Los monstruos existen desde el principio de los tiempos. Cuando hablamos de monstruos nos referimos más en la creencia que se tiene en ellos. Son historias que se han ido contando de generación en generación, y ya sean reales o no, van a seguir existiendo por muchos años más. Cada país tiene sus propios monstruos y algunas incluso existen en diferentes culturas. Veremos algunos de los mas conocidos y explicaremos en algunos de donde nación la leyenda. Empezaremos por España y su conocido hombre del saco.

El hombre del saco

foto-1

En España siempre se ha usado al hombre del saco para asustar a los niños si hacían algo mal o se quería que fueran obedientes. Sin embargo, este personaje tiene sus comienzos en un terrible hecho real ocurrido en 1910. En un pueblo de Almería, un hombre llamado Francisco Ortega padecía tuberculosis y la enfermedad estaba acabando con su vida. Un curandero local le dijo que se podía librar de la tuberculosis si bebía la sangre de un niño pequeño. Ortega pagó una gran cantidad al curandero para que secuestrara un niño, por lo que este escogió una víctima la drogó y la secuestro metiéndola en un saco.

El niño fue asesinado, pero finalmente ambos fueron detenidos y ejecutados en el garrote vil. Esta historia trascendió a España y se instaló en Méjico y otros países de Sudamérica. Sin embargo, en estos países la historia varía un poco de la original, aunque la misión de este hombre de saco es la misma y es llevarse los niños que se portan mal.

La mujer sin cara de Londres

foto-2

La historia de la mujer sin cara comienza con un accidente que hubo en la estación londinense de Becontree. En los años cincuenta dos trenes chocaron y murieron diez personas. En los años noventa hubo un hecho similar en esta estación y se empezó a relacionar ambos hechos. Según se cuenta la historia, un supervisor de la estación estaba en su oficina una noche y escuchó la puerta moverse tres veces. Dejó la oficina para investigar pero no vio nada. Sin embargo, tenía la sensación que alguien le estaba siguiendo. Se dio la vuelta y pudo ver a una mujer rubia vestida de blanco pero sin ningún rasgo. No tenía cara en absoluto.

La figura de mujer desapareció al momento dejando al supervisor petrificado de terror. Más tarde el supervisor supo que uno de sus ayudantes también había visto a esta mujer. Se piensa que podría ser una de las víctimas del  primer accidente de tren, aunque hay varias teorías sobre ello.

El pequeño hombre rojo

foto-3

Esta leyenda viene de Francia y habla de un hombre llamado Jean, el cual era un carnicero en el reino de Catalina de Medici. Parece ser que este carnicero sabia demasiado sobre algunos secretos de la realeza y amenazó contarlos si no le daban lo que el quería. Por ello fue ejecutado, aunque primero juró que volvería de la muerte. Se dice que el fantasma de Jean volvió cubierto en sangre y estuvo importunando a Catalina de Medici durante el resto de su vida. También estuvo molestando a sus descendientes apareciendo antes de un gran desastre.

El propio Napoleón dijo que había visto al fantasma, el cual era llamado el pequeño hombre rojo. En su segundo encuentro, por lo visto le rogó al fantasma que cambiar cualquier horrible cosa que fuera a ocurrir. El fantasma de Jean se negó y desapareció tal como había llegado.

Los que andan en los tejados

foto-4

Para esta leyenda nos tenemos que ir a Escandinavia, y se trata de unos seres que prefieren estar en los tejados que en el suelo. Para moverse pegan saltos de un tejado a otro. Según lo describen en el país, son personas incluso atractivas pero con zarpas en las manos y los ojos de color naranja. Son muy pálidos y siempre visten de negro. Una de las historias más conocidas habla de un hombre que por la noche se asomó a la ventana y vio alguien sobre el tejado de enfrente. El ser dio un salto y quedó a poca distancia de donde estaba el hombre, el cual salió corriendo al ver los anaranjados ojos.

El alto hombre gris de Escocia

foto-5

Esta historia escocesa viene de los años veinte, donde un conocido montañero y científico dijo haber visto algo muy extraño en la montaña de Ben Macdhui. Había una niebla muy intensa y pudo ver entre las brumas como una enorme figura humana le seguía. Cuando contó su experiencia a los demás, varios montañeros confirmaron que también lo habían visto. No habían contado nada para que no se burlaran de ellos. Se llamó a esta aparición el alto hombre gris. Era el color que tenía el ser visto a través de la niebla.

Parece ser que esta ser solo aparece en la montaña cuando hay una intensa niebla en la cima. Las apariciones se extendieron a las siguientes décadas, y mucha gente cuenta los supuestos avistamientos de esta criatura. Se ve que Escocia no solo tiene al monstruo del lago Ness.

Los fantasmas de Canberra

foto-6

A principio de los años cuarenta diez personas murieron en un accidente de aviación cayendo el aparato en una colina. Entre los muertos había un gobernador y altos cargos del gobierno. Muchas personas han dicho que en algunas noches se pueden ver luces extrañas y el sonido de un avión estrellándose. En una de las historias que se cuentan, una chica salió corriendo porque estaba siendo perseguida por uno de los pasajeros en llamas. Lo cierto, es que parece que los testimonios no son muy de fiar, pero al final ha quedado como una leyenda urbana más.

El trepador ruso

En el 2013 un video ruso consiguió millones de visitas mostrando un ser que trepaba edificios. Ocurre a la luz del día y desaparece detrás de un edificio. Muchos empezaron a decir que era una especie de mutante y ya había nacido un nuevo monstruo en Rusia. Lo cierto es que el video lo hizo un hombre llamado Dmitry Kataev una noche que no podía dormir. Se puso a crear un video que pudiera impactar a todo el mundo. Una vez hecho, lo subió a YouTube y se fue otra vez a la cama. No esperaba ni mucho menos las reproducciones que tendría el video y que la gente creyera que era verdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here