandos. El encuentro fue archivado y no se volvió a hablar del asunto. Años después los documentos fueron abiertos al público y se supo sobre este supuesto caso de encuentro ovni. Como hay muy poca información, no se sabe muy bien que pudo ser realmente.

2 – El avistamiento de Madeleine Arnoux

Madeleine Arnoux

Uno de los casos de los que más se habló en Francia fue el de Madeleine Arnoux. Era una niña de 13 años que vivía en el pequeño pueblo de Le Verger, y tuvo contacto con unos extraños seres. Según dijo, vio un objeto metálico volador del tamaño de un coche. Lo siguió y vio que bajaban en un campo cercano y de el salieron unos humanoides. Medían un metro y vestían unas ropas de coloro marrón.

Según dijo Madeleine Arnoux, no llegó a tener contacto directo con estos seres extraños. Aunque estaba a una cierta distancia y escondida, hubo un momento en que su cuerpo no le respondía. Tuvo que pasar un tiempo para que pudiera reaccionar de nuevo y poder moverse con libertad. Cuando se recuperó del todo, cogió su bicicleta y volvió al pueblo para contar lo sucedido.

Muchos pensaron que lo que realmente había visto era algún tipo de experimento de los alemanes. Otros dijeron que había visto algo pero lo había malinterpretado debido a una imaginación calenturienta. Podían haber sido soldados que pasaban por la zona, o incluso miembros de la resistencia francesa. Sin embargo, siempre aseguró que lo que había visto no era de este mundo y no eran personas. ¿Fantasía o un caso real de ovnis en la segunda guerra mundial?

3 – Cuando los ovnis hicieron retirarse a los soviéticos

La Unión Soviética tiene un largo historial de encuentros con ovnis, y la segunda guerra mundial no fue una excepción. Los pilotos Boris Surikov y Major Bajenov tenían una misión para bombardear una refinería en Rumania ocupada por los alemanes. Era el año 1944 y estaban de camino para lanzar sus bombas. Sin embargo, a mitad de camino vieron algo en el cielo que no supieron interpretar.

Al principio pensaron que habían sido descubiertos por los alemanes. Había oído que los alemanes estaban desarrollando nuevas armas y quizá estaban siendo testigos de una de ellas. Lo que veían en el cielo no tenía formad de avión. Lo más extraño es que el objeto se les fue acercando y notaron que los mandos de su avión empezaba a temblar.

Los dos pilotos soviéticos comprobaron que perdían el control del bombardero. Lo que más temían era que la carga de bombas que llevaban pudieran detonar estando en el aire. Eso sin contar en el objeto extraño del que no sabían nada y que se acercaba cada vez más. Finalmente los dos pilotos decidieron suspender la misión de bombardear la refinaría y volver a la base.

El objeto les estuvo siguiendo durante un tiempo y el avión seguía haciendo cosas extrañas. Debido a su temor de que la carga estallara, tiraron todas las bombas que llevaban. Cayeron en mitad del campo sin causar daños. Al volver tuvieron que dar muchas explicaciones y sus superiores no se acababan de creer su versión. Aun así, el caso quedó archivado sin una explicación clara.

4 – Las gigantescas naves de Turín

El caso de Turín puede que haya sido el más curioso de ovnis en la segunda guerra mundial. En 1942 toda la tripulación de un bombardero Lancaster vio una nave que tenía casi cien metros de largo. Estaban en una misión en Turín y no podían creer lo que estaban viendo. Era una enorme nave con luces rojas y que volaba a una velocidad increíble para su tamaño.

La tripulación del bombardero vio la nave durante unos pocos minutos hasta que desapareció. Curiosamente el piloto del Lancaster había visto la nave tres meses antes en una misión en Ámsterdam. Sin embargo, solo el la había visto y no le hicieron mucho caso. Esta vez fue diferente porque fueron muchos los testigos de esta nave gigante en el cielo.

El ministerio de defensa británico abrió una investigación y se llegó a pensar que las naves podía ser un experimento secreto. No sabían quién lo estaba realizando pero pensaban que podían ser tanto alemanas como soviéticos. Algunos tienen teorías de lo que pudo ser, ya que piensan que podían ser las primeras pruebas de los aviones comerciales que conocemos hoy en día. ¿Quién lo hizo? Eso sigue siendo un misterio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here