El 27 de diciembre de 2018 el petrolero Namse Bangdzod salió del puerto de Sampit con destino al puerto Tanjung Priok en Jakarta. La tripulación se componía de once marineros y el capitán, y su llegada a Jakarta se esperaba al día siguiente. Sin embargo, cuando se esperaba la llegada de este enorme petrolero, perdieron toda comunicación con el barco.

Las autoridades perdieron la pista al petrolero en las aguas de Ujung Karawang. En seguida se pusieron en marcha grupos de rescate por parte del gobierno de Indonesia.

En un principio se pensó que el petrolero Namse Bangdzod había sido víctima de piratas. Sin embargo, la armada indonesia dijo que era poco probable ya que la ruta que seguía el Namse Bangdzod era segura, y tampoco se había pedido ningún rescate por parte de ningún grupo pirata. También se había detectado que el petrolero se había desviado varias veces durante el trayecto, y en uno de ellos parecía dirigirse al puerto de Sunda Kelapa. Sin embargo, en el puerto de Sunda Kelapa no había llegado ningún petrolero y menos uno llamado Namse Bangdzod.

La desaparición del Namse Bangdzod

¿Qué podía haber pasado para que un enorme petrolero se perdiera de repente y sin señal alguna? Muchos comenzaron a pensar en que hubo un grave accidente en el barco, y acabó hundiéndose en el fondo del mar. Sin embargo, los expertos pensaban que esto no era muy probable ya que no se había recibido ninguna señal de socorro o de aviso.

También se descartó un hundimiento, ya que hubieran quedado señales visibles como suele pasar. Tampoco pensaban que el petrolero estaba a la deriva, ya que un barco de ese tamaño se hubiera podido detectar fácilmente por la armada.

Durante semanas se buscó el Namse Bangdzod sin tener una sola pista de su paradero. Viendo como pasaba el tiempo y no se encontraba el petrolero, se unieron varios grupos especializados en rescates marinos. Uno de ellos fue la conocida Patrulla Marítima Aérea de Surabaya, aunque ni aun así daban con el petrolero Namse Bangdzod. La búsqueda se extendió por meses, pero el barco nunca apareció.

Aunque se ha dado al petrolero Namse Bangdzod por desaparecido de forma oficial, muchos se siguen preguntando que pudo pasar. No es normal que un enorme barco de 75 metros de largo desaparezca sin dejar rastro. Sigue siendo un misterio y hay muchas teorías sobre lo que pudo pasar, aunque ninguna que lance una verdadera luz al asunto.

Quizá algún día el petrolero sea visto en algún sitio a la deriva, como ya ha ocurrido otras veces. Aun así, ¿Qué pasó con los 11 miembros de la tripulación y el capitán? De momento, el caso del Namse Bangdzod sigue siendo otro de los misterios del mar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here