No metas nunca la cabeza en la boca de un cocodrilo

Existen profesiones que son de riesgo, pero hay algunas que aparte del riesgo muestran poco interés en seguir vivos. Trabajar con animales peligrosos es uno de ellos, y aunque se tenga experiencia pueden ocurrir accidentes. De hecho, es cuestión de tiempo que algo ocurra. Dar espectáculos con cocodrilos es algo bastante común en Asia, y también algunos espectáculos salen mal. Es precisamente lo que ocurren en un momento dado de esta sesión, donde un domador mete la cabeza en la boca de un cocodrilo. Sin embargo, esta vez el animal no reaccionó como el domador pensaba. Cierra la boca agarrando su cabeza y la sacude varias veces soltándola al final. El hombre queda tumbado herido y quejándose, pero sin heridas mortales. Esperemos que este hombre se piense de nuevo hacer algo tan absurdo y peligroso, aunque sea en el nombre del espectáculo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here