No es la primera vez que hablamos de dinosaurios y meteoritos, pero nunca lo hemos hecho de una forma en que se relacione. Hablamos del meteorito que extinguió a los dinosaurios y dio un giro en la historia de nuestro planeta. Fue un evento de extinción masiva que no acabó con toda la vida, pero dejó a la Tierra con unas pocas especies supervivientes.

Para hacernos una idea, el meteorito acabó con el 75% por las especies existentes en el planeta. Es algo que no ha vuelto a pasar nunca, aun con otras catástrofes de gran envergadura.

Todo esto ocurrió hace unos 65 millones de años, y los animales que había eran muy diferentes a los que conocemos. El planeta Tierra estaba dominada por grandes dinosaurios y la vida era bastante más dura y salvaje de lo que podamos imaginar.

Mucha gente sigue pensando que por aquel entonces ya existía el ser humano, pero nada más lejos de la realidad. Esta confusión es debido a tantas películas de Hollywood, donde han mezclado escenarios donde el ser humano y los dinosaurios convivían. Lo cierto es que nosotros aparecimos millones de años después,  por lo que el ser humano nunca vio a un dinosaurio vivo.

Lo que sabemos sobre la extinción de los dinosaurios es que desaparecieron a raíz del asteroide que chocó contra la Tierra. Hay otras teorías sobre lo que realmente pasó, pero la del gigantesco meteorito es la que predomina por el momento. ¿Pero que hizo exactamente el meteorito que extinguió a los dinosaurios? Ya hicimos un artículo sobre los efectos de un asteroide al caer a la Tierra. Sin embargo, el que acabó a los dinosaurios fue muy diferente a otros eventos similares.

Basándonos en cientos de estudios que se han hecho y con tecnología actual, podemos hacernos una idea de lo que pasó. De hecho, Se ha conseguido recrear de tal manera que posiblemente ocurriera del modo en que te lo contamos ahora. Te contamos como fue el meteorito que acabo con los dinosaurios.

1 – El primer impacto causó cambios inmediatos

El meteorito gigante que cayó a la Tierra hace 65 millones de años lo hizo en el océano. La estela que dejó esta inmensa roca se pudo ver a cientos de kilómetros a la redonda, y en este sentido las películas de cine han acertado de pleno. Hablamos de un meteorito que se calcula que tenía unos diez kilómetros de diámetro, el cual chocó en costas de lo que conocemos hoy como México.

El impacto del meteorito fue tan fuerte, que consiguió licuar el carbón en capas inferiores de la capa terrestre. El calor hizo que partículas de carbón se elevaran a la atmósfera y oscurecieran el cielo. Todas estas partículas de carbón empezaron a caer a la tierra en una especie de nieve o granizo irrespirable. No hace falta decir que todo se oscureció después del impacto al cubrir la luz del sol.

Otro efecto casi inmediato fue que los océanos elevaron su nivel de acidez de un modo brutal. Esto fue debido a las explosiones causadas por el impacto, afectando sobre todo a los volcanes existentes. La expulsión de rocas sulfúricas alteraron los niveles de pH en los océanos.

La subida de acidez en los océanos causó la muerte de gran número de especies marinas. Esto no solo afectó a los animales que vivían en el agua, sino a muchas especies que se alimentaban de otros animales marinos. La cadena alimenticia quedó rota, lo cual puso las cosas más difíciles aun.

2 – El maremoto más grande jamás visto

Otro de los efectos inmediatos del impacto del meteorito, fue uno de los tsunamis más grandes que se han visto. Después del tsunami que azotó parte de Asia hace unos años, todo el mundo pudo ver la capacidad de destruir que tienen estos terremotos marinos. Las olas que forman arrasan todo lo que tienen delante, causando muerte y destrucción.

El maremoto o tsunami que hubo después del impacto del meteorito que extinguió a los dinosaurios fue muy diferente. Si pensamos que el tsunami de Asia fue terrible, no es nada comparado con el que ocurrió hace 65 millones de años.

Para hacernos una idea, los expertos en seísmos han calculado que el tsunami que ocasionó el meteorito fue 30 mil veces más potente que el ocurrido en 2004. A los diez minutos del impacto se formaron las primeras olas que se dispersaron en todas direcciones.

Las olas que se formaron tenían casi dos kilómetros de altura, mientras que el fondo marino era arrasado por la fuerza del impacto. Esto permitió que el maremoto cubriera todo el océano pacífico y parte del atlántico en unas cuantas horas. En un par de días el impacto se había extendido por casi todo el planeta de una manera u otra.

Las inundaciones fueran masivas en todo el planeta, lo cual causó que muchos animales se ahogaran en los días siguientes del impacto. Muchos pueden pensar que los que estaban en tierra firme tuvieron más suerte, pero no fue así. De hecho, lo que no destruyó el agua lo hizo el fuego.

3 – Un incendio a nivel planetario

El impacto del meteorito que acabo con los dinosaurios ocasionó más daños de lo que nos podemos imaginar. Fue una sucesión de desastres que no paraban, y los que sobrevivieron al choque se tuvieron que enfrentar a muchas más cosas. Ya hemos comentado el terrible tsunami que hubo, pero los incendios fueron aun peores.

Todavía no se sabe a ciencia cierta hasta que punto ardió todo el planeta, pero muchos estudios muestran que fue inimaginable. Se puede decir que fue el momento de la historia donde nuestro planeta fue realmente un infierno.

