A través de la historia todas las naciones han tenido un ejército o algún tipo de fuerza militar. La historia de hombre ha sido violenta y muchas naciones se medían por la fuerza de estos ejércitos y los soldados que los componían. También eran importantes las habilidades de salir con éxito del campo de batalla en cualquier circunstancia. Aun con tantos ejércitos diferentes, siempre acaban destacando algunos sobre los otros. Hoy en día muchos de estos antiguos guerreros son ya legendarios y todo el mundo les recuerda. Eran feroces y grandes luchadores.

Hablaremos de los mayores guerreros que ha tenido la historia, pero sin un orden determinado. Al haber existido en distintas épocas no es lógico hacer comparaciones entre ellos. Lo único que debemos saber es que durante un tiempo el solo pronunciar su nombre conseguí insuflar miedo a sus enemigos.

Los caballeros medievales

foto-1

Los primeros caballeros aparecieron en el siglo VIII, pero no fue hasta el siguiente siglo donde se hicieron una parte importante de la sociedad. Muchos caballeros y nobles consiguieron grandes riquezas y tierras como premio a sus servicios militares y misiones realizadas. La idea que tenemos de estos caballeros medievales es que iban con su armadura, montados a caballo y llevando una larga lanza. Sin embargo, estos caballeros podían variar mucho dependiendo la época de la edad media.

Para poner un ejemplo, un caballero normando luchando en tierra sagrada tenía un equipamiento al usado en Europa. Las armaduras fueron evolucionando con el paso del tiempo. El principio estas armaduras no cubrían todo el cuerpo. No fue hasta el siglo 16 cuando estas armaduras enteras se hicieron populares. Normalmente como arma principal llevaban su lanza, dejando su espada como arma secundaria.

Aun con estas diferencias entre caballeros medievales en distintas épocas, tenían fama de ser unos guerreros temerarios. Conocían varias técnicas de combate, las cuales dominaban perfectamente. Sin estos conocimientos, no eran nombrados caballeros en primer lugar. Era algo que se tenían que ganar.

Los Arqueros Mongoles

foto-2

Los jinetes mongoles son legendarios por su control sobre un caballo. Sus habilidades en el combate a caballo también eran muy conocidas. Básicamente estos guerreros se pasaban la mayor parte del tiempo cabalgando hasta el punto que su montura se convertía en una extensión de sí mismos. La precisión que tenían con sus arcos y flechas yendo al galope también parecía sobrenatural.

Otra de las ventajas que tenían estos guerreros es que se movían muy rápido. Solían ir ligeros de equipaje y podían moverse grandes distancias para la lucha. Esto les hacía más peligrosos aun.

Los soldados de arco largo inglés

foto-3

En este caso es el arma usada lo que dio tanta fama a los batallones ingleses en varias batallas. Una de las más significativas fue la batalla de Agincourt, donde los arcos largos ingleses demostraron su eficacia. Era un arco grande de unos dos metros de largo y muy poderosa. Era usada por soldados profesionales que tenían que ser bien entrenados para usar estas armas. Esto era debido a que no era un arma fácil de usar. Se necesitaba fuerza y destreza.

El arco largo inglés tenía una forma particular de ser usada. En lugar de mantener la mano izquierda quieta y estirar la cuerda con la derecha, la mano derecha no se movía. Para flexionar el arco se usaba todo el peso del cuerpo hacia delante. Dicho de otra manera, se doblaba la madera del arco en lugar de la cuerda.

Los ballesteros genoveses

foto-5

La republica de Génova tenía un cuerpo militar de ballesteros que era bien conocido. Eran realmente mercenarios que podían trabajar para los genoveses o para otros gobernantes. Eran profesionales con gran capacidad para la lucha y eran además muy numerosos. Fueron contratados sobre todo para la fuerza naval de Génova. Las leyes exigían que hubiera un número mínimo de estos ballesteros en los galeones. Se cree que esto fue uno de los motivos por los que la fuerza naval tuvo tanto éxito militar y económicamente.

Los ballesteros también iban provistos de largos escudos que les protegía. Manejar una ballesta era más fácil que un arco largo ya que se necesitaba mucha menos fuerza. Aun así, tampoco era fácil usar este tipo de ballestas medievales.

