Monumentos extraños que no te creerás

Todas las ciudades tienen sus monumentos. De hecho, hasta los pueblos muchas veces los tienen. Pueden ser monumentos recordando una fecha señalada, un evento, una guerra, personas ilustres, etc. Pasamos al lado de ellos y viéndolos recordamos algo que ocurrió hace tiempo. Para eso sirven realmente. También tenemos algunos monumentos extraños en el mundo que nos hacen rascarnos la cabeza cuando los vemos.

Estamos acostumbrados a que sean de una manera determinada, pero no es siempre el caso. Te presentamos algunos de los monumentos extraños más curiosos que existen en el planeta. Cuando veas algunos de ellos no te lo podrás creer.

1 – La fuente del come-niños

experimentos del Escuadrón 731

La ciudad suiza de Berna tiene e las primera estatua que vamos a comentar, que además en una fuente. En 1545 el concilio de la ciudad decidió reemplazar una estatura que se había derrumbado. No se sabe cual era esa estatua que se cayó, pero la que pusieron en su lugar es bastante inquietante. Alguien pensó que poner la estatua de un gigante comiéndose niños sería una buena idea.

La estatua muestra como se está comiendo un niño con una mano y en el otro brazo sostiene un saco lleno de niños. No está claro el significado de este extraño monumento. No está documentado lo que querían decir con esta siniestra estatua.

Lo más curioso es que existe la creencia de que la estatua come-niños tiene una maldición. Según dice una leyenda local, de la fuente sale vino la noche de Navidad. La persona que beba ese vino será poseída por el diablo.

2 – El buda gigante de Leshan

Buda Leshan

Hay muchos budas gigantes en el mundo. Pero cuando hablamos de monumentos extraños hay que hablar del buda de Leshan. Tiene más 70 metros de alto y fue esculpido en un acantilado de la provincia de Sichuan en China. Se considera el buda moderno más grande esculpido en piedra.

El trabajo comenzó gracias a un monje llamado Haitong en el siglo VIII. Se hizo frente a tres grandes ríos que hay en la zona. La idea era que el buda calmara las aguas en caso de que los tres ríos se encontraran. Sin embargo, el gobierno que había en aquel momento quiso impedir que se hiciera el monumento. Se dice que Haitong se sacó los ojos para demostrar su compromiso y sinceridad para esculpir el buda.

Finalmente permitieron que se hiciera el buda, aunque Haitong no vivió para verlo terminado. Lo curioso es que la construcción de la estatua provocó muchos escombros que se amontonaron en uno de los ríos. Esto alteró su curso y realmente calmó las turbulentas aguas. De todos modos, sin ojos tampoco hubiera podido ver la estatua terminada.

3 – La estatua del caballero montando un caballo muerto

Wenceslao caballo muerto

 

Siguiendo con los monumentos más extraños que existen, nos vamos a Praga. El rey Wenceslao es un personaje tradicional de la ciudad. Fue un militar y también fue proclamado santo que reinó la nación en el siglo X. Se dice que fue un buen rey hasta que su hermano Boleslaus le mató.

Hicieron una curioso estatua de el montando su caballo y se puede ver en la plaza de Wenceslao. Se puede ver al orgulloso rey montando a su caballo muerto. De hecho el caballo está colgado del techo boca abajo mientras Wenceslao está sentado en su barriga. El artista que lo hizo fue David Cerny, y muchos piensan que lo hizo para atacar el presidente checo Vaclav Klaus, aunque es solo una teoría.

4 – La biblioteca que se hunde

Biblioteca Victoria hundida

En la parte exterior de la biblioteca de Victoria hay un trozo de biblioteca que parece que se hunde en el suelo. La estructura tiene siete metros de ancho y es uno de esos monumentos curiosos que muchos van a ver para hacerse una foto. Su creador fue Petrus Spronk y lo llamó “fragmento de arquitectura”.

Según dijo, la obra simboliza la fragilidad y lo transitorio de la naturaleza humana. La verdad es que el mensaje es inquietante, sobre todo viendo el monumento hundirse en el suelo. Muchos piensan en ello como la destrucción del mundo que conocemos y la desaparición del conocimiento.

Otros son más optimistas y lo ven al revés. Dicen que es el emerger de los conocimientos del ser humano, lo cual trae esperanza. Está claro que cada uno lo ve a su manera según sea su forma de ser.

5 – El hombre colgado

hombre colgado de praga

Volvemos a Praga tenemos otro monumento extraño aunque en este caso hay que mirar al cielo. Si algún día te vas al casco antiguo de esta ciudad podrás ver a una persona colgada de un poste en las alturas. Los servicios de emergencia suelen recibir llamadas de transeúntes diciendo que alguien se quiere suicidar o que está en peligro.

Esto suele pasar a la gente que no sabe que es la estatua del hombre colgado. El autor es David Cerny, el mismo que hizo la estatua del caballo muerto boca abajo. En este caso el escultor dijo que representaba el terror patológico que Sigmund Freud tenia a la muerte. Curiosamente Freud dedicó su vida a entender los terrores de otras personas cuando el tenía su propio miedo personal.

6 – La mano del desierto

mano del desierto

Otros de esos monumentos extraños que nos dejarán alucinados es la mano del desierto. Se encuentra en el desierto de Atacama en Chile, en una zona muy inhóspita y deshabitada. De hecho, apenas llueve en este desierto y no es una zona aconsejable para visitar. Sin embargo, el escultor Mario Irarrázabal pensó que era una buena idea hacer su estatua en este lugar.

La mano de desierto es una escultura de once metros que muestra una mano saliendo de la arena. Representa a todas las víctimas que fueron torturadas y asesinadas por el antiguo régimen de Pinochet. Simboliza el triunfo del amor sobre el mal. Sin embargo, no todo el mundo lo ve de ese modo. Esta escultura suele ser visitada por grafiteros que han plasmado sus obras en la escultura. ¿Quién se metería en un desierto para hacer un graffiti?

7 – El caballo blanco de Wiltshire

mano del desierto

Un granjero llamado Robert Pile pagó veinte dólares a un hombre al que llamaban Jack el pintor para que hiciera un curioso trabajo. Le pidió que diseñara e hiciera un enorme caballo esculpido en una colina. La colina estaba en la localidad inglesa de Wiltshire. De hecho, este era uno de los nueve caballos que se esculpieron en 1812.

El caballo se hizo usando toneladas de tierra mezclada con tiza blanca para que se pudiera ver desde lejos. Sin embargo, luego se supo que Jack el pintor pagó a otro para que hiciera el trabajo por una parte de su sueldo. Finalmente la persona que contrató y el propio Jack se largaron con el dinero sin terminar la obra.

Robert Pile tuvo que volver a pagar a otro artista para que acabara los caballos. Hoy en día el caballo blanco de Wiltshire es el más conocido de los nueve que se hicieron. Tiene 55 metros de de altura y 50 de largo. Sin embargo, se tiene que estar añadiendo  tiza cada cierto tiempo para que siga teniendo visibilidad. Este es el último de los monumentos extraños de nuestra lista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here