Ya hemos comentado algunas cosas sobre la muerte, y es algo que no nos tiene que inquietar demasiado.  Da igual que tengas mucho dinero, una buena salud o buena genética… al final la muerte siempre es la vencedora. Ahora viene la gran pregunta… ¿qué pasa en el momento de la muerte? Vamos a hablar en términos científicos ya que el momento de la muerte se ha estudiado hasta la saciedad. Esto es lo que ocurre según los estudios científicos.

1 – ¿Qué es estar realmente muerto?

que ocurre después de la muerte

Aunque muchos no lo sepan, sigue habiendo cierta polémica sobre lo que es estar realmente muerto. Hay estamentos oficiales sobre ello pero siempre nos encontramos ciertos términos como “legalmente muerto” o “clínicamente muerto”. Mucha gente piensa que la muerte es cuando una persona queda inanimada sin poder ser recuperada. Otra cree que es el momento justo cuando el corazón se para.

Hay personas que creen que realmente la muerte sobreviene cuando el cerebro es que falla. Por lo tanto ¿Qué es la muerte en realidad? Curiosamente hay muchas respuestas y todas son buenas. Incluso si tu cerebro pierde toda actividad y tu corazón se para, el sistema circulatorio puede seguir funcionando para que la tecnología te mantenga con vida. Por lo tanto, ¿Qué es morir si unas máquinas nos pueden mantener con vida durante algún tiempo? Esto es una de las cosas que generan más polémicas sobre la muerte. Esto nos lleva al tema de la consciencia.

2 – ¿Que pasa con la consciencia cuando morimos?

Todos sabemos que estamos vivos porque somos conscientes de que existimos y estamos vivos. ¿Qué ocurre con la conciencia en el momento de la muerte? La ciencia nos dice que la conciencia es algo que produce nuestro cerebro mediante actividad neuronal. La muerte del cerebro es la muerte de la conciencia. Sin embargo, hay más cosas que añadir aquí. ¿Es lo que nos define?

Cuando una persona está bajo los efectos de la anestesia general la conciencia se para, pero el paciente sigue vivo. Mucha gente ha elegido creer que la conciencia es más bien un espectro en lugar de algo que se enciende y se apaga. La ciencia moderna clasifica que esto varía mucho dependiendo de la especie de la que hablamos. El ser humano tiene una conciencia muy aguda y nos reconocemos como una entidad.

Por eso la gran pregunta es, en el momento de la muerte ¿que ocurre con el “yo” con el que existimos y nos reconocemos? Si nos basamos en el cerebro, todo desaparece cuando muere incluyendo los recuerdos, experiencias, personalidad, etc. Todo lo que conocemos simplemente se pierde. Por supuesto, las diferentes religiones no están de acuerdo con esto y hablan de otros planos de conciencia al morir.

3 – El cerebro como el órgano que nos define

Mucha gente piensa que el cerebro es el último órgano que muere al fallecer una persona pero no es cierto. Normalmente después de la muerte cerebral es cuando el cuerpo muere definitivamente. En muchos países la muerte es oficial cuando el cerebro no presenta actividad. Es el órgano que hace que todo lo demás funcione y sin el no se puede seguir vivo. Solo se puede mantener a una persona “viva” mediante máquinas asistidas.

Por el contrario, cuando el corazón se para el cerebro puede sobrevivir hasta seis minutos. El problema es que aunque se consiguiera reanimar a una persona con un desfibrilador, el cerebro quedaría dañado pasado tanto tiempo. Esto llevaría a la muerte por el propio cerebro y no el corazón. Dicho de otra manera, las personas realmente mueren cuando el cerebro lo hace ya que todo lo demás va en cascada.

¿Qué ocurre con la actividad cerebral?

Según el cerebro se ve privado de oxígeno a nivel celular, la actividad cerebral aumenta considerablemente. Se cree que es una reacción desesperada del cerebro que se ve en peligro. Esto le ocurre tanto a seres humanos como a otros animales.

