Posiblemente no conozcas el caso de la casa John Lawson y los inquietantes maniquíes que había en la casa. Varios de estos maniquíes estaban colocados en el porche, y la casa se convirtió en lugar de visita de miles de personas interesadas en lo sobrenatural. La casa fue construida en 1845 en un pequeño pueblo del estado de Nueva York llamado Wappingers Falls.

¿Qué hacía tan misteriosa la casa de John Lawson? Básicamente los maniquíes aparecían y desaparecían del porche de la casa, y se decía que estaban poseídas por los espíritus de gente que había muerto en las inmediaciones. Cerca de la casa habían ocurrido terribles eventos en el pasado, y eso explicaría tantos rumores de que la casa estaba encantada y los maniquíes poseídos.

Muchos estarán pensando que posiblemente había gente detrás de estos maniquíes que “se movían”. Después de todo, tuvo un gran impacto en su momento y la casa John Lawson se convirtió en una atracción turística de la noche a la mañana. Sin embargo, Estos hechos paranormales se estudiaron en profundad durante años y no se pudo encontrar indicios de que había trampa.

Los maniquíes de la casa John Lawson simplemente aparecían con diferentes posturas, la ropa cambiada e incluso con pelucas diferentes. ¿Qué hay de verdad en el misterio de la casa John Lawson y sus maniquíes embrujados?

1 – Los inquietantes sucesos de la casa John Lawson

maniquies embrujados

La familia Lawson fue muy influyente en toda la zona del río Hudson a mediados del siglo 19. Toda la zona tuvo un gran auge económico en aquella época, y era habitual que mucha gente se hiciera rica aprovechando la bonanza industrial. Muchos de estos nuevos ricos empezaron a construir casas de verano a lo largo del río Hudson. La familia Lawson hizo la suya en Wappingers Falls, que está a unos 130 kilómetros de la ciudad de Nueva York.

La casa construida en 1845 era de las mejores de la zona, y se habló mucho de ella al ser tan lujosa y rica en detalles. Sin embargo, a partir de 1870 empezaron a ocurrir hechos trágicos cerca de la casa John Lawson, los cuales le empezaron a dar mala fama.

En 1871 hubo un accidente entre un tren de pasajeros y otro tren de carga que venía en sentido contrario. Al pasar ambos por un túnel el tren de carga descarriló y se chocó contra el tren de pasajeros, lo cual resultó en terrible choque. Por si fuera poco, el tren de carga llevaba combustible y se produjo una explosión y un posterior incendio. Todo esto pasó a poco más de 100 metros de donde estaba la casa John Lawson.

Hubo 22 muertes y un gran número de heridos, pero esto por si solo no dio la mala fama a la casa de los Lawson. En 1877 ocurrió otra tragedia al declararse un gran incendio en un comercio al lado de la casa John Lawson. El fuego se extendió hasta un almacén que contenía keroseno, y hubo una terrible explosión.

El fuego tras la explosión quemó un gran número de viviendas y comercios por toda el área. Sin embargo, la casa John Lawson se mantuvo intacta en medio de toda la destrucción. Aquí es cuando los habitantes de Wappingers Falls y de otras localidades empezaron a pensar que la casa de los Lawson tenía algo sobrenatural.

Hubo un gran número de muertos en el incendio, aunque la cifra exacta ha variado dependiendo del informa que se lea.

2 – Los maniquíes de la casa John Lawson

maniquies encantados

La casa John Lawson ya tenía una mala fama en la región, y se había convertido en otra de las “casa encantadas” del país. Sin embargo, la cosa no quedó ahí ya que entró en juego otro inquietante elemento. Cuando empezaron a aparecer los maniquíes en la casa John Lawson, nadie sabía a quién pertenecía la mansión. Los Lawson ya no iban a su casa de verano debido a la mala fama que se había formado alrededor de ella.

No se sabe si la habían vendido o seguía siendo suya, pero nadie había vuelto a vivir en ella desde los accidentes. Nadie sabe quién había puesto las figuras en la casa y el porche frontal. Esto aumentó el aura de misterio que tenía la mansión, y muchos empezaron a decir que los maniquíes se movían. Se decía que muchas veces las figuras cambiaban de posición para dirigir la mirada al lugar del accidente de tren.