Los espartanos

foto-6

Podemos decir que todo el mundo conoce Esparta gracias a películas como “300”, y es cierto que eran guerreros de primera. Esparta era una ciudad – estado de la antigua Grecia. Lo que hacía que Esparta fuera diferente de las otras ciudades – estado era que estaban totalmente dedicados al entrenamiento militar. Al igual que las otras localidades de Grecia, usaban un sistema de falanges para entrar en combate. Sin embargo, gracias a su intenso entrenamiento eran los mejores.

Los guerreros espartanos tenían unos soldados a los que había que temer. Sin embargo, en la antigua Grecia Esparta era sobre todo admirada por su sistema educativo, constitución, sistema económico y cultura. También tenían una gran diplomacia aunque fueran sobre todo guerreros. Su música y danzas eran bien conocidas y respetadas en todas partes, lo cual nos indica que no estaban siempre luchando o metiéndose en guerras.

Los inmortales

foto-7

Cuando decimos los inmortales no hablamos de la película protagonizada por Christopher Lambert y Sean Connery. Los llamados los inmortales fueron un ejército de infantería de diez mil soldados, los cuales eran de la guardia imperial y lucharon para el imperio persa. Se podía decir que eran las fuerzas especiales de este imperio (en la película “300” también salen). Ser nombrado un inmortal era todo un honor para el soldado y no era nada fácil.

Se les daba el nombre de inmortales porque cuando alguno de los 10,000 guerreros era herido o moría, era rápidamente reemplazado por otro guerrero. Esto visto desde la perspectiva del enemigo les hacía creer que no podían morir y siempre había el mismo número. Pensaban que los muertos en combate podían resucitar.

Este ejército de élite estaba muy bien equipado. Una de las cosas que destacaba era su dorada armadura, aunque lo que más peligrosos le hacía eran las armas que portaban. Llevaban lanzas cortas, un espada y varias dagas. También podían llevar arco y flechas.

Los guerreros maorí

foto-8

Los maoríes eran bien conocidos por su valentía y rudeza en el combate. Las unidades de combate solían ser pequeñas, con solo unos cientos de guerreros por grupo. Algunas veces ni siquiera llegaban a los cien miembros en el grupo. Aunque la mayoría eran hombres, también podía haber mujeres en las unidades de combate. En algunos casos y dependiendo de la batalla, las unidades se podían unir bajo el mandato de un solo jefe.

El sistema de combate era el de guerrilla y realizar emboscadas. Solían elegir el amanecer para los ataques y eran muy rápidos, despareciendo de la misma manera que aparecían. Por supuesto, la espesa vegetación de Nueva Zelanda les ayudaba mucho. Las armas que llevaban era una porra hecha de madera o hueso que podía golpear con gran fuerza. Los tenían de varios tamaños dependiendo del combate.

Los temibles vikingos

foto-9

¿Quién no conoce a los terribles vikingos que asolaron Europa durante cientos de años? Fueron los dueños de los mares durante mucho tiempo, aunque hay muchas de las cosas sobre ellos son algo exageradas. Originalmente los vikingos no eran esos temibles guerreros que conocemos ya que se dedicaban a pescar o cuidar sus granjas. Sus incursiones en otros territorios se limitaban a ciertas épocas del año.

Por otro lado, la palabra vikingo no se refiere a una sola raza. Eran todo un conjunto de grupos independientes del norte, los cuales solían tener rivalidades entre sí. Sus armas eran largas espadas que pasaba de una generación a otra, hachas y lanzas.

Las legiones romanas

foto-10

La imagen de un legionario romano puede que sea la más reconocida por todos cuando hablamos de antiguos guerreros. Al igual que comentábamos de los caballeros medievales, su indumentaria y equipamiento varió dependiendo de la época en la que estaban. Para poner un ejemplo, había soldados romanos imperiales y soldados romanos republicano. Las armas también evolucionaron buscando siempre una mayor eficacia en el combate. Una de las armas más características de los legionarios romanos era la espada corta.

Una de las técnicas que más se conoce de las legiones romanas es sin duda sus formaciones de combate casi impenetrables. Esto unido a su tremenda preparación con las modernas técnicas de guerra romana, les hacían ganar batallas con todo tipo de enemigos. La duración del servicio militar en las legiones romanas era de 25 años y había que ser ciudadano romano para hacerlo. La recompensa después del servicio era grande. Aparte de eso, siendo miembro de estas legiones también les daba muchos privilegios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here