Hoy en día todavía hay grupos que investigan hasta que punto el planeta ardió por los cuatro costados. Uno de los estudios más recientes encontró restos de árboles enterrados que muestran que se carbonizaron casi al instante. Los  restos se encontraron a miles de kilómetros del impacto del meteorito, por lo que nos podemos hacer una idea de cómo fue.

Se calcula que tras el impacto del meteorito se formó una bola de fuego que atravesó miles de kilómetros de territorio. Quemó todo a su pasó haciendo que toda vida animal y vegetal se quemaran en pocos minutos. Esto creo también una serie de incendios en cadena que se extendieron por todas partes. De hecho, muchos científicos lo llaman una tormenta de fuego de proporciones bíblicas.

El fuego llegó a casi todas partes dejando la superficie del planeta de un color rojo y negro por el humo y el fuego. Pero esto fue por el impacto, porque la cosa no había hecho más que empezar.

4 – La oscuridad y la destrucción de la destrucción de la capa de ozono

Hasta hace pocos años, uno de los mayores problemas del cambio climático era la capa de ozono. Se decía que estaba siendo destruida por la contaminación y otros motivos donde el ser humano era el máximo responsable. Sin embargo, cuando más se vio afectada fue cuando impactó el meteorito hace millones de años.

Como se ha dicho al principio, el planeta quedó oscurecido por el carbón y restos del impacto. Grandes cantidades de polvo de carbón y cenizas dejaron el cielo casi opaco y sin dejar pasar los rayos del sol. Esta oscuridad se mantuvo durante los dos años siguientes, y la única luz que había era la de los grandes incendios.

A pesar de los incendios, la temperatura cayó mucho debido a la falta de rayos solares. Las plantas ya no recibían luz del sol y empezaron a morir. Esto también provocó que  muchos animales que comían plantas se quedaran sin su forma de alimentarse. Como se ha dicho, todo estaba relacionado y nadie se escapaba de las consecuencias del impacto.

La atmósfera también se vio afectada por esta capa tóxica de partículas de carbón y ceniza, y la capa de ozono no se libró de ello. Curiosamente, las capas más altas de la atmósfera se empezaron a calentar más de la cuenta, mientras que en la Tierra cada vez hacía más frío. Finalmente, la capa de ozono se vio tan afectada que los rayos ultravioleta del solo empezaron a incidir directamente sobre nuestro planeta.

No hace falta decir que la capa de ozono hace de filtro y nos protege de la radiación del sol. Sin el ozono tendríamos muchos problemas para sobrevivir, lo cual nos da una idea de lo que tuvieron que pasar los dinosaurios y otros animales que sobrevivieron al impacto del asteroide.

El frío se fue acentuando a pesar del problema del ozono, y con el tiempo llegó una glaciación que remató buena parte de la vida que había conseguido sobrevivir.

5 – El terremoto más largo de la historia

¿Qué más desgracias tuvieron que pasar los dinosaurios y otras especies durante el evento de extinción masiva? Por si no fuera poco con lo que ya hemos contado, durante los siguientes meses del impacto la Tierra tuvo que sufrir unos terribles terremotos. Lo cierto es que aunque parecían muchos seísmos, fue un solo terremoto que se prolongó más de la cuenta.

Hay pocas veces en la historia donde los científicos han usado el término mega terremoto, pero es lo que causó el meteorito que extinguió a los dinosaurios. El impacto fue algo que no se ha conocido hasta nuestros días, y lo que hizo fue mover el suelo oceánico del todo. Las capas bajo tierra se empezaron a desplazar como fichas de dominó, y llegó a prácticamente llegó a todas partes.

No se sabe muy bien cuanto duró el terremoto masivo, pero se calcula que fueron al menos seis meses. Dependiendo de la zona, los movimientos de tierra eran más o menos fuertes. Lo que si se sabe es que fueron los más potentes que ha visto nuestro planeta. Ni siquiera la escala Richter puede dar una idea de lo destructor que fue este mega terremoto.

6 – ¿Cuántos meteoritos cayeron realmente?

Sigue habiendo una gran polémica sobre si fue un meteorito o fueron dos los que cayeron en la Tierra. La idea volvió a tener repercusión hace pocos años cuando se encontró un gigantesco cráter en el fondo marino de las Tierras Altas de Guinea.

Los científicos estaban estudiando el volcán Nadir y encontraron este cráter que claramente se formó por la caída de un meteorito. Pudieron comprobar que este enorme agujero tenía la misma antigüedad que el cráter Chicxulub en las costas de México (que se piensa que fue el que cayó hace 65 millones de años).

La teoría de que hubo dos impactos al mismo tiempo explicaría muchas cosas. Aunque el impacto del que se conoce fue brutal, hay zonas del planeta que no se tuvieron que ver tan afectadas como otras. Con un segundo asteroide explicaría lo destructivo del evento.

Se piensa que realmente fue una lluvia de meteoritos lo que cayó a la Tierra, siendo dos de ellos de gran tamaño. Si hubieran sido más pequeños las cosas hubieran sido muy diferentes. Quizá los dinosaurios podrían haber sobrevivido, lo cual nos lleva a imaginar como sería nuestro mundo hoy en día.

Lo cierto es que independientemente de que fueran uno o más meteoritos, fue un episodio de nuestra planeta que lo cambio todo. Esperemos que no se vuelva a repetir, porque supondría el final de todo lo que conocemos. ¿Podría la raza humana sobrevivir a una cosa así? Es difícil decirlo, aunque lo mejor es no comprobarlo. El meteorito que extinguió a los dinosaurios no les perdonó y no está claro si nos pasaría lo mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.