Se empezó a decir que los espíritus de los muertos del tren y el incendio de 1877 eran los que poseían a los maniquíes. Según pasaban los años, los maniquíes cambiaban de ropa ocasionalmente y el vestuario siempre era de la  época 1870. Por supuesto, que hubo gente que vigiló la casa para descubrir a la persona o grupo que hacían estos cambios, pero nunca pudieron ver a nadie.

Los maniquíes simplemente cambiaban de lugar, posición y vestuario de un día para otro. Todo el mundo lo podía ver cuando pasaban al lado de la casa y veían los maniquíes del porche, los cuales cambiaban de lugar cada cierto tiempo. Lo mismo ocurría dentro de la casa según algunos investigadores y policías.

3 – La desaparición de los maniquíes

casa John Lawson

Todo este misterio de maniquíes poseídos se alargó hasta años recientes. La casa se había inhabitada durante todos estos años, pero siempre estaba bien cuidada y en condiciones. Aun estando en un estado aceptable, nadie volvió vivir en ella. Los maniquíes no fueron retirados de la casa en ningún momento, ya que al fin y al cabo era un reclamo turístico para la localidad.

En el 2016 los maniquíes desaparecieron y no se han vuelto a ver hasta hoy. ¿Quiénes retiraron los maniquíes de la casa John Lawson? No hay respuesta y nadie sabe lo que pasó con ellos. Tal como aparecieron un día, se esfumaron sin saber muy buen porqué, y por supuesto comenzaron de nuevo los rumores de lo sobrenatural.

4 – ¿Está realmente la casa John Lawson y sus maniquíes embrujados?

misterio de la casa John Lawson y sus maniquíes embrujados

¿Qué hay de verdad en la historia paranormal de la casa John Lawson? ¿Estaba realmente encantada y tenía maniquíes poseídos por espíritus? Lo cierto es que posiblemente no tenga nada que ver con lo sobrenatural.

Aunque la casa no fue habitada desde los terribles hechos ocurridos en el siglo 19, si tuvo varios dueños. De hecho, hay fotografías de diferentes años donde se veía el interior de la casa, y se hacían renovaciones. Se habla de que varias inmobiliarias la pusieron a la venta durante diferentes periodos, y se convirtió en objeto de especulación.

Aunque parezca increíble, las “casas encantadas” se venden muy bien y tienen su clientela. Hay gente que paga mucho dinero por tener una casa con un historial misterioso. La casa de Amityville es un claro ejemplo de ello.

Han aparecido varios sitios Web mostrando como en los últimos años se han hecho varias reparaciones en la casa. También se ha podido ver en sitios inmobiliarios como la casa estaba a la venta, y la última vez fue en el 2017. Esto es un año después de que los maniquíes desaparecieran misteriosamente. Por eso se piensa que pensaron en vender la casa sin su lado misterioso, y hacerlo como una vivienda normal.

La casa John Lawson es una mansión victoriana que ahora está valorada en más de medio millón de dólares. Se ve que alguien de la inmobiliaria la quiso vender de esa manera dejando un lado su fama anterior. Por tanto, es fácil suponer que los maniquíes tenían que ser retirados para que la mansión se vendiera por vías normales.

5 – Hay preguntas que siguen siendo un misterio

maniquies poseidos

Aunque las reformas y puestas en venta de la casas explican muchas cosas, sigue habiendo preguntas sin contestar. ¿De donde salieron los maniquíes y quién los movía o manipulada desde el principio? Hablamos de que el misterio de los maniquíes se mantuvo durante décadas sin ser descubierto.

Algunos investigadores tienen teorías sobre los maniquíes misteriosos. En los alrededores de la casa John Lawson hay varios negocios, y el turismo que generaba la casa les beneficiaba. Por eso, algunos piensan que podrían ser los mismos dueños de algunos negocios los que han mantenido a los maniquíes moviéndose. Sería un secreto local que todos han mantenido durante décadas para que la gente siguiera visitando el área.

Aun así, eso tampoco explica como tantos expertos de fuera no lo pudieran descubrir. Por muy bien que lo hicieran los comerciantes, tarde o temprano alguien acabaría descubriéndolos mientras cambiaban los maniquíes de sitio y de ropa. Como se ha dicho, la casa siguen estando “encantada” en opinión de los habitantes de Wappingers Falls y alrededores.

¿Qué piensas del misterio de la casa John Lawson y sus maniquíes embrujados? ¿Fue todo preparado para crear expectación o podría haber algo paranormal? Déjanos tu opinión en los comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here