Ya hemos hablado en otro artículo sobre las supuestas siete puertas del infierno que existen en el mundo. Sin embargo, hoy nos centraremos en una de las más siniestras y temidas, que se encuentra en el cementerio de Stull. Es un lugar donde se hizo conocido sobre todo por los fenómenos paranormales que ocurren. De hecho, es considerado el cementerio más “maligno” del mundo. No es de extrañar que el cementerio de Stull sea una de las siete puertas del infierno de la que más de habla y donde más estudios de lo sobrenatural se han hecho.

En Estados Unidos y América en general existen muchos de estos cementerios considerados malditos. El cementerio de Stull se encuentra en Kansas y se lleva la palma sobre todos los demás. Para hacernos una idea, alcanzó tanta fama como lugar maldito que el Papa Juan Pablo II dio órdenes de que su avión no pasar por el cementerio cuando visitó los Estados Unidos.

¿Los orígenes del cementerio de Stull?

Las leyendas sobre este siniestro campo santo son muy variadas. Tenemos casos de brujería, tiros satánicos, extrañas muertes ocurridas en el cementerio y unas supuestas escaleras que llevan directamente al infierno. Si no has oído antes hablar de este cementerio, no te preocupes porque es algo normal. El lugar fue cerrado al público hace tiempo y se ha intentado mantener todo lo que pasa dentro como un secreto muy oculto.

El cementerio de Stull está en una zona rural de Kansas. Fue fundado por colonos holandeses en 1867 y lo primero que hicieron fue levantar una gran iglesia de piedra. Luego se hizo el cementerio alrededor de este templo. A principios del siglo XX el techo de la iglesia se cayó y el lugar fue abandonado. La iglesia quedó vacía y en ruinas, y entonces empezaron a oírse rumores e historias de que algo estaba ocurriendo en el cementerio de Stull.

La leyenda de la puerta del infierno en Stull

De todas las historias que hay sobre este cementerio, las más conocidas es que tiene una de las siete puertas del infierno que existen en el mundo. Se dice que en las noches de Halloween unas escaleras de piedra ocultas en el cementerio aparecen de la nada. Son unas escaleras que se meten en la tierra a una gran profundidad y lleva directamente al infierno. Se dice que el diablo las usa para subir a la superficie y andar por el cementerio en busca de almas a las que poder llevarse a su reino. Muchos pensarán, ¿por qué el diablo querría dar vueltas en un pequeño cementerio de una zona rural de Kansas? En este caso hay varias versiones.

Algunas creen que la iglesia fue usada por satanistas para hacer sus rituales. También las brujas usaban este cementerio para sus aquelarres, e idea era también adorar a Satanás y que hiciese acto de presencia en el ritual. Otros dicen que los fenómenos paranormales del cementerio de Stull vienen de mucho más atrás. De hecho, se piensa que todo empieza con una tumba en particular donde hay un árbol considerado diabólico.

La tumba y el árbol maldito

Según cuentan las historias del entorno rural de esa parte de Kansas, hay una tumba y un árbol que se usaba para colgar a la gente. En particular se usaba este árbol para colgar a las personas acusadas de brujería. La tumba que hay debajo del árbol se le puso e nombre de “Wittich” que es una palabra anglosajona que significa de alguna manera bruja (witch).Por si no fuera poco, se dice que los huesos que hay dentro de la tumba son del hijo de Satán. El hijo lo tuvo con una bruja y el niño nación con horribles deformidades y lleno de pelo. Cuando se abren las escaleras del infierno, el diablo sale para visitar la tumba de su hijo.

El árbol fue cortado hace tiempo a finales de los años noventa. Se hizo por antes de la noche de Halloween para impedir las visitas de curiosos y turistas. Mucha gente se reunía en el cementerio para poder ver si es verdad las historias. Muchos visitantes del cementerio de Stull cuentan diferentes historias sobre sus experiencias. Por ejemplo, muchos dicen que el agua nunca cae dentro de la iglesia, aun no habiendo techo que la cubra. Según cientos de testigos, por mucho que llueva, si estás dentro del templo en ruinas nunca te mojas.

El caso del Papa Juan Pablo II y el cementerio de Stull

Ya hemos comentado como Juan Pablo II no quiso que su avión pasara por el cementerio maldito. Esto ocurrió en 1993 y se hizo eco en muchos medios nacionales en Estados Unidos. El avión se desvió a petición del Papa para no pasar por este cementerio. En los años noventa el cementerio de Stull era muy conocido por la comunidad de expertos de los oculto y lo paranormal. Todo el mundo creía firmemente que el lugar estaba maldito y que tenía algo que ver con el mismo diablo. Muchos canales de televisión entraban para grabar sus programas y buscar indicios de fenómenos extraños. Todo esto no duró mucho.

En 1999 el cementero fue cerrado a cal y canto y se negó cualquier acceso a medios de comunicación, turistas o curiosos. Se pusieron varias señales avisando de que el lugar era peligroso y no se podía entrar. Esto no hizo más que aumentar las creencias de que algo extraño y maligno pasaba en el cementerio. En el 2002 las ruinas de la iglesia fueron derruidas, dejando solo el cementerio. Hoy en día sigue siendo una de las puertas del infierno que más terror produce. ¿Te gustaría visitar esta puerta al infierno?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.