En Estados Unidos hay un lugar donde hace poco se ha inaugurado un monumento satánico. ¿Te preguntarás como es posible algo así? Lo cierto es que estamos abiertos a todo tipo de religiones y el satanismo está incluido. Si ya te estás sorprendiendo espérate un momento porque necesitas saber algo. En Arkansas hay un templo donde se reunen los miembros de un templo satánico y en este mes de agosto han querido celebrar algo. Han inaugurado un monumento satánico a Bafomet.

Si te estás preguntando quién es Bafomet, es la representación del diablo que le muestra con una cabeza de cabra. Son muchos los que se han reunido en la inauguración y no todos a favor de este monumento. Los miembros del templo satánico han querido hacer una protesta por la libertad religiosa. Todo esto ha venido por otra reciente inauguración de un monumento cristiano. El portavoz de los satanistas es Lucien Greaves es el que ha querido dejar claro que no quieren ofender a nadie con este movimiento.

¿Qué significa la figura de Bafomet para el templo satánico?

Según explicó Greaves, el monumento lo que quiere celebrar realmente es la libertad de religión del estado de Arkansas. Según comenta, la figura de Bafomet representa el pluralismo, la igualdad, la tolerancia, el libre pensamiento y la reconciliación. También ha querido dejar claro que no quiere reemplazar con este monumento ninguna otra creencia o religión. Solo quiere que la libertad de creer en lo que se quiera quede presente y palpable.

Sin embargo, algunas personas han sido muy críticas con esta inauguración. El monumento cristiano que se había puesto poco antes celebraba los diez mandamientos. Según el portavoz de los satanistas no han querido ofender a nadie. De hecho, quiere dejar claro que no se trata de una lucha entre satanistas y cristianos. Esto no ha convencido a la parte cristiana, los cuales dicen que el monumento de Bafomet es ofensivo y harán todo lo posible para retirarlo.

¿Cómo empezó todo este lío del monumento satánico?

Este enfrentamiento entre satanistas y cristianos no viene de ahora. De hecho, empezó en el año 2015 cuando se decidió poner en el capitolio un monumento en honor a los diez mandamientos. No es fácil que se den los permisos para poner monumentos en terreno del Capitolio y menos si es de una temática religiosa. Sin embargo, en el caso de los diez mandamientos lo consideraron también histórico. Gracias a fondos conseguidos con donaciones, se consiguieron 85 mil dólares para ponerlo todo en marcha. No se usó ningún tipo de dinero público para este monumento cristiano.

Sin embargo, el monumento de los diez mandamientos duró poco. Algunas horas después de ser inaugurado un hombre llamado Michael T. Reed decidió estrellar su coche contra la estatua de granito destrozándola. Sin embargo, en abril de 2018 se volvió a levantar este monumento y esta vez con medidas de seguridad. Se pusieron bolardos por si alguien quería repetir el ataque con un coche.

El problema fue que este segundo monumento generó muchas protestas, sobre todo por parte del templo satánico. Por este motivo la respuesta fue inaugurar este segundo monumento del conocido demonio. La explicación es que si había un monumento religioso en tierras del Capitolio, ellos podían poner el suyo propio como símbolo de la libertad de pensamiento. De momento la polémica sigue y no está claro que Bafomet se vaya a quedar. Aun así, mucha gente que no tiene nada que ver con el templo satanista defiende que este monumento satánico permanezca. Habrá que esperar para ver lo que ocurre.

Por cierto, hay que recordar que no es el único monumento con referencias al diablo que existen en el mundo. De hecho, hay varias estatuas en varias grandes ciudades. Por ejemplo, tenemos una en Madrid en los jardines del Retiro llamada Fuente del Ángel Caído. Otra está en Italia en la ciudad de Turín conocida como Traforo del Frejus. Es Santa Cruz de Tenerife hay otra, y no hay que olvidar la del Ángel Exterminador en Comillas, municipio de Cantabria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here