Estamos en el siglo 21 y de momento la forma de ir al espacio y viajar fuera de nuestro planeta no ha variado demasiado. Aunque las nuevas tecnologías de compañías como la de SpaceX han mejorado muchos aspectos de los vuelos espaciales, los fundamentos no han cambiado demasiado.

La tecnología existente nos ha permitido viajar a la Luna y enviar naves a Marte. Es algo increíble y que era impensable hace no mucho tiempo. Sin embargo, si queremos ir más allá hace falta una tecnología diferente, y esto es algo que los científicos e ingenieros saben muy bien. Hablamos de los viajes interestelares, lo cual es algo que tienen muy en cuenta las agencias espaciales.

¿Cómo serán las naves espaciales del futuro para hacer estos viajes interestelares? Nos falta mucho todavía para poder desarrollar máquinas que podamos usar para surcar el universo. Eso no significa que el ser humano ya tenga en mente posibles diseños que podrían ser las naves espaciales del futuro que todos esperan.

¿Cómo serán las naves interestelares que nos ayudarán a surcar las estrellas? Es muy pronto para saberlo, pero ya hay varios diseños que podrían ser una realidad en las próximas décadas.

1 – Las velas solares

velas solares

Seguro que has escuchado el término velas solares alguna vez, y es que es algo de lo que se lleva hablando muchos años. También se han podido ver en películas del género de la ciencia ficción, pero podrían ser una realidad. La NASA ya ha realizado experimentos con las velas solares, y por eso podrían ser de las primeras naves espaciales futuristas que podamos ver.

La idea detrás de las velas solares es que funcionen como un barco. La diferencia es que en lugar de usar viento, usarán la energía del sol. Estas naves interestelares consistirán de un espejo de gran tamaño y un mecanismo para concentrar los rayos solares que se reflejen en el espejo.

Este tipo de naves son las más factibles a día de hoy, y se piensa que serán las primeras que veamos en funcionamiento. Su velocidad será mayor que cualquier nave que se haya construido, y su alcance fuera de nuestro sistema solar será también muy grande. Aun así, los viajes interestelares requieren más velocidad de lo que las velas solares proporcionan. Por ello, se tendría que mejorar mucho los diseños que existen en la actualidad.

Como curiosidad, el escritor Julio Verne ya mencionó esta forma de viajar por el espacio en una de sus novelas.

2 – Las velas láser

velas láser

Aparte de las velas solares, también está el diseño de las velas láser para hacer viajes interestelares. Es otra de las maneras que muchos expertos defienden para poder hacer viajes espaciales largos en el futuro. De hecho, las velas láser son otro de los métodos que ven más factibles para hacer recorrer grandes distancias en el espacio.

La idea de este sistema es enviar miles de pequeñas sondas a un lugar remoto del universo. Las sondas llevarán pequeñas velas que servirán para navegar por el espacio. Desde la Tierra se usarán potentes láser para alimentar a estas velas y que así puedan llegar a distancias enormes. En principio se usarán para saber si existen mundos que puedan ser habitados por seres humanos.

Los científicos ya tienen elegido Alfa Centauri (también llamado Próxima Centauri) ya que se sospecha que tiene planetas parecidos a la Tierra. Este sistema para enviar sondas a lejanos puntos del universo, podrían ser la base para naves que puedan llevar personas.

3 – Naves propulsadas por iones

Naves propulsadas por iones

Los motores que usan iones para funcionar no es algo nuevo, y de hecho llevan algunos años en desarrollo. Se lleva tiempo haciendo pruebas con esta tecnología, y la idea es que sea utilizada para cohetes. ¿Qué diferencia hay entre los cohetes convencionales y los futuros cohetes propulsados por iones? Lo cierto es que la diferencia es abismal.

Los cohetes de ahora funcionan bien, pero dejan de acelerar una vez que la nave llega al espacio. Las naves propulsadas por iones podrán seguir funcionando de forma continua. La idea de tener unos motores que puedan funcionar durante años, es perfecto para viajes interestelares.

Básicamente, estos motores usan la capacidad de las partículas de repeler y atraer otras cargas, dependiendo de su polarización. Se hace inyectando un gas inerte en una cámara de ionización. A continuación se usa un rayo de electrones en la cámara usando una electricidad generada por paneles solares o algún mecanismo nuclear. La reacción de las partículas hace el resto.

4 – ¿Bombas atómicas como naves especiales?

naves bombas atomicas

¿Te creerías que se pudieran crear las naves espaciales del futuro con bombas atómicas? Pues lo cierto es que algunos expertos piensan que si se puede hacer. Estos viajes tan largos necesitan mucha energía, y las explosiones nucleares controladas podrían proporcionarla. Por supuesto, el sistema necesitaría unos mecanismos para absorber las explosiones y usar su potencia de forma adecuada.

La idea de usan explosiones nucleares es dirigir la onda expansiva en una dirección y conseguir que la nave alcance velocidades increíbles. Como ya habrás supuesto, para usar este método la tecnología tiene que avanzar mucho todavía. Usar la fuerza de estas explosiones para impulsar naves es algo que necesita mucho estudio.

Por otro lado, también se ha pensado en usar la fusión nuclear directamente, sin tener que recurrir a las explosiones. También sería un buen recurso para alimentar a las naves espaciales, pero no tendría la misma potencia que las explosiones controladas. De hecho, este método es ahora el más práctico si se quisiera empezar a realizar estos viajes. Aun así, hay otros problemas que todavía habría que solucionar.

5 – Naves espaciales del futuro usando antimateria

Al igual que las explosiones nucleares podrían mover naves a gran velocidad, la antimateria podría hacer lo mismo. De momento, el uso de antimateria es todo teoría, pero la idea es que hacer chocar partículas de esta materia con otras materias convencionales, lo cual produciría una gran explosión.

La energía liberada por estas deflagraciones de antimateria sería mucho mayor que la nuclear. De hecho, una vez que se pudiera controlar sería la energía más potente que jamás se haya visto.

Las estimaciones que se han hecho sobre esta energía, es que podría mover naves espaciales a un cuarenta por ciento de la velocidad de la luz. Por desgracia, falta mucho para que esta tecnología sea algo real  y se pueda usar en los viajes espaciales. Eso no significa que en el futuro será algo que sea utilizado en muchos campos, y no solo en cohetes y naves espaciales. De hecho, podría ser la que sustituya a la energía nuclear una vez que se domine. 

6 – Viajes interestelares usando agujeros negros

El último método que podría ser usado en las naves espaciales del futuro, son los agujeros negros. En este caso, estamos muy lejos de poder usar esta forma de viajar y de momento solo es ciencia ficción. La idea es usar la radiación que despiden los agujeros negros cuando se evaporan, y de lo cual ya habló el físico Stephen Hawking.

Con el paso de los años los agujeros negros van encogiendo y despiden radiación en el proceso. Por ello, los científicos piensan que se podrían crear diminutos agujeros negros y aprovechar la radiación que despiden para propulsar las naves interestelares. Si se llega a controlar esta tecnología, las posibilidades son infinitas. Los viajes interestelares dispondrían de una fuente de energía ilimitada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here