Los ovnis han existido desde hace más de lo que piensas, y de hecho ya lo vimos en otro artículo que hicimos sobre casos de ovnis en la historia. Lo que no sabe mucha gente es que la fiebre de los ovnis surgió sobre todo a partir de la segunda guerra mundial. El caso de Boswell y el Área 51 fueron un detonante para que todo el mundo tuviera los ovnis en la boca.

Aunque en el siglo XX es cuando más se ha hablado del fenómeno de los objetos no identificados, hay muchos casos anteriores que siguen siendo verdaderos misterios. Debido a como era la tecnología y los medios de información antes del siglo XX, es difícil saber a ciencia como eran los ovnis en la antigüedad. Sin embargo, te presentamos algunos de los más conocidos que los ufólogos todavía no pueden explicar.

1 – La hoguera del cielo

Si nos vamos al año 343 antes de Cristo tenemos uno de los primeros casos de avistamientos de ovnis sin explicar. Según cuenta en sus escritos Diodorus Siculus Timoleon, vio unas extrañas luces cuando viajaba desde Corintia a Sicilia. Las describió como unas lámparas u hogueras en el cielo.

Curiosamente pensó que eran unas luces que le guiaban por el camino (posiblemente proveniente de ángeles). Sin embargo, con lo que se sabe hoy en día podría haberse tratado de ovnis. Según dijo, eran luces que formaban una especie de escuadrón. Hoy en día muchos hablan que podría tratarse de meteoritos o incluso un cometa.

Sin embargo, según lo que describía Timoleon las luces se veían constantemente y siempre iban en una dirección. Le estuvieron guiando hasta que llegó a su casa y luego desaparecieron. Ningún meteorito o cometa hace algo así.

2 – El suceso en la segunda guerra Púnica

La segunda guerra Púnica fue entre los años 218 y 201 antes de Cristo. Hubo varios avistamientos de luces misteriosas durante este conflicto, pero el ocurrido en el año 216 quedó documentado como el más extraño. Lo vieron cientos o incluso miles de personas y nadie sabía muy bien lo que estaba pasando. El testimonio oficial fue que sobre el campo de batalla se formaron unas formas luminosas salidas de la nada.

Este mismo avistamiento se había visto en menor medida dos años antes, pero nada como lo que contaron en esta ocasión. Muchos piensan que las guerras antiguas atraían la actividad ovni por algún motivo. ¿Podría ser que los alienígenas estaban interesados por nuestras guerras? ¿Nos vigilaban mientras nos matábamos entre nosotros en guerras? Esto parece ser una constante durante toda la historia de avistamientos ovnis en la antigüedad.

3 – El avistamiento de las tres lunas

En el año 122 Antes de Cristo hubo un fenómeno que se llamó las “tres lunas” y ocurrió en los cielos de Ariminum en Italia. Según lo que se tiene documentado, fueron unas luces que se vieron tanto de día como de noche. Daba la sensación que había tres lunas en el cielo, y de ahí vino su nombre.

No es la primera vez que nuestros ancestros vieron las “tres lunas” ya que en diferentes épocas se han podido ver. Por ejemplo, en el libro número 1 de “Historia de Roma” también se hace referencia a las tres luces, también por la zona de Ariminum. En otras ocasiones las tres luces se pudieron ver en todo el país el mismo día.

4 – Cuando el ejército romano vio ovnis

El Imperio Romano ha sido uno de los más poderosos en la historia de la humanidad. Tampoco se libran de estos supuestos avistamientos de objetos no identificados. Cuando los romanos iban a enfrentarse al ejército del rey Mitrdates VI en la antigua Turquía, vieron algo que no esperaban.

Era el año 74 Antes de Cristo y fue documentado por el historiador Plutarch. Sin embargo, hay que decir que Plutarch todavía no había nacido aun, pero basó su escrito en testimonios de soldados romanos y otros testigos. Parece ser que el ejército romano se encontró con una barrera luminosa en el cielo que les detuvo en su marcha. Tal como llegó el resplandor desapareció.

Sin embargo, no iba a ser la última vez que iban a ver la extraña luz. Cuando estaban frente al ejército de rey Mitrdates VI y a punto de entrar en combate, volvieron a ver la luz. Esta vez apareció entre los dos ejércitos por lo que todo el mundo podía verlo. Fue tal la sorpresa que detuvo el avance de ambos partes que iban a entrar en combate. ¿Podría haber sido un intento alienígena para detener la batalla?

Según cuentan los escritos de la época, ambos ejércitos se quedaron sin saber lo que hacer. Su sorpresa era impresionante y también sentían miedo por algo que no podían explicar. Los dos ejércitos se retiraron al no saber con lo que se enfrentaban. La luz consiguió parar la batalla de forma temporal, ya que finalmente entrarían en combate más tarde.

5 – Carruajes en el cielo

Uno de los fenómenos de ovnis en la antigüedad mejor documentados es uno ocurrido en el año 70 Antes de Cristo. En este caso ocurrió en Judea y fue documentado por Flavio Josefo. Según dijo fue todo un espectáculo que resultó muy inquietante. Según dijo, se pudieron ver carruajes con soldados con armaduras surcar los cielos. Por supuesto, muchos pueden pensar que esto fue una invención de Josefo.

Lo curioso es que hubo muchos testigos que vieron estos “carruajes”  y cada uno lo interpretó a su manera. Está claro que algo vieron, y las versiones variaban dependiendo de quién lo contaba. Esto hizo pensar a los expertos que puede que vieran algún tipo de fenómeno ovni. Por supuesto, se duda de que fueran realmente carruajes pero está claro que algo vieron.

Estos avistamientos pudieron verse por todo el país desde casi todas las ciudades. Según los testigos, aparte de los “carruajes” o lo que fueran esos objetos en el cielo, también se podía escuchar un gran estruendo. En algunos sitios hubo incluso temblores de tierra. Estos “ejércitos de carruajes” en el cielo dieron muchos que hablar en su época y quedó documentado hasta nuestros días.

6 – El misterioso cometa de Roma

El año 12 Antes de Cristo Roma tuvo una visita extraña en forma de cometa. Esta luz estuvo dando vueltas durante varios días por los cielos de Roma. La gente no sabía de qué se trataba y tuvo esta luz acompañándoles tanto de día como de noche. Pasados unos días la luz estalló en contundentes relámpagos que se describieron como antorchas en el cielo.

Según los documentos que se tienen, no hubo ningún sonido durante estas apariciones. Esto descarta lo que se podría pensar como una gran explosión, que es lo que mucha gente cree. Por otro lado, lo que no sabe mucha gente es que en la antigua Roma había protocolos muy estrictos para saber si algo era real o inventado. Solo por decir que se había visto algo inusual no significaba que todos le creyeran.

En el caso del cometa de Roma, se supo que era algo que había pasado pero que no tenía explicación. El tema de luces misteriosas vista por una ciudad entera no es nada nuevo. La más reciente ocurrió en la ciudad de Fénix, el cual se conoce como las “Luces de Fénix”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here