Muchos creen que ese es el momento es que mucha gente tiene esas experiencias cercanas a la muerte. Se tienen sensaciones extrañas, se oyen cosas y se recuerdan hechos pasados con claridad. Si la persona consigue sobrevivir, habrá tenido una experiencia difícil de entender. Habrá pasado por un torbellino de sonidos e imágenes.

4 – Las experiencias de los que “han vuelto”

Siguiendo con el tema de la actividad cerebral en el momento de la muerte, hay personas que han sobrevivido y contado curiosas historias. Ya hemos dicho que es debido a la explosión de actividad cerebral por la falta de oxígeno. La mayoría de la gente describe túneles con luces al final. Algunos incluso ven personas conocidas que murieron hace tiempo. También es normal oler y sentir cosas de forma intensa, lo cual lo hace increíblemente real.

Esto nos lleva al lado religioso de la experiencia. Muchas religiones aseguran que estas sensaciones son el paso de nuestro mundo otro plano de la existencia. Algunos lo llaman el cielo, el paraíso, purgatorio o incluso el infierno. Cada religión lo llama de una manera.

Los científicos dicen que estas experiencias son el resultado de la estimulación cerebral en el momento de la muerte. Si lo vemos pensando que la conciencia es un espectro, técnicamente al morir es cuando más vivos estamos. De hecho, se piensa que esa explosión cerebral que se tiene al morir es el más consciente de nuestra vida.

5 – El tiempo cambia en el momento de la muerte

momento de morir

Por supuesto solo tenemos las experiencias y testimonios de los que han estado clínicamente muertos y se han recuperado. La mayoría dicen que notaron una enorme distorsión en el tiempo. Hay muchas teorías sobre esto y muchas las achacan a temas paranormales. El tiempo parece que va mucho más lento. De hecho, en muchos testimonios se habla de que el tiempo pierde significado.

Se han hecho muchos estudios sobre esto, y uno de los más importantes fue realizado por Bruce Greyson. Juntó a un grupo de personas que habían tenido experiencias cercanas a la muerte para profundizar en lo que ocurría. Casi todos dijeron que el tiempo parecía ir mucho más lento. Lo cierto es que los científicos no saben decirnos porque ocurre esto. Lo achacan a una de las sensaciones que se tiene por la actividad cerebral, pero tampoco lo pueden confirmar.

6 – La curiosa reacción de los genes

En el momento de morir se activan muchos genes diferentes y los científicos no saben porque. De hecho, algunos genes continúan activándose durante algún tiempo cuando la persona ya ha muerto. Siempre se ha asumido que los genes como las células simplemente mueren una por una. Sin embargo, se ha descubierto que algunos genes pueden estar más de una día vivas después de la muerte.

De hecho, en algunos animales se han visto que algunos genes puede vivir hasta dos días después morir. No hablamos solo de unos pocos genes sino de más de quinientos en algunas ocasiones. Es algo que los científicos estudian porque nos puede llevar a lo que contamos en la siguiente sección.

7 – ¿Es la muerte algo que se puede revertir?

Se lleva hablando de la inmortalidad hace siglos. La idea de un ser humano viviendo para siempre se ha plasmado en la literatura desde siempre. Históricamente son los dioses los que pueden otorgar ese don, aunque en los mitos y leyendas también se habla de la inmortalidad. Un ejemplo son los vampiros, los cuales pueden vivir para siempre según la mitología.

El descubrimiento de los genes que siguen vivos después de la muerte ha interesado mucho a los científicos. Según avanza la ciencia y la tecnología se consigue que la gente viva más tiempo. No hace mucho tiempo una persona sin latidos de corazón se daba por muerte. Ahora ya no es así y se la puede recuperar.

No es de extrañar que muchos investigadores y científicos estén hablando de hacer la muerte reversible. Ya hay varios proyectos en marcha para hacer de la muerte algo del pasado. Se piensa que en unos años las personas podrán alcanzar edades mucho mayores que las de ahora. Es el primer paso y muchos piensan que en el futuro la gente podría vivir para siempre. Por desgracia es algo que no veremos ahora pero puede que en unos cuantos siglos la muerte solo sea un mal recuerdo.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here