Una de las grandes preguntas que unos afirman y otros desmienten es el calentamiento global. ¿Existe de verdad el calentamiento global? Por desgracia las evidencias nos muestran que si es algo que está ocurriendo. Ya se ha podido ver que nuestro planeta ha ido aumentando su temperatura desde hace años y los polos Norte y Sur están dando muchas señales de lo que está pasando. Desde los años noventa el nivel de hielo en el Ártico se ha visto reducido en un 40 por ciento, y continúan bajando de una forma alarmante. Ya es imposible negarlo o poner excusas ya que es una realidad que nos afecta a todos. Los glaciares se derriten nos guste o no.

Si la velocidad continua de esta manera se calcula que los niveles de los mares y océanos subirán mucho. Esto podría poner a todas las ciudades costeras en riesgo. Serían muy vulnerables a cualquier desastre natural o futuros cambios de clima. Por otro lado, muchos se preguntan que si los glaciares se derriten qué podremos encontrar debajo de todo ese hielo. Se puede decir que habría descubrimientos que dejarían a todos con la boca abierta. Estas son algunas de las cosas que podremos descubrir debajo de los grandes bloques de hielo.

1 – Restos de dinosaurios

Una de las cosas que podremos descubrir son restos congelados de dinosaurios. El tipo de dinosaurio es algo que no se tiene muy claro pero se piensa que nos podemos llevar más de una sorpresa. No es que encontremos velociraptores o tiranoaurus como en la película “Parque Jurásico”, pero se encontrarán especies que serán muy interesantes para la arqueología. El Ártico tiene unos 45 millones de años y los animales que se encuentran enterrados bajo el hielo son innumerables. Aparte de esto, debido al hielo se piensa que muchos deben estar en un estado casi perfecto. De hecho, se piensa que se podrían encontrar especies no conocidas todavía por el hombre.

2 – Podrían aparecer algunos submarinos rusos

Se sabe que la armada rusa es la más experta en navegar por al Ártico. Desde la primera guerra mundial Rusia ha demostrado que es el que mejor navega por las zonas más frías del planeta. No hay otra armada que opere con tanta eficacia en un entorno de un frío tan extremo. Uno de los puntos fuertes de la armada rusa son sus submarinos nucleares. Son increíbles en surcar las aguas bajo espesas placas de hielo y así no ser detectados por radares o aviones. Con los deshielos estos submarinos rusas tendrán que cambiar su lugar de operación.

3 – Residuos nucleares bajo el hielo

Una de las ideas más estúpidas que ha tenido el ser humano es echar sus residuos tóxicos nucleares en el Antártico. Los restos nucleares se suelen enterrar bajo el suelo a mucha profundidad pero algunos países eligieron el Antártico para enterrar estos peligrosos residuos. Uno de los casos más conocidos fue el de una base militar norteamericana en Groenlandia con un reactor nuclear que fue abandonada. El reactor quedó expuesto a los elementos y finalmente tuvo una avería. La radioactividad empezó a filtrarse y contaminó una gran zona helada. Rusia y Japón también han tomado parte en este tipo de contaminación.

4 – También se encontrarán cuerpos muertos

Durante años muchos exploradores quisieron descubrir los secretos del polo Norte y el polo Sur. Muchos se quedaron atrapados en el hielo y acabaron sus vidas congelados. De hecho, se piensa que hay cuerpos de mucho antes que siguen petrificados bajo capas de hielo en los polos. Los cuerpos podrían estar increíblemente preservados. Serían cuerpos que tienen miles de años y nos pueden dar mucha información de nuestros ancestros.

5 – También hay meteoritos que están ocultos bajo el hielo

Son muchos los meteoritos que se han estrellado contra la Tierra y la gran mayoría se desmenuzan en miles de pedazos. En algunos casos los meteoritos son tan grandes que quedan grandes porciones de roca sobre la superficie de nuestro planeta. Se piensa que bajo los glaciares existen una gran cantidad de estas rocas que han caído a lo largo de los siglos. En el caso de los meteoritos caídos en el hielo, el meteorito queda preservado de  una forma increíble y nos pueden dar mucha información.

6 – El descubrimiento del paso del Norte

Durante siglos los exploradores han intentado encontrar un supuesto paso entre el océano Atlántico y el Pacífico por el Ártico. Al final se descartó la búsqueda porque era demasiado peligroso y arriesgado intentar encontrar dicho paso. Si algún día los glaciares se derriten muchos comenzarían de nuevo la búsqueda. Encontrar un paso entre estos dos océanos sería revolucionario para el comercio de todo tipo. El camino por mar entre varios puntos sería mucho más rápido, barato y se podrían usar barcos más grandes para hacer estos viajes.

7 – No todo lo encontrado sería bueno

Por desgracia, también nos encontraríamos con cosas que no son aconsejables. Incluso en el Ártico o el Antártico existen virus que pueden ser peligrosos para la humanidad. Se piensa que muchos de ellos siguen bajo toneladas de hielo en estado de durmiente y que podrían seguir siendo peligrosos. No es algo para tomarse a broma. Recientemente hubo un brote de Ántrax en Siberia que mató a dos mil renos y puso enfermas a quince personas. Esto fue en medio de una zona totalmente cubierta de hielo. ¿Cómo pudo ocurrir el contagio?

Se descubrió que la infección se originó por el cadáver de un reno que había estados más de un siglo enterrado en el hielo. Al derretirse el hielo el Ántrax pudo liberarse y contagiar a otros renos de la zona. Los virus y bacterias pueden resistir mucho más de lo que pensamos y atacar en cuanto menos lo esperamos. Otro motivo por lo que hay que tener cuidado de lo que hay debajo de los glaciares.

8- Si los glaciares se derriten podremos ver barcos muy antiguos

Los naufragios han sido parte de nuestra historia desde hace muchos años. Son muchos los barcos que se aventuraron a investigar el Ártico y el Antártico, pero no todos los consiguieron. Muchos se quedaron por el camino, tal como hemos comentado en la sección de los muertos que se han quedado por el camino. Los valientes que decidieron buscar el paso del Norte comentado antes perdieron su vida en estos barcos que quedaron varados en medio de un océano de hielo. La mayoría murieron de frío y de hambre al no poder proseguir el viaje. Según han llegado los deshielos, algunos barcos ya han sido encontrados en los últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here