El minisubmarino Marder fue un pequeño vehículo construido por la Alemania nazi durante la segunda guerra mundial. Era un pequeño submarino con muy poca capacidad de maniobra, pero suficiente para hacer las misiones que se le encomendaban. Era una versión mejorada de otro minisubmarino similar llamado Neger, donde el minisubmarino Marder solucionaba varios problemas del anterior. Uno de ellos era que tenía más autonomía para estar bajo el agua.

Lo cierto es que el minisubmarino Marder no era mucho mejor que su antecesor. También estaba muy limitado a la hora de hacer inmersiones. Técnicamente solo podía bajar hasta los treinta metros, pero casi nunca bajó más de 15 metros bajo el agua, ya que era muy peligroso. De hecho, bajar más de esta profundad era casi un suicidio y el número de pilotos que morían en los Marder así lo mostraba.

El minisubmarino Marder, también llamado torpedo humano, era básicamente un cilindro con un motor que llevaba un torpedo en su panza. Tenía la autonomía justa para acercarse sigilosamente a los barcos enemigos, lanzar su torpedo y huir de la zona. Uno de los grandes problemas que tenía tanto el Marder, como su antecesor Neger, era que las huidas eran muy complicadas. Era lento y maniobraba muy mal por lo que la mayoría eran destruidos y no volvían a la base.

El minisubmarino Marder tenía un gran éxito hundiendo embarcaciones de los aliados, y mostró ser un arma efectiva en combate. Sin embargo, fue catalogada como poco satisfactoria por los problemas para mantener la vida de los pilotos a salvo. La alta tasa de mortalidad de los pilotos hizo de este mini submarino un arma de guerra muy impopular. Un tercio de los pilotos de los minisubmarino Marder morían en las misiones, por lo que se buscaron nuevas prototipos más efectivos y seguros.

Si quieres saber como eran y como actuaban estos torpedos humanos de la segunda guerra mundial, en este video te puedes hacer una idea de su funcionamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here