Por si no lo sabías se acaba de estrenar una película llamada “Winchester”. El nombre ya es de por si aclaratorio porque es el nombre de una de las armas de fuego más conocidas de todos los tiempos. Los rifles Winchester fueron de los primeros que eran de repetición, y fue una auténtica revolución en el mundo de las armas. Sin embargo, la película no es de guerra o acción sino de terror. ¿Qué tienen que ver los Winchester con el terror? Pues si existe un vínculo y está en la mansión Winchester. La película habla de esta casa y es un lugar que realmente existe. De hecho, es considerada la casa más embrujada de Estados Unidos.

Ahora muchos pensarán que la más embrujada tiene que ser la de Amityville, pero no es así. Esta casa se encuentra en San José California, y su historia es de lo más pintoresco. La leyenda lleva años existiendo y en América se conoce bastante bien. Ahora con la película se conocerá en todo el mundo, pero no es mala idea hacer un pequeño repaso a lo que pasó en este siniestra mansión Winchester.

1 – El origen de la mansión Winchester

El empresario que fundó la compañía Winchester se llamaba William Wirt Winchester amasó una gran fortuna con las armas. Es considerado el inventor del arma definitiva que conquistó el salvaje oeste, y es cierto que fue un cambio radical en el uso de las armas modernas. Su mujer fue Sarah Lockwood Winchester y fue la diseñadora y la que dio la orden de construir la mansión Winchester. Esta impresionante mansión tenía 24 mil metros cuadrado y su construcción empezó en 1886. Lo más increíble de esta construcción es que estuvo en obras durante 38 años.

Sarah Lockwood Winchester contrató a una empresa de carpinteros expertos y los puso a turnos de mañana, tarde y noche. Trabajaban siete días a la semana sin parar durante todo el año. Así lo estuvieron haciendo durante 38 años. Solo se pararon los trabajos en septiembre de 1922 cuando Sarah Winchester falleció. Se dijo que la muerte de esta señora fue de tal impacto, que los carpinteros dejaron la mayoría de los clavos a medio clavar cuando se enteraron.

2 – El motivo de construir una mansión tan peculiar

¿Por qué construir una mansión de gigantescas proporciones durante tantos años? William Wirt Winchester murió de tuberculosis y esto afectó tremendamente a su esposa Sarah. Incluso llamó a un médium para intentar contactar con su esposo, pero el impacto fue mucho más lejos. Su marido y ella habían tenido una hija que murió seis meses después de nacer, y esto la hundió en una gran depresión. El espiritista que contrató la convenció de que las almas de la gente que había muerto por sus armas Winchester la perseguirían. Le dijo que debía construir una casa que sirviera de refugio para los que había muerto por los rifles de la marca Winchester.

Fue suficiente para que Sarah Winchester dejara su casa en Connecticut y comenzara su proyecto para empezar la construcción de una nueva casa. La idea era construir una casa que pudiera albergar a los espíritus. La idea era que la construcción no podía parar en ningún momento. El médium le convenció de que si no lo hiciera así los espíritus se harían con el poder. Por este motivo ni se planteó pensar de otra manera. La casa se hizo pensando en que miles de fantasmas llegarían y se establecieran hasta que pudieran pasar al otro mundo.

3 – Las casa tenía construcciones muy extrañas

Sarah fue la que mandaba en los diseños dentro de su mansión Winchester. Tenía todo un equipo de carpinteros trabajando para ella todas las horas del día y durante toda la semana. Muchas de sus demandas eran muy extrañas, pero era ella la que pagaba. Se hicieron pasajes secretos, trampillas que daban a diferentes partes de la casa, ventanas con forma de telaraña, ventanas en los suelos y escaleras que no llevaban a ningún sitio. También había puertas que daban a un muro. Lo más peligroso eran algunas puertas de las plantas superiores, las cuales daban al vacío. Un despiste entrando en una de estas puertas era una caída a la planta baja.

4 – Un terremoto casi destruye la mansión Winchester

Uno de los peores terremotos que ha sufrido Estados Unidos fue el de San Francisco. Este fuerte terremoto afectó a la mansión Winchester y de hecho tiro abajo tres de las siete plantas de una parte de la casa. También cayó una de las torres más grandes y muchas otras habitaciones quedaron destruidas. Sarah Winchester quedó atrapada en una de las habitaciones durante el desastre. Los trabajadores que tenía tuvieron que excavar para poderla sacar de los escombros. Por suerte solo sufrió magulladuras.

5 – La casa era un auténtico laberinto

Como se ha dicho, la construcción de la casa era muy peculiar gracias a las órdenes de Sarah. Otras de las curiosidades era que se construyó para que fuera un verdadero laberinto. Esto se hizo por un motivo concreto, y era porque pensaban que los laberintos podían confundir y despistar a los fantasmas. De esta manera estarían entretenidos intentando buscar la salida y no acecharían a los vivos. Lo cierto es que Sarah era la que mejor conocía la casa, ya que no permitía que hubiera planos explicando todos los entresijos del laberinto.

Cuando Sarah Winchester murió fue un problema para los que fueron a la casa para ponerlo en orden. Se perdían con facilidad y muchas escaleras no llevaban a ningún sitio. Hay que recordar que la mansión Winchester era una casa gigantesca más grande que muchos castillos. Perderse era muy fácil si no se conocían bien todos sus secretos.

6 – Se pensaba que Sarah Winchester estaba completamente loca

Hay muchas teorías de porque Sarah estaba construyendo una casa tan curiosa. Algunos decían que estaba creando una especie de rompecabezas llena de símbolos encriptados. Se decía que lo hacía siguiendo los designios de alguna sociedad secreto, como por ejemplo los Masones o los Iluminati Rosicrucianos. Sin embargo, una de las teorías más comentadas fue que estaba loca. El haber perdido a su marido y a si pequeña hija fue demasiado para ella y había perdido la cordura.

Otras personas simplemente pensaban que renovar continuamente la casa era una forma de paliar el dolor. La mansión Winchester original había sido empezada por Sarah y su marido, y podía ser una forma de recordar mejores tiempos. Lo cierto es que tenía un gran número de personas contratadas de la población de San José. Dar tantos empleos a la gente con su fortuna era algo que la hacía muy querida por todos. De hecho, se pensaba que la mansión Winchester era sin duda uno de los trabajos sociales que Sarah había hecho nunca.

7 – La obsesión con el número 13

Durante toda la estancia de Sarah en la casa, hay una cosa que recuerda todo el mundo y fue su obsesión con el número 13. Muchos de las ventanas y techos de cristal tenían 13 paneles. Muchas escaleras tenían 13 escalones e incluso su testamento tenía 13 partes que firmó 13 veces. Lo más curioso era uno de los cuartos de baño considerado el treceavo de la mansión. Este cuarto de baño tenía 13 ventanas.

8 – Es un sitio muy visitado

Hoy en día la mansión Winchester es considerada la más embrujada de todo Estados Unidos. No es de extrañar que se haya sacado provecho y se haya abierto al público como atracción. Cada día llegan cientos de personas con la esperanza de ver a un fantasma o espíritu. Uno de los puntos estrella está en la tercera planta, donde se dice que es donde más actividad fantasmal hay. Es donde muchos de los visitantes dicen haber oído cosas raras, como pasos o susurros extraños.

Lo cierto es que todo el mundo que ha visitado la mansión Winchester reconoce que la tercera planta es la más siniestra. También es cierto que esa parte de la casa está muy bien insonorizada. Estando en la tercera planta no se puede escuchar ninguno de los otros tours guiados. Esto da una fuerte sensación de aislamiento. Algunos piensan que son casos claro de sugestión donde creen escuchar fantasmas, pero nunca se sabe.

En los tour se pueden visitar 110 de las 160 habitaciones que se construyeron. En las fiestas de Halloween y Viernes 13 se hacen viajes guiados especiales aprovechando el alo de misterio que tiene la mansión Winchester. Si alguna vez pasas por California y por San José, ya tienes un lugar que visitar. Mientras tanto, aquí te dejamos una visita virtual por la casa